X

Susana Martinengo fue capturada junto a otras 21 personas vinculadas a la AFI macrista. Están acusados de espiar a funcionarios, políticos y empresarios.

Por 30/06/2020 9:59

Susana Martinengo, ex secretaria de Mauricio Macri durante su paso por la presidencia de la Nación, fue detenida junto a otras 21 personas por orden del juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena. Están acusados de formar parte de una red de espionaje ilegal que espiaba a funcionarios, políticos y empresarios.

Martinengo fue secretaria de Documentación Presidencial durante el gobierno de Macri. Fue capturada junto al ex jefe de Contraingeligencia de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Diego Dalmau Pereyra.

Villena detuvo a Martinengo, Dalmau Pereyra, los ex agentes de la AFI Jorge Sáez y Leandro Araque en esa investigación, según informaron a Letra P fuentes judiciales. En tanto el agente Facundo Melo se entró en sede judicial.

 

 

El listado se completa con Emiliano Matta, María Mercedes Funes Silva, María Fermani, Daiana Baldassarre, Denisse Tenorio, María Sáez, Jorge Ochoa, Andrés Rodríguez, Gustavo Ciccarelli y Juan Carlos Rodríguez, entre otros.

Las órdenes de detención se libraron a primera hora de la mañana de este martes, informaron las fuentes. Villena también ordenó apresar a Martín Terra, otro ex agente de la AFI y ex pareja de Analía Maiorana, la actual esposa del vicejefe de Gobierno porteño Diego Santilli. Entre los detenidos hay ex agentes de la AFI, ex policías de la Ciudad de Buenos Aires y empleados del Gobierno porteño y del Ministerio del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad.

 

 

Los ex agentes de la AFI detenidos integraron el llamado grupo "Súper Mario Bross", que formaron en el sistema de mensajería WhatsApp para intercambiar información sobre sus "objetivos" de vigilancia.

Villena investiga el presunto espionaje ilegal desde la AFI a funcionarios, entre ellos a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, al ex Intendente de La Plata Pablo Bruera y al Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quienes se presentaron como querellantes en la causa. También se espió a ex funcionarios kirchneristas detenidos en la cárcel de Ezeiza por distintas causas penales, empresarios, al periodista Hugo Alconada Mon y a los sindicalistas como Pablo y Hugo Moyano y periodistas.

 

 

FUNDAMENTOS. En la resolución en la que ordenó las detenciones, Villena advirtió que "la magnitud de la estructura ilícita reseñada, cuya inserción abarcaría distintos ámbitos del Estado Nacional, Provincial y Local, permite presumir que quienes habrían participado en los hechos materia de investigación cuentan con los medios y/o vínculos para eludir la aplicación de la ley penal". Sin mencionarlo, aplicó la doctrina Irurzum que fue utilizada para encarcelar a ex funcionarios kirchneristas, entre los que sobresalen, Julio de Vido y Amado Boudou, entre otros.

El juez advirtió estar ante "una organización criminal con inserción en el Estado Nacional, Provincial y Local, cuyos integrantes cumpliendo diferentes roles estratégicos y valiéndose de su calidad de funcionarios y/o empleados públicos y agentes y/o dependientes de las Fuerzas de Seguridad y/o de la Agencia Federal de Inteligencia, habrían llevado a cabo distintas maniobras ilícitas de carácter indeterminado".

 

 

"Debe tenerse en consideración que, en virtud de la labor que ejercían los imputados, es dable sostener fundadamente que dada su expertise podrían entorpecer el desarrollo del proceso mediante la alteración de elementos de prueba o utilizar sus influencias para sustraerse de sus obligaciones", fundamentó el juez al firmar las órdenes de detención.

Villena aludió a "los profusos elementos de prueba que se encuentran siendo analizados por este Tribunal, permiten inferir que los nombrados mantendrían vínculos con personal de distintas fuerzas de seguridad y sujetos aun no individualizados, que podrían facilitar su injerencia para frustrar la pesquisa".

El juez remarcó que se investigan tareas de inteligencia y/o espionaje ilegal en infracción a la ley 25520 "en distintos períodos y abarcando diversas jurisdicciones".

 

 

Algunas maniobras habrían consistido en "obtener información, producir inteligencia y almacenar datos sobre personas por el hecho de su raza, fe religiosa, acciones privadas, opinión política o de adhesión o pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales, comunitarias", enumeró entre otras.

La investigación se inició a partir de los dichos de un detenido por narcotráfico, Sergio "Verdura" Rodríguez, quien declaró ante Villena que el abogado Facundo Melo, de la AFI, lo contactó para distintas tareas, entre ellas colocar un explosivo en la casa de un ex funcionario del gobierno de Macri para darle un "susto".

Villena abrió una investigación, allanó la casa de Melo y en su teléfono celular secuestrado se detectó la existencia de un grupo llamado "Argentina" en la aplicación WhatsApp que integraban ex agentes de la AFI.

 

 

Posteriormente en otra pericia hecha al celular de otro ex agente investigado se dio con el grupo "Súper Mario Bros" que integraban varios de los ahora detenidos.