X

La vidriera del proyecto Larreta 2019

Paseo del Bajo, subte, viaductos, cámaras de video vigilancia y más policía en la calle serán las claves de la plataforma para la reelección del jefe de Gobierno. Reforma Educativa, su gran apuesta.
Por 07/02/2018 18:17

El jefe de Gobierno portñeo, Horacio Rodríguez Larreta, piensa regar de obras públicas vinculadas al transporte y la movilidad y poblar de efectivos policiales la Capital Federal como principales elementos de la vidriera con la que plebiscitará su gestión en busca de la ansiada relección para las elecciones ejecutivas de 2019. Parte de este de plan de obras y medidas de gestión se dará a conocer el viernes en la Jefatura de Gobierno de Parque Patricios, en el marco de un nuevo acto para comunicar "Compromisos de gestión", como se hizo en 2016 y 2017.

El operativo reelección comenzó, de acuerdo a los tiempos políticos, la misma noche del 22 de octubre de 2017, cuando desde las 19 horas el comando de campaña ya sabía que la boleta encabezada por Elisa Carrió superaría los 50 puntos. Sin embargo, en la cabeza de Rodríguez Larreta sus ocho años en la Ciudad estaban prediseñados desde aquel mediodía caluroso del 22 de febrero de 2016, cuando en el predio El Dorrego presentó el Plan de Gobierno y los compromisos de gestión asumidos, a pocos meses de haber ganado el ballotage frente a Martín Lousteau.

Se sabía que los grandes proyectos de infraestructura durarían años y siempre se estimaron para principios del 2019, cuando finalice el mandato iniciado el 10 de diciembre de 2015. Ninguna de estas obras se vería a corto plazo, por eso los presagios de funcionarios larretistas durante el primer año de gestión: “Entre 2017 y 2018 la Ciudad va a ser intransitable”, en referencia a la cantidad de trabajos de infraestructura y los cortes de calle que eso implicaría, aunque con conocimiento que serían la carta de presentación para la reelección.

EL PLAN. Las obras de infraestructura claves pueden agruparse por área temática, donde transporte, movilidad y urbanización e integración de villas encierran el núcleo del Plan de Gobierno. La conexión de la Autopista Illia con la Autopista Buenos Aires – La Plata, denominada Paseo del Bajo, es la gran apuesta para descomprimir el bajo porteño de tránsito pesado y alivianar las arterias cercanas.

Se trata de una autopista subterránea de 6,7 kilómetros, divida en un tramo como trinchera y otro como túnel. Se prevé que estará lista para 2019 y supondría un beneficio para más de 25 mil vehículos (livianos y pesados) y reduciría entre 45 minutos y una hora el tiempo estimado de viaje. Incluye un parque lineal verde a lo largo de toda la traza (equivaldría a dos veces al Parque Lezama).

 

 

El lema “Una ciudad sin barreras”, que Larreta y sus funcionarios repiten a coro, aplica para barreras sociales, urbanísticas, pero también en un sentido literal: la construcción de viaductos en los trenes Belgrano Sur, Mitre y San Martín permitirá abrir 16 calles que hoy están cortadas por el paso de esos ferrocarriles. Estas obras, sumado a la extensión de los “sapitos” -túneles bajo trazado de trenes-, borra del mapa a los pasos niveles, que generan atascos y un tiempo de espera importante en los cruces de barreras.

Rodríguez Larreta recorrió las obras del viaducto San Martín, que comprende la elevación de las vías de ese ferrocarril en los barrios de Palermo, Paternal y Chacarita y eliminará 11 barreras a lo largo de cinco kilómetros y beneficiará a más de 2 millones de vecinos. Eso mejoraría la frecuencia del servicio, la fluidez del tránsito y mejorará la circulación de 260.000 automovilistas y más de 250.000 usuarios de colectivos que todos los días atraviesan los pasos a nivel, según datos del Gobierno de la Ciudad.

 

 

A nivel infraestructura, el Gobierno porteño también busca llegar a 2019 con buena parte de las promesas de urbanización e integración de villas finalizadas: Barrio 31, Villa 20, relocalización y urbanización en Villa 21-24 (Camino de Sirga), Fraga, Lamadrid y Rodrigo Bueno.

De acuerdo a la Secretaría de Integración Social y Urbana, para este año calculan terminar las viviendas para la Villa 31 y 31 bis y la nueva traza de la Autopista Illia, que incluye un parque verde en altura. Este proceso de urbanización culminaría con la instalación y construcción del Ministerio de Educación dentro de la Villa 31, que será financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo, como adelantó en exclusiva Letra P.

También, integra un lugar destaco en el plan de infraestructura de la plataforma reelección la construcción de la Villa Olímpica para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018. La gestión porteña apuesta a revitalizar ese sector de los barrios de Villa Lugano y Villa Soldati. El edificio luego será destinado a vivienda social que entregará el Instituto de Vivienda de la Ciudad mediante créditos hipotecarios con prioridad para vecinos de la zona (Comuna 8). A su vez, el Parque Olímpico quedará como complejo deportivo porteño.

 

 

Otro de los aspectos centrales de la gestión de obras de infraestructura es el subterráneo porteño. Larreta cree que para 2019 todas las formaciones de las líneas C y D tendrán aire -la A y la H están cubiertas al 100%, pero la B y la E encabezan el podio de la postergación en esta área-. Para fines de este año deberían estar finalizadas las tres nuevas estaciones de la Línea E: Correo Central, Catalinas y Retiro. Sin embargo, lo trascendental del subte pasa por el nuevo contrato que tiene como objetivo "abrir el juego" a empresas internacionales para que compitan por la operación del servicio. En la intimidad, Rodríguez Larreta la define como la licitación más importante de la Ciudad y la sigue minuto a minuto, incluso definiendo condiciones a compañías internacionales y negociando en persona, como informó este medio.

No está agrupada entre las “obras visibles”, pero la obra del segundo emisario del Arroyo Vega, enmarcadas en el Plan Hidráulico, también ocupa un lugar clave en el Plan de Gobierno y deberían estar completas para 2019.

PRESENCIA POLICIAL. La política de Seguridad, tras el traspaso de la Policía Federal a la Ciudad, también cuenta con un espacio de privilegio en la vidriera 2019 de Rodríguez Larreta. Todo el año 2018 y el primer semestre del 2019 el Gobierno porteño buscará desplegar la mayor cantidad de efectivos policiales en la calle, al tiempo que buscará incrementar las cámaras de video vigilancia y sensores que provean “información clave sobre zonas con mayor índice delictivo”.

 

 

En paralelo, según el documento del Plan de Gobierno al que accedió Letra P, el capítulo bisagra será “orden público”, que consiste en operativos para desalojar manteros, como ya ocurrió, merced a los pedidos y la presión de comerciantes y vecinos, en barrios como Flores, Constitución, Liniers y Once.

Con la creación del Instituto Universitario de Seguridad la Ciudad, establecido en la nueva Ley de Seguridad Pública -que incluye la creación Policía de la Ciudad-, proyecta formar más de cuatro mil nuevos alumnos. Al sistema integral de video vigilancia, que tiene como objetivo la “detección e intervención en delitos flagrantes en forma complementaria con policías en calle y contribuir mediante imagen forense a la investigación criminal”, se suman dispositivos en estaciones de subte y en colectivos. En la actualidad, hay cerca de 2 mil cámaras en la Ciudad y estiman que para fines de 2018 la cifra ascenderá a 11 mil.

LA GRAN APUESTA. En la vidriera para el proyecto reeleccionista juega un rol clave la Reforma Educativa, que no se podrá exponer en 2019 pero que Rodríguez Larreta busca, al menos, instalar como debate durante los próximos años.

La Reforma Educativa tiene dos proyectos centrales: Secundaria del Futuro y Universidad Docente (UniCABA). Ambos son resistidos duramente por los sindicatos, pero la creación de la UniCABA también trajo un enfrentamiento con la Iglesia que alertó, en línea con los gremios, por el “peligro” de cierre que correrían los 29 centros de formación actuales.

 

 

La educación es un tema central de los próximos dos años del gobierno de Rodríguez Larreta. Al nivel del combate contra la inseguridad, que ocupa el puesto número uno de ránking de preocupaciones de los porteños que reflejan las encuestas que se consumen en la Jefatura de Gobierno de Parque Patricios.

En cuanto a obras relacionadas con el área, la Ciudad planea construir 52 escuelas -31 iniciales, 12 primarias y 9 secundarias-, 15 polideportivos y prometió inaugurar siete en el ciclo lectivo 2018. A su vez, continúa, la conformación del Polo Educativo Mugica en Villa 31 -contempla una escuela de nivel inicial, primario, secundario y un playón polideportivo- y el Polo Educativo Mataderos, que contará con una escuela inicial, una primaria, una técnica y un polideportivo. Además, con respecto al plan de revitalización del sur de la Ciudad, el barrio de Mataderos -Comuna 9- verá la mudanza del Mercado de Hacienda -allí se construirá el Polo Educativo- y la mudanza -proyectada para abril del 2019- del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat al predio en donde hoy se encuentra el Elefante Blanco, que será demolido en mayo de 2018.