X
Una bajante del agua develó la falta de dragado. Sin ingreso de barcos, jornaleros no perciben remuneración. Personal de vigilancia suspendido. La crisis tras el consorcio anunciado.
Por 13/07/2018 21:25

La decisión del gobierno de María Eugenia Vidal de crear –sin fecha cierta- el consorcio de gestión del Puerto de San Nicolás de los Arroyos, vino acompañada de promesas en materia de infraestructura tendientes a mejorar su operatividad. Sin embargo, a escasas semanas de aquel anuncio del ministro de Producción provincial, Javier Tizado, este enclave portuario del norte bonaerense atraviesa una situación crítica que impacta de lleno a cientos de puestos de trabajo.

Sucede que, a partir de una bajante natural en los accesos al puerto, se generaron bancos de arena que imposibilitan la entrada de buques allí, por lo que, con la terminal paralizada, los operarios que se desempeñan bajo el régimen de jornal (pago por día de trabajo) permanecen sin percibir sus remuneraciones diarias. Con este panorama, se dispararon los cuestionamientos por la falta de dragado, apuntándose los dardos hacia la cartera productiva provincial al advertir que “al menos hace dos años” que no se realizan tareas de estas características en esta terminal portuaria.
 


De acuerdo a lo detallado a Letra P por voces involucradas al puerto nicoleño, “salvo barcazas, no está ingresando ningún buque”, por lo que las embarcaciones, mayormente con cargas de fertilizantes a granel y líquido, “se están derivando al puerto de Rosario y San Lorenzo”. Asimismo, describieron que los jornaleros afectados “son al menos 200” y están enrolados al Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA). “Si no ingresan barcos, no cobran el día”, enfatizaron para dar cuenta de la “urgencia” de realizar tareas de dragado en el acceso.

Pero la problemática no se limita sólo a los jornaleros. Trabajadores de la empresa de vigilancia PROBYP fueron suspendidos por 30 días, advirtiendo que esto se dio ante la “falta de pago de Provincia” a esta firma que, según informaron a este medio, tiene entre buena parte de su plantel a miembros retirados de Prefectura.

A su vez, se alertó que la central termoeléctrica de la empresa AES opera con dificultades ya que los buques con carbón no pueden acceder al muelle lindero a la central por los bancos de arena.

Bajo este escenario, los trabajadores del puerto llevaron adelante este viernes la segunda jornada de protesta en el lugar.
 


“Esto forma parte de un marco complicado y una desatención cada vez más grande”, señaló a este medio el titular de la seccional nicoleña de la SUTAP, Martín Riccardini, quien días atrás había manifestado su "desilusión ante la falta de diálogo e información con respecto a la iniciativa ministerial de llevar adelante la creación, conformación y construcción del consorcio de gestión como política portuaria".

"Esta situación es el resultado de la falta de gestión e inoperancia burocrática de la Subsecretaria de Industria, Minería y Actividades Portuarias de la Provincia de Buenos Aires, cuyo titular viene desde hace un mes negando atender a las autoridades de nuestra entidad gremial", remarcaron desde Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles y Puertos Argentinos (Apdfa), para apuntar contra "la falta de respuestas" del titular de esa subsecretaría, Rodrigo Silvosa.

San Nicolás: con el puerto paralizado, cientos de trabajadores están sin cobrar

Una bajante del agua develó la falta de dragado. Sin ingreso de barcos, jornaleros no perciben remuneración. Personal de vigilancia suspendido. La crisis tras el consorcio anunciado.   

La decisión del gobierno de María Eugenia Vidal de crear –sin fecha cierta- el consorcio de gestión del Puerto de San Nicolás de los Arroyos, vino acompañada de promesas en materia de infraestructura tendientes a mejorar su operatividad. Sin embargo, a escasas semanas de aquel anuncio del ministro de Producción provincial, Javier Tizado, este enclave portuario del norte bonaerense atraviesa una situación crítica que impacta de lleno a cientos de puestos de trabajo.

Sucede que, a partir de una bajante natural en los accesos al puerto, se generaron bancos de arena que imposibilitan la entrada de buques allí, por lo que, con la terminal paralizada, los operarios que se desempeñan bajo el régimen de jornal (pago por día de trabajo) permanecen sin percibir sus remuneraciones diarias. Con este panorama, se dispararon los cuestionamientos por la falta de dragado, apuntándose los dardos hacia la cartera productiva provincial al advertir que “al menos hace dos años” que no se realizan tareas de estas características en esta terminal portuaria.
 


De acuerdo a lo detallado a Letra P por voces involucradas al puerto nicoleño, “salvo barcazas, no está ingresando ningún buque”, por lo que las embarcaciones, mayormente con cargas de fertilizantes a granel y líquido, “se están derivando al puerto de Rosario y San Lorenzo”. Asimismo, describieron que los jornaleros afectados “son al menos 200” y están enrolados al Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA). “Si no ingresan barcos, no cobran el día”, enfatizaron para dar cuenta de la “urgencia” de realizar tareas de dragado en el acceso.

Pero la problemática no se limita sólo a los jornaleros. Trabajadores de la empresa de vigilancia PROBYP fueron suspendidos por 30 días, advirtiendo que esto se dio ante la “falta de pago de Provincia” a esta firma que, según informaron a este medio, tiene entre buena parte de su plantel a miembros retirados de Prefectura.

A su vez, se alertó que la central termoeléctrica de la empresa AES opera con dificultades ya que los buques con carbón no pueden acceder al muelle lindero a la central por los bancos de arena.

Bajo este escenario, los trabajadores del puerto llevaron adelante este viernes la segunda jornada de protesta en el lugar.
 


“Esto forma parte de un marco complicado y una desatención cada vez más grande”, señaló a este medio el titular de la seccional nicoleña de la SUTAP, Martín Riccardini, quien días atrás había manifestado su "desilusión ante la falta de diálogo e información con respecto a la iniciativa ministerial de llevar adelante la creación, conformación y construcción del consorcio de gestión como política portuaria".

"Esta situación es el resultado de la falta de gestión e inoperancia burocrática de la Subsecretaria de Industria, Minería y Actividades Portuarias de la Provincia de Buenos Aires, cuyo titular viene desde hace un mes negando atender a las autoridades de nuestra entidad gremial", remarcaron desde Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles y Puertos Argentinos (Apdfa), para apuntar contra "la falta de respuestas" del titular de esa subsecretaría, Rodrigo Silvosa.