X

Los puentes que tiende Rodríguez Larreta con los movimientos sociales

Quiénes son los funcionarios porteños que custodian la relación del alcalde con referentes y agrupaciones vinculadas al Frente de Todos. Los canales con el Gobierno. El almuerzo con Pérsico y Navarro.
Por 24/01/2020 16:32

“¿Viene?”, preguntó Fernando “el Chino” Navarro, sorprendido de ver por televisión a Horacio Rodríguez Larreta entrar a las oficinas de Puerto Madero que albergaron a Alberto Fernández y su equipo antes de la mudanza a la Casa Rosada. Habían pasado pocos minutos del mediodía del viernes 6 de diciembre de 2019 y en las redes sociales y la TV se repetía la imagen del jefe de Gobierno y Diego Santilli con el entonces presidente electo. La pregunta de Navarro era lógica, porque parecía que los tiempos no daban. “En breve va a estar acá”, le respondieron Juan Maquieyra y María Migliore, los dos funcionarios porteños que se afirman como los puentes del PRO con los movimientos sociales en la nueva era política: con el peronismo en la Nación y la provincia de Buenos Aires y con un Larreta sin Mauricio Macri y María Eugenia Vidal como vecinos. Minutos después, el alcalde se sentó a la mesa y almorzó en Chacarita con Navarro y Emilio Pérsico.
 


Los dirigentes del Movimiento Evita esperaban al jefe de Gobierno en el asentamiento conocido como Barrio Fraga, a metros de la Estación Lacroze del Tren Urquiza. Hubo una breve recorrida por las casas y calles que el Gobierno porteño urbanizó en la zona y luego la charla de relacionamiento. Cuando el diálogo viró a la política, Larreta fue al punto: les pidió trabajar juntos y que lleven propuestas para coordinar desde la administración capitalina. Hubo una propuesta concreta que consiste en que la Ciudad ofrezca lugares para que la CTEP pueda establecer sus ferias. Por esas horas, Larreta definía su estructura organizativa y creaba la Subsecretaría de Economía Popular. El alcalde llegaba a la reunión con un guiño a los movimientos sociales bajo el brazo.

La conexión entre el Evita y Rodríguez Larreta la gestaron Migliore y Maquieyra, ministra de Desarrollo Humano y Hábitat y presidente del Instituto de Vivienda, respectivamente. Politólogos egresados de la Universidad Católica Argentina (UCA), con inserción en los barrios y camino recorrido junto a los curas villeros, son el nexo con las agrupaciones y los referentes, tanto con las vinculadas con el Frente de Todos como con las que tienen menos diálogo con el gobierno de Fernández y el kirchnerismo.

 

 

Rodríguez Larreta articula con estos referentes en señal de apertura y una diferenciación con Macri. Si bien el expresidente contaba con Carolina Stanley para, desde el Ministerio de Desarrollo Social, apaciguar los ánimos en medio del ajuste económico y una inflación galopante que encarecía los productos básicos, también daba rienda suelta para que Patricia Bullrich agitara la relación con las organizaciones al punto de poner en jaque el esquema dialoguista del jefe porteño a la hora de reprimir la protesta social. El exministro de Seguridad Martín Ocampo y sus funcionarios, como también Santilli, pueden dar fe de las presiones de sus pares nacionales durante la gestión Macri ante cada piquete en la Avenida 9 de Julio.

 

 

Uno de los más apuntados por el macrismo fue Juan Grabois, que protagonizó varios cruces con la Casa Rosada macrista. Sin embargo, el líder de la CTEP tiene un vínculo respetuoso con Rodríguez Larreta. A instancias de Migliore y Maquieyra, los cuatro recorrieron la urbanización de la Villa 20, dentro de la Comuna N°8, que registra el índice más bajo de ingresos per cápita de la Ciudad de Buenos Aires, según la Dirección de Estadísticas capitalina. Al igual que con Pérsico y Navarro, el jefe de Gobierno tuvo un mano a mano con Grabois, donde cruzaron diálogo e información sobre el trabajo de los recuperadores urbanos.

En un plan acumulador y con la mirada puesta en su aspiración presidencial, el jefe de Gobierno arrancó el segundo mandato con una agenda cargada de reuniones con dirigentes, referentes y líderes de distintas extracciones políticas. Como contó Letra P, el miércoles merendó con Margarita Stolbizer, mientras transita con total cordialidad el vínculo con el gobierno de Fernández.

 

 

Al mismo tiempo, Larreta tiende puentes y ofrece propuestas de trabajo conjunto con las organizaciones sociales, consciente de que no todos los referentes tienen la misma llegada a la nueva Casa Rosada. Son varios los popes de los movimientos sociales que, a pesar de la discusión ideológica y política, prefieren y necesitan mantener aceitada la relación tanto con el PRO como con el peronismo.