26|11|2022

Factor UBA: miles de millones de razones de un apoyo radical al Presupuesto

23 de septiembre de 2022

23 de septiembre de 2022

El diputado Yacobitti dio un respaldo inesperado que generó malestar en JxC. El financiamiento de la universidad porteña, en el centro de las sospechas.

Una semana después del ingreso a la Cámara de Diputados del proyecto de Presupuesto 2023,  el diputado Emiliano Yacobitti se transformó en el primer integrante de Juntos por el Cambio en hacerle un guiño negociador al oficialismo. El legislador del bloque Evolución Radical lo hizo el 21 de septiembre, durante el comienzo de la primavera y en pleno día del estudiante. Su posición sorprendió a sus pares. Despertó la bronca de algunos y la desconfianza de otros. Reveló que, junto al cronograma pactado para tratar el texto durante octubre, avanza una silenciosa exploración de coincidencias a los dos lados de la polarización que divide al recinto para evitar que se repita el naufragio del año pasado. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El diputado es uno de los motores políticos del cisma que dividió al bloque de la UCR en dos partes. Desde diciembre pasado, la bancada tiene un sector conducido por Mario Negri, que cuenta con 33 voluntades, y otro encabezado por Rodrigo De Loredo, que cuenta con 12 bancas. En ese espacio, Yacobitti, histórico dirigente de Franja Morada, tiene la voz más influyente. Desde hace tres meses, también es el vicerrector de la Universidad de Buenos Aires y uno de los dirigentes más importantes del radicalismo porteño junto al senador Martín Lousteau y al exministro y empresario Enrique Nosiglia

 

Yacobitti usó su cuenta de Twitter para blanquear su posición. "La grave crisis que atravesamos nos obliga, más que nunca, a ser prudentes y analizar cada detalle de la ley con responsabilidad. En ese sentido me parece oportuno destacar algunas cuestiones de suma importancia", escribió el legislador y dio un paso más: "Destacamos la vocación que ha tenido el gobierno para informar y explicar la elaboración del Presupuesto. El ministro Sergio Massa expondrá el 28 de este mes y posteriormente lo harán los distintos funcionarios". Tras el gesto que le dedicó al jefe del Palacio de Hacienda, el diputado fue al grano y pateó el hormiguero de JxC e incluso de su propio bloque. "Tras analizar la ley destacamos, en primera instancia, que las variables macroeconómicas son más razonables que las presentadas en el Presupuesto anterior, lo que posibilitaría que podamos contar con una aprobación en general", aseguró. 

 

Según pudo reconstruir este portal, el mensaje fue emitido luego de una reunión con Lousteau. Apenas comenzó a circular la noticia, cayó pésimo en una parte de los dos bloques radicales, pero sus principales exponentes económicos prefirieron guardar silencio. "No es una posición unánime del bloque, solamente lo plantea desde su punto de vista con algunos apoyos", se excusó un socio del bloque Evolución Radical que consideró el mensaje como una decisión apresurada. 

 

¿Qué llevó a un radical muy experimentado a lanzar un pronunciamiento público cuando la alianza que integra no definió nada al respecto? En los pasillos del segundo piso del Palacio, algunos conocedores de las necesidades del radicalismo sostienen que no hay internismo, sino pragmatismo. 

 

La atención está concentrada en la negociación que gira en torno al artículo 12 del proyecto enviado por el Ejecutivo, que define el crédito para financiar a las universidades nacionales con una partida de 752.482,3 millones de pesos. Dentro de esa inversión en educación superior, la Universidad de Buenos Aires recibirá el año próximo, de prosperar el proyeco, 121.623,6 millones de pesos. 

 

Si el radicalismo universitario mira con detenimiento la distribución de esas partidas para cada una de las unidades académicas nacionales, la dirigencia de la UCR porteña tiene la lupa puesta en la plata que irá a parar a la UBA. "Es Yaco el encargado de negociar las partidas para nuestra universidad y no lo hace sólo, porque está el equipo financiero del rectorado, pero su rol es clave", confió una fuente de la histórica casa de estudios que se animó a contar el contorno de un intercambio que es eludido en Diputados. 

 

"Al mismo tiempo, nuestros equipos económicos siguen trabajando en el análisis detallado de cada uno de los artículos con el fin de lograr y consensuar la mejor ley posible para todos los argentinos", es la última frase que escribió Yacobitti para completar el hilo de tuits que incomodó a sus correligionarios. También enfureció a algunos, pero a molestia no los llevó a romper el silencio que se impusieron. Saben que hay muchos millones en juego dentro de la planificación económica de un año electoral donde la conyuntura universitaria es una glándula muy sensible para todas las geografías del radicalismo.

 

En esa negociación, Yacobitti no está sólo. Lo secundan una mujer y un hombre que tuvieron un paso clave por la Secretaría de Políticas Universitarias durante la presidencia de Mauricio Macri. Por esa ventanilla del Ministerio de Educación, que tiene en sus manos la interlocución con la autonomía universitaria, pasó la diputada Danya Tavela. Es otra de las 12 figuras del bloque Evolución Radical. Condujo la secretaría luego de dejar el rectorado de la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (UNNOBA). Desde La Plata, también interviene el diputado provincial Pablo Domenichini, que es rector de la Universidad Nacional Guillermo Brown, con sede en Adrogué. También pasó por la SPU y sucedió a Tavela. Ahora construye su candidatura a intendente de Esteban Echeverría.