X

El gobernador compartió un Zoom con el sector que lidera el concejal López Molina. Señales al socialismo y al oficialismo amarillo santafesino.

Por 06/06/2020 12:00

Más de dos horas de una sorpresiva reunión compartieron este viernes el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y el sector provincial de Cambiemos que lidera el edil rosarino Roy López Molina. Tienen un objetivo político común: evitar que se cocine un frente XXL en la oposición. “Somos aliados institucionales”, definió uno de los participantes de del encuentro vía Zoom.

Hace unos 45 días que López Molina le pidió al exdiputado provincial Germán Mastrocola que active sus contactos con el perottismo para concretar el encuentro. Después de un parate en las gestiones, la chance se abrió la semana pasada y se realizó, finalmente, en la noche de este viernes.

 

 

El rafaelino acudió solo y de la otra parte, además del concejal, estuvieron el diputado nacional Luciano Laspina, el exdiputado provincial UCR Sergio Más Varela, los ediles Agapito Blanco, Marcelo Megna y Renata Ghilotti y otros y otras dirigentes de diversos puntos de la provincia.

López Molina le contó a Letra P que el encuentro se extendió “mucho más de lo previsto” y repasó un temario variado que incluyó salud, seguridad, transporte y las actividades habilitadas en el marco de reapertura que experimenta Santa Fe.

 

 

Para el sector macrista, el encuentro se inscribe en una suerte de rol institucional, que ya se empezó a mostrar a mediados de abril, cuando el concejal y compañía se reunieron con el intendente rosarino Pablo Javkin para recorrer un centro de aislamiento.

Acercarse a los actores que tienen responsabilidades de gestión implica, para López Molina, distanciarse de un eje que, a su entender, no practica una oposición responsable y solo busca ponerle obstáculos a las gestiones de ambos niveles.

En ese sentido, el edil rosarino pone por encima de todos al socialismo, que “nada aprendió de la derrota”.  Ahí es donde comparte objetivo político con Perotti y con Javkin. Pero López Molina cocina, a la par, su juego en la interna de Cambiemos y el PRO en particular.

 

 

Un encuentro con Perotti le sirve para enviarle un mensaje al presidente provincial de los amarillos Federico Angelini que, a su entender, ya tiene más que avanzado el armado no peronista que reúna al PRO con el socialismo y el radicalismo. El llamado “frente de frentes” o frente XXL.

Perotti también aprovechó la oportunidad. Desde Cambiemos aseguran que no terminarán juntos en una coalición, pero por el momento despuntarán el vicio del “objetivo común”.