25|11|2022

Morales baja del cerro de los Siete Colores y lidera la brigada antihalcones

06 de junio de 2022

06 de junio de 2022

El titular de la UCR marca la cancha: Macri es el enemigo íntimo. Lo acusa de querer romper JxC y encolumna a la dirigencia radical.  

El gobernador de Jujuy y presidente de la UCR, Gerardo Morales, metió, una vez más, los pies en el barro de la interna de Juntos por el Cambio (JxC) y se puso al frente de una cruzada antihalcones. Encomendado a la memoria de don Hipólito Yrigoyen, El Peludo, prócer del radicalismo nac & pop, logró unificar a casi todo su partido en contra del expresidente Mauricio Macri, enemigo íntimo de un radicalismo que no quiere desbarrancar a la derecha. Lo acusó directamente de querer romper la alianza opositora con el único fin de sumar al espacio al diputado ultraliberal Javier Milei.   

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Tras las críticas del líder del PRO al caudillo radical que gobernó la Argentina entre 1916 y 1922 y entre 1928 y 1930, cuando fue derrocado por un golpe militar -Macri lo trató de "populista"-, el gobernador recogió el guante y salió con los tapones de punta con un comunicado oficial. Luego, en un raid mediático que comenzó este lunes, revalidó sus diferencias ideológicas con su socio del partido amarillo. Además, sumó el apoyo de sus correligionarios, incluso de los más críticos de su forma de gestionar el partido.

 

Macri no se quedó atrás y lo acusó, como viene haciendo en privado, de fogonear la ruptura de Juntos por el Cambio. El expresidente sólo recibió el apoyo del sector más halconizado del PRO, que le critica a Morales su perfil dialoguista. 

 

A regañadientes, los sectores más enfrentados con Morales dentro de la UCR salieron a respaldarlo aun cuando, por lo bajo, remarcaron que el jujeño se cortó solo y no avisó que iba a publicar la carta. De hecho, la misiva no llega la firma de los vicepresidentes María Luisa Storani y Martín Lousteau. El ataque a una de las figuras icónicas del partido encolumnó a la tropa radical detrás de la figura de Morales. Un exgobernador radical reconoció que la jugada de Macri estuvo errada ya que fue "subirle desmedidamente el precio a una discusión casi antropológica es demasiado”.

 

A la misma conclusión llegaron las palomas del PRO, quienes consideraron que las declaraciones de Macri fueron "un papelón" por "la simplificación histórica" y por "meterse" con un prócer de sus socios políticos. "Macri tiene más ganas de tensionar o romper que Morales”, remarcó uno de los armadores del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

 

En el larretismo también analizaron la reacción del jujeño y remarcaron que lo ven cada día "más dirigente y menos candidato presidencial". Esa misma interpretación hacen varios referentes radicales, sobre todo por el acercamiento que tuvo el gobernador de Jujuy con el diputado nacional Facundo Manes. No por nada el neurocientífico fue el primero que salió a revalidar el enojo de Morales a través de las redes sociales.

 

Con este nuevo capítulo de la interna opositora, la mesa nacional de Juntos por el Cambio tiene previsto reunirse el viernes 24 de junio en Río Cuarto. Al cierre de esta nota, no estaba confirmada la presencia de Macri. Habrá que ver si los dos terminan participando del encuentro. 

 

En el anterior cónclave, en La Matanza, el motivo del faltazo de Macri fue justamente no cruzarse con el gobernador de Jujuy. Disfrazado de problemas de agenda, el expresidente evitó tener que estar cerca de Morales, de acuerdo a lo que pudo reconstruir Letra P. Fiel a las declaraciones que realizó en su cuenta de Twitter, Macri está convencido de que Morales busca la ruptura de JxC.

 

Por su parte, Morales sigue acusando a Macri de estar detrás de las versiones que indicaban que el jujeño llegó a una acuerdo con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para repartir los lugares en el Consejo de la Magistratura. 

 

El expresidente en privado ya no sólo remarca que Morales fue uno de los primeros en salir a atacarlo cuando dejó el poder, sino que ahora ve con preocupación los movimientos que realiza el titular de la UCR. “Morales hoy lidera la UCR. Ni a Manes, ni a Alfredo Cornejo, ni siquiera a Martín Lousteau”, remarcó uno de los dirigentes que está codo a codo con el fundador del PRO.

 

El gobernador de Jujuy ve con la misma preocupación los movimientos de Macri y de una parte del PRO. Cree que el expresidente busca volver a tener una gravitación que hoy no tiene dentro de JxC. Es por ello que insta a sus correligionarios a despegarse de lo que fue la administración de Cambiemos. “Hay que dar vuelta la página y mantener distancia”, remarcó un dirigente que trabaja en pos de la candidatura presidencial de Morales.

 

La última vez que se reunieron todos los socios de JxC fue el pasado 27 de abril cuando se desató la polémica en torno a la incorporación o no del diputado Milei a las filas del partido. "Fue el peor de todos", dicen quienes estuvieron presentes en referencia a ese encuentro. “No se puede volver a repetir eso. La toma de decisiones está ya colegiada. Hay consensos. El límite va a pasar por ahí”, agregan.

 

"Es una pelea entre dos personas que quieren romper y no consiguen adhesiones dentro de sus partidos para hacerlo. En el caso de Macri es peor, porque sus propios dirigentes rechazan cualquier tipo de alianza o acercamiento con Milei y, como no consigue apoyos, busca forzar todo mediante estas declaraciones", analizó uno de los fundadores de JxC.