X

Astillado

Desentendido de la crisis en Astillero Río Santiago, que depende de su cartera, el ministro de Producción de Vidal se aísla y cosecha malestar intra gabinete. Un perfil con múltiples cuestionamientos.
Por 23/08/2018 16:50

"No sé nada". La socrática respuesta de Javier Miguel Tizado se entremezclaba este miércoles al mediodía con el estruendoso sonido ambiente filtrado en el patio interno de la Gobernación, que, precisamente, motivaba la pregunta de Letra P al ministro de Producción de Vidal: el conflicto en torno al Astillero Río Santiago (ARS). A pesar de que la estatal naval depende directamente de su cartera, el ex Techint se desentendió de los reclamos puestos de manifiesto –represión mediante- por los trabajadores. Mientras transitaba raudamente la explanada de la sede gubernamental en dirección al vehículo que lo trasladaba, post reunión de gabinete, Tizado eludió menciones sobre esta crítica situación y derivó directamente a la mandataria provincial.

Pero no fue sólo un proceder típico de un funcionario que pretende desprenderse de requisitorias de la prensa en escenarios turbulentos. Según pudo saber este medio de fuentes confiables, el tema ARS se abordó en el encuentro de Vidal con sus ministros. Pero Tizado no habló. Esta actitud, sumada a otros frentes de tormenta que se posan sobre su gestión, son a estas alturas un denso caldo de cultivo intra gabinete que ya comenzó a desprender reproches en voz baja de sus pares, poniendo al -también- vicepresidente de Chacarita en una posición de creciente aislamiento.

En efecto, minutos después de finalizada la reunión de gabinete en medio de la manifestación que se desarrollaba puertas afuera en defensa de los 3.300 puestos de trabajo de la estatal naval, el interlocutor vidalista con la comitiva gremial fue un funcionario de segunda línea, el subsecretario de Coordinación Administrativa Alejandro Bottini, quien no ofreció a los trabajadores un encuentro futuro con Tizado, sino con el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas.
 


Estos gestos no tardaron en ser leídos por los gremialistas: "Parece que para Tizado no existe el Astillero en el ámbito de Producción.  Aunque dependa del ministro, creo que hoy lo están manejando otros y no Javier Tizado”, remarcó a Letra P el titular de ATE Ensenada, Francisco Banegas.

Ya sin su padrino político, Francisco “Pancho” Cabrera, en la cartera productiva nacional, el poder de influencia de Tizado en la administración pública bonaerense lisa y llanamente se fue astillando, en sintonía con crecientes críticas internas por su “inactiva” impronta de gestión.

En el caso puntual de ARS, la salida en mayo pasado de Cristian Curto al frente de la estatal naval, representó un golpe erosivo a la figura ministerial. Curto era un hombre del riñón de Tizado, dado que, previo a desembarcar como presidente de Astillero, fue asesor legal del ex Techint cuando era subsecretario de Comercio Interior de la Nación.  

En lugar de Curto, Vidal colocó a un funcionario de confianza de la Casa Rosada: Daniel Capdevila, un ex AySA y otrora directivo de Autopistas Urbanas S.A (AUSA) que, además, es cuñado de un Newman Boy: el secretario de Legal y Técnica nacional, Pablo Clusellas.

Con la llegada de Capdevila, las señales de alerta gremial, ya existentes ante un escenario de parálisis y desinversión, se agudizaron. Días después de que los trabajadores acusaran a Macri de “apología del delito” por repetir los dichos de un empresario que pidió dinamitar los talleres de Ensenada, Capdevila denunció penalmente a un grupo de trabajadores y al gremio ATE por supuesta “administración fraudulenta”, remarcando que “esta nueva administración puso freno a este sistema”, dejando abierta la puerta a interrogantes sobre el paso del delfín de Tizado al frente del Astillero.
 

 

CRISIS PYME. Ya sin poder de decisión sobre la estatal naval que, formalmente, depende de su cartera, Tizado también recolecta reproches desde distintas esquinas del entramado productivo bonaerense. Un aspecto central es la crisis pyme, a partir de la cual empresarios del sector cuestionan la falta de interacción con el ministro de la Producción: "Ningún tipo de diálogo y ningún tipo de respuestas. Estamos cansados", señaló a Letra P el dirigente de Apyme, Julio Jardel.

Tizado fue quien secundó a la gobernadora Vidal en los anuncios de créditos Bapro a tasas blandas para las Pequeñas y Medianas Empresas, los cuales, según pudo constatar este medio, no surtieron efecto: durante el primer mes de lanzado programa, menos de un centenar de firmas requirieron créditos “Pyme Productivo” para inversión, por lo que sólo se otorgaron aquí $75 millones en total, cifra que habla por sí sola si se tiene en cuenta que se anunció un paquete de créditos por "11.200 millones de pesos" destinado "a promover el desarrollo de las 265.470 pymes".
 


“¿De qué créditos blandos me hablan, cuando la mitad de los socios de Apyme tiene el 50% de su capacidad instalada ociosa? No producen porque no hay demanda”. En tanto, sobre el programa “Compre Pyme” lanzado por Tizado, el titular de la Asociación Pyme, Daniel Moreira, sintetizó a este medio: "El problema es que no hay compre". De esta forma, el reclamo central del sector es por la declaración de emergencia. Sin embargo, Tizado insiste en las líneas de financiamiento, ahora vía Banco Nación.

Mientras, el ministro de Producción encorseta su actividad en reuniones con empresarios afines y firmas de convenios de incierta incidencia, rotulando de “turbulencia financiera” un complejo panorama productivo que también envuelve a su compañía familiar, Tubos Trans Electric, ubicada en Córdoba. La seccional de la UOM en esa provincia realizó semanas atrás manifestaciones frente a la empresa de los Tizado por recientes ceses y amenazas de más despidos. Esto, a pesar de haber sido beneficiada con exención impositiva de tributos provinciales días antes.
 


A MAL PUERTO. El complejo panorama productivo bonaerense también tiene su traducción en los cuestionamientos que recibe Tizado desde el ámbito portuario. El caso del Puerto San Nicolás es un caso paradigmático en este sentido. Semanas atrás, el titular de la cartera productiva anunció el avance hacia un consorcio porturario, lo cual no tardó en disparar cuestionamientos atados a sospechas de una “privatización encubierta” del puerto nicoleño enmarcada en una puja de poder entre privados y dirigentes políticos locales.

A días de aquel anuncio, esta terminal portuaria se vio envuelta en una parálisis a raíz de la falta de dragado que perjudicó a los jornaleros que pasaron varios días sin percibir salario. Con un dragado de emergencia para reactivar la operatoria, los interrogantes también surgen por las reformas estructurales prometidas hace meses y el manejo del elevador de granos, con su licitación frenada, aunque con versiones de una posible reactivación a partir de los intereses de una de las grandes cerealeras.
 


En términos generales, y al advertir que “no hay avances en los puertos de la provincia de Buenos Aires, el titular del Sindicato Único de Trabajadores de Administraciones Portuarias (Sutap), Adolfo Barja, rotuló como “lamentable” la gestión del ministro de Producción, y ahondó: “Desde que está Tizado, ¿qué es lo que hicieron? Nada. Pero nada. En los puertos donde estamos nosotros (San Nicolás, Dock Sud, Coronel Rosales) uno se da cuenta que Tizado no tiene idea de lo que es el sistema portuario. Le ha hecho demasiado mal a los puertos”.  

Focalizando en la falta de diálogo, Barja sostuvo: “Desde que está, nunca me pude sentar a charlar con él el tema portuario. Nunca. Él quiere consorcio, y los consorcios son un negocio para los que tienen plata, no para la provincia, y eso a nosotros nos molesta bastante. No hay gestión. No hay categorías. Ni corte de pasto, ni limpieza, el dragado recién ahora en San Nicolás, después de que los barcos se fueron”.  

“Lo que plantean es el vaciamiento pareciera, porque hay algo que sí hace: jubilan a los compañeros, no hay ingreso pero sí jubilan. Sí hay ingresos de ellos, meten muchos asesores, sacándole el trabajo a quienes se desempeñan en planta, de eso sabe mucho Tizado”, arremetió el titular del Sutap.