X

Defendió al expresidente en un zoom con la dirigencia santafesina de Cambiemos. Dijo que la intervención de Vicentin es un “avasallamiento”. Plan despegar.

Por 03/07/2020 10:37

Todo lo que no dice en la discusión pública, el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Horacio Rodríguez Larreta, lo soltó en un Zoom con la dirigencia santafesina de Juntos por el Cambio. De la mano del diputado nacional Federico Angelini, Larreta defendió al expresidente Mauricio Macri en el escándalo de espionaje ilegal que involucra a la AFI PRO y atacó al presidente Alberto Fernández por el caso Vicentin.

“Confío en que Mauricio no tiene nada que ver”, remarcó Larreta ante unos 500 dirigentes cambiemistas, al tiempo que explicó que su decisión de presentarse como querellante en la causa, que hasta este viernes llevaba adelante el juez Federico Villena, fue acordada dentro del espacio opositor, incluso con el expresidente.

El apoyo de Larreta a Macri coincide con su plan, relevelado por Letra P esta semana, para tomar distancia del oficialismo nacional y del bonaerense, con los que mantiene una buena convivencia forzoza desde el inicio de la pandemia que le genera turbulencias al interior de la alianza opositora.

 

 

Por otro lado, Larreta consideró que el proceso de intervención y posible expropiación que lanzó el gobierno nacional para Vicentin es un “avasallamiento”, en lo que significó su primera manifestación sobre el tema.

Hasta el momento, el jefe de Gobierno porteño se desviaba poco y nada de la agenda del coronavirus, donde coordina acciones con Fernández y el gobernador Axel Kicillof. Pero el martes, en ese espacio virtual, se prendió a las consultas de los militantes y dirigentes y dejó varios títulos.

 

 

Tras dos cancelaciones previas, Angelini pudo lograr su cometido. Sentó a su lado a Larreta así como antes había hecho con Patricia Bullrich y María Eugenia Vidal. El vicepresidente nacional del PRO, de paso, movió una ficha dentro de su terruño al sentar a su lado a la diputada nacional radical Ximena García, cercana al exembajador Mario Barletta.

El Zoom, que se extendió por unos 50 minutos, tuvo una breve introducción de Larreta, en la que explicó su trabajo coordinado con la Nación, aunque aclaró que la relación entre ambos Estados era “estrictamente sanitaria”.

Por otro lado, reveló que mantiene un “contacto permanente” con Macri, a quien reconoció como el líder de Juntos por el Cambio.

 

 

A la vez, exhortó a los santafesinos a “pensar en cómo ganar elecciones”. En una provincia en la cual el socialismo tiene un peso específico no menor, recordó su construcción política en la Ciudad de Buenos Aires, en la cual cobija al PS. En ese sentido, a sabiendas de que es “difícil”, exhortó a la dirigencia a ampliar las fronteras de la oposición y entablar acuerdos con el socialismo y parte del peronismo de cara a 2023.

En Santa Fe, la chance de conformar un frente XXL entre el PRO, el PS y la UCR es un debate abierto en la oposición al peronismo que gobierna. El radicalismo, en todos sus actores y actrices, es el que impulsa la idea con mayor fuerza. El socialismo por ahora la rechaza.