23|11|2022

¿Se rompe? Arde la UCR en Diputados

03 de diciembre de 2021

03 de diciembre de 2021

Sin acuerdos por la presidencia del bloque, el sector de Yacobitti endurece su postura contra Negri. Ritondo se frota las manos. El lunes, reunión clave.

Un grupo de diputados y diputadas del radicalismo, liderados por Emiliano Yacobitti, amenazó con dejar el bloque de la UCR, conducido por Mario Negri, si no llegan a un acuerdo para quedarse con la presidencia del interbloque de Juntos por el Cambio (JxC). Ese sillón también es ocupado por el titular de la bancada radical. Las diferencias se cristalizaron en una extensa reunión donde no llegaron a un acuerdo. Desde entonces, según confiaron a Letra P, los integrantes del espacio Evolución-UCR se preparan para anunciar la separación este lunes, en la reunión formal que tendrá el bloque. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La reunión se realizó este jueves en el segundo piso del Palacio del Congreso. Por el sector que respalda a Negri estuvieron Karina Banfi, Miguel Bazze y Ricardo Buryaile. En representación de Evolución se sentó Yacobitti, secundado por Dolores Martínez y Alejandro Cacace. Ante el reclamo de la presidencia del interbloque,  el rechazo de Negri fue porque "no estaba al alcance del bloque". Con la nueva composición de la Cámara, el PRO está en condiciones de reclamar ese cargo y poner a Cristian Ritondo, quien está dispuesto a ocupar el lugar si la discusión del radicalismo no se resuelve, pero también acuerda con la continuidad de Negri. 

 

En el encuentro mencionaron ese punto y recordaron que, a diferencia del Senado, en el reglamento no existe la figura del jefe de interbloque y por eso podría quedar en manos de un presidente de bloque, que tiene estructura y distintas potestades clave, como poder participar de las reuniones de labor parlamentaria. 

 

En la mesa también informaron que hay un acuerdo entre Negri, Ritondo y su par de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, para que el interbloque sea encabezado por un jefe de bloque. Así se cerró la negociación, que tuvo como antecedente el revés que tuvo Yacobitti el martes, cuando Negri exhibió la lista de 27 adhesiones que reunió para continuar en la conducción del bloque que tiene 45 bancas. El legislador de Evolución juntó 15 respaldos y sacó una dura advertencia: "El radicalismo ha sido artífice central del triunfo de JxC. Lo ha hecho a partir de interpretar a una sociedad que pide modificaciones profundas en las prácticas de la dirigencia política. La conducción de nuestros bloques y las vocerías que los representan deben ser, entonces, el reflejo de lo validado por la sociedad en las elecciones. Es el momento de ratificar esa renovación" sostuvo el comunicado firmado por Danya Tavella, Pamela Verasay y Rodrigo De Loredo. También suscribieron Alejandro Cacace, Dolores Martínez y Carla Carrizo, entre otros. 

 

El planteo que Yacobitti hizo el jueves buscó revertir una derrota numérica que no está dispuesto a reconocer porque sostiene que son las elecciones las que definen esos liderazgos y no las actas de adhesiones. "Ellos no tienen en cuenta los resultados electorales, sino sólo el tema de las firmas. Negri dice que tiene más que la mitad de los integrantes del cuerpo y eso es todo, aunque haya perdido las PASO en su provincia", disparó uno de los diputados que respalda a Yacobitti y que estima un futuro bloque de 12 integrantes. 

 

Los cruces se multiplicaron con el correr de los días en medio de un clima de desconfianza interna. Quienes respaldan a Negri consideran que la disputa "no es por un tema de cargos, porque nunca se les ha dicho que no a sus planteos". Algunos creen que es una estrategia para posicionarse dentro del bloque, terciar en todas las discusiones de JxC y tener una interlocución directa con el oficialismo. Ése es el punto de fuga de las principales sospechas que laten dentro del bloque radical y que podrían salir a la luz si la reunión formal del bloque, prevista para el lunes, concluye con una fractura. 

 

Si nace un bloque radical disidente, el interbloque de JxC tendrá una composición distinta porque también contará con el bloque que liderará el extitular de la Cámara baja, Emilio Monzó, y estará integrado por Sebastián García De Luca, Domingo Amaya y Margarita Stolbizer (GEN). Esa bancada estará dentro de JxC pero implica la salida formal de dos diputados del bloque del PRO, con chances de sumar otros monobloques provinciales que integran el interbloque, como el sanjuanino Marcelo Orrego o el riojano Felipe Álvarez. El espacio tendrá a través de Monzó una gravitación importante sobre el radicalismo, que podría tomar otro calibre si articulan con el eventual bloque de Evolución-UCR.

 

El encuentro de este jueves fue el ultimo capítulo de un tironeó que recrudeció el sábado pasado, durante el acto que encabezó Elisa Carrió por los veinte años de la Coalición Cívica. La exdiputada le habló a todos los diputados y las diputadas de JxC y se metió en la interna del partido que abandonó en 2001. Lo hizo para respaldar a Negri, pero desató una tormenta que aceleró las disputas por las autoridades parlamentarias que se definirán el 7 de diciembre, cuando hayan jurado los legisladores y legisladoras electas. "Sepan lo que eligen en la presidencia de los bloques. Yo no me fui de un partido (por la UCR) que tenía corruptos para venir a hablar con los hijos privilegiados de esos corruptos, que manejaron Medicina o la Franja (Morada) de Ciencias Económicas con la mayor corrupción que se conoce en la historia", lanzó Carrió para castigar a Yacobitti, formado en el radicalismo universitario y de estrecha relación con el exministro y empresario Enrique Nosiglia y el senador Martín Lousteau