JUNTOS EN EL BARRO

Carrió llega a Jujuy con mensajes de unidad tras el choque de Morales y Macri

La matriarca de las palomas sigue de gira nacional. Busca consolidar su tropa y calmar las aguas en JxC. Agenda fina para una foto con el titular de la UCR.

TUCUMÁN (Corresponsalía Norte Grande) Elisa Carrió llegará este jueves a Jujuy en otro tramo de su rally de visitas a las provincias del centro y del Norte Grande que forman parte de un periplo nacional con la mística de 2003, tal como contó Letra P. Los objetivos de la gira de la fundadora y líder de la Coalición Cívica (CC) son que su fuerza haga pie y se consolide en los distritos más lejanos del Obelisco, ocupar un espacio de peso en la mesa de Juntos por el Cambio (JxC) que definirá las candidaturas para 2023 y mediar para evitar los vientos huracanados internos que podrían afectar la unidad de la alianza opositora. Con ese motivo hará escala en la provincia que gobierna su viejo amigo Gerardo Morales, que viene de trenzarse públicamente con el expresidente Mauricio Macri.

 

El referente de la Coalición Cívica ARI jujeña José María Albizo Cazón, de 26 años, confirmó en diálogo con Letra P que solo restan detalles para terminar de alinear las agendas de la exdiputada y del titular de la UCR, pero la premisa es que se concrete el encuentro que se convertiría en una clara señal de apoyo a la pata radical más tradicional del radicalismo que integra JxC a nivel nacional. En ese escenario, Morales construye ladrillo a ladrillo su precandidatura a la Presidencia, que tiene como obstáculo la aparición del diputado y científico Facundo Manes,  quien es empujado en la misma dirección por sectores radicales de la provincia y de la ciudad de Buenos Aires, en donde se concentran los votos que definen una elección.

 

 

Según Albizo Cazón, en su estadía, Lilita dejaría legalmente constituida la CC ARI. El acto se realizará el viernes, a las 10, en el cine teatro Alfa, que se encuentra en pleno centro de la capital jujeña. "También se reunirá con sectores de la actividad productiva y con miembros de otras fuerzas que integran Juntos, porque su objetivo es sumar, unificar esfuerzos y estrategias para 2023", señaló el joven dirigente que milita en el ARI desde los 17 años. A esa edad le escribió por mensaje de Facebook a Carrió, quien le respondió, lo invitó a una actividad en la Ciudad de Buenos Aires y desde entonces forma parte de su espacio, recordó a Letra P.

 

Si todo marcha de acuerdo a lo planeado, Lilita descansará el fin de semana en la Quebrada de Humahuaca, en donde aprovechará para mantener un encuentro solo con la dirigencia más allegada. Se prevé que el lunes viaje hacia San Miguel de Tucumán, en donde repetiría la rutina de aglutinar a su propia fuerza, pero también sentar alrededor de una misma mesa a todos los actores de la coalición opositora tucumana. “Si logra un encuentro en el que esté el presidente del radicalismo, Roberto Sánchez, y los espacios que quedaron afuera del partido, su visita sería un éxito. Serviría como punto de partida para que toda la UCR tucumana trabaje con un mismo objetivo”, reflexionó un dirigente radical de cercanía con ella y con la cúpula nacional del partido que preside el jujeño Morales. 

 

2019. Carrió y Albizo Cazón, su pollo cívico en Jujuy.

La gira nacional de Carrió arrancó el fin de semana en Córdoba junto con Maximiliano Ferraro, diputado nacional y presidente de la CC. Aunque se reunió con distintos espacios, durante su presencia en el distrito mediterráneo respaldó al jefe del bloque de la UCR en Diputados, Mario Negri, y le bajó el precio a su par de la bancada separatista Evolución, Rodrigo de Loredo, quien aspira a ser candidato a la gobernación por JxC el año que viene. En una entrevista televisiva se refirió de manera despectiva al precandidato: "No tengo ningún tipo de problemas con Luis Juez; con el otro que no sé cómo se llama... tampoco". Tiró la bomba y partió hacia Catamarca.

 

En la provincia que gobierna el peronista Raúl Jalil, la exdiputada reunió a su propia tropa para analizar los escenarios nacional y local. La particularidad de este último radica en que podría convertirse en el primer test electoral para el Gobierno en 2023, porque Jalil desdoblaría las elecciones y convocaría a comicios  provinciales en marzo próximo. Alrededor de una misma mesa, Carrió y Ferraro reunieron este lunes al senador nacional Flavio Fama (UCR), a los diputados nacionales Rubén Manzi (CC) y Francisco Monti (UCR); y a representantes de JxC en la Cámara de Diputados provincial como Enrique Cesarini, Natalia Herrera, Juana Fernández y Luis Lobo Vergara; más el senador provincial Ariel Cordero. También hubo lugar para el presidente del Congreso de la CC-ARI, Mariano Manzi, y los titulares del PRO y del Partido NEO, Carlos Molina y Juan Nóblega. "Como oposición debemos asumir la responsabilidad ante la grave situación que está atravesando el país y lo debemos hacer unidos y construyendo amistad política", fue la prédica de Carrió. Más claro su mensaje, imposible.

 

También hubo tiempo para un acto que se realizó en el Aula Magna de la Universidad Nacional de Catamarca, de la que es rector el radical Oscar Arellano desde agosto del año pasado. Carrió inauguró las actividades del Instituto Hannah Arendt, que preside, en esa provincia. Estuvo acompañada por Ferraro, Manzi y las coordinadoras del instituto catamarqueño, Alfonsina Parra y Lucía Cinthya Moretta.

 

Carrió anunció el año pasado que se jubilaba de cargos en la política para disfrutar del tiempo libre en su casa quinta de Exaltación de la Cruz. Su gira por el centro y el norte del país es una muestra de cuánto le cuesta cumplir con ese anhelo y un sector de la dirigencia no descarta un posible retorno. “Si vos me preguntás si Lilita quiere ser candidata, mi respuesta es no. Se jubiló justamente para retirarse, para estar más tranquila, pero ella siempre camina y está permanentemente mandándonos proyectos o ideas para que el país salga adelante. O sea, si tiene que ser candidata, lo va a ser", afirmó hace unos días en una entrevista la diputada nacional por la CC ARI Marcela Campagnoli.

 

Maximiliano Pullaro y el pastor y diputado Walter Ghione
Al filo de la democracia en la era de Javier Milei

También te puede interesar