27|9|2021

La capital y el campo, batallas paralelas en la interna cordobesa de JxC

17 de agosto de 2021

17 de agosto de 2021

Juez y De Loredo pesan en la ciudad que reúne el 40% del padrón y Negri apuesta al aparato radical. Pool de intendentes en pos del voto agrario. HxC, al acecho.

La interna de Juntos por el Cambio (JxC) en Córdoba comienza a diferenciar estrategias en dos planos territoriales bien marcados de cara a las primarias del próximo 12 de septiembre: la ciudad de Córdoba y el interior rural. En esos dos terrenos, la lista de Juntos por Córdoba que encabezan el radical Mario Negri, en la nómina para el Senado, y el macrista Gustavo Santos para Diputados, y la boleta de Cambiando Córdoba, que tiene en esas posiciones a Luis Juez y a Rodrigo De Loredo, despliegan sus armas a menos de un mes del llamado de las urnas.

 

En las últimas semanas, Córdoba capital empezó a tener un protagonismo superlativo en la interna. La razón no solo se sustenta en que el espacio tendrá que enfrentar el aparato oficialista provincial en un territorio gobernado por el propio cordobesismo, sino porque también en la discusión “puertas adentro”, esa batalla puede resultar definitiva.

 

La Capital es un lugar perfecto para sacar a relucir estructuras partidarias. Se necesitan cerca de 9.500 fiscales para “trabajar correctamente” en las elecciones. Si bien en el campamento de Negri y Santos aseguran que el aparato oficial de la UCR garantizará esa presencia, reconocen que en la ciudad se concentra la mayor parte de la militancia juecista, y que a ese espacio se suma la candidatura de De Loredo, el último aspirante a la intendencia desde la Lista 3. 

 

“Vas a ver muchas actividades en la Capital, porque es un territorio muy importante para el radicalismo y lo vamos a hacer jugar", explica a Letra P uno de los armadores principales de Juntos por Córdoba respecto del distrito en el que se concentra el 40% del padrón electoral provincial. “Hace dos años, Juez y De Loredo sacaron juntos más votos que Martín Llaryora”, retrucan con confianza en Cambiando Córdoba.

 

Al mismo tiempo, la disputa en el interior provincial tiene sus propios contornos. “El lanzamiento en Marcos Juárez fue muy importante no solo porque fue el lugar en el que nació Cambiemos, sino porque nuestra alianza con el campo siempre fue muy fuerte, ya que siempre estuvimos defendiendo los mismos intereses”, señalan cerca de Negri sobre la presentación de la lista de la semana pasada. El dato no es menor. Por primera vez en mucho tiempo, el oficialismo provincial saldrá a disputar ese voto de modo directo con el cambiemismo. El elegido para hacerlo es el propio ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba, Sergio Busso, y eso pone una señal de alerta en el espectro opositor. “Los cordobeses saben quiénes somos y que siempre estuvimos del mismo lado, y sobre todo también saben que Hacemos por Córdoba le votó al Gobierno todas las leyes que perjudican al sector”, señalan ante la consulta sobre un posible voto dividido en el universo agropecuario provincial.

 

Si bien reconoce el trabajo de Busso con el sector, el intendente radical de Jesús María, Luis Picat, advierte que “la gente va a votar pensando en quién va a defenderla mejor en el Congreso”. Lo mismo dice cuando analiza su posición hacia adentro del partido y sienta postura a favor de “cambiar las caras que desde hace años vienen monopolizando las candidaturas”. 

 

Picat, que fue presidente de la Sociedad Rural de Jesús María, incluso relativiza el acto en Marcos Juárez. "Habría que preguntarse si es el centro productivo de la provincia. Me parece que hay que recorrer todas las regiones. De hecho, como radical, te puede decir que la mística que nace en Marcos Juárez es muy PRO", advierte. A la vez, relativiza el poder de quienes manejan intendencias a la hora de direccionar los votos, aunque reconoce la importancia de esas estructuras para "fiscalizar y cuidar los votos".

 

Oscar Saliba, titular del Foro de Intendentes Radicales que nuclea a más de 120 jefes comunales de toda la provincia, coincide en la importancia de los gobiernos locales para juntar "avales". “Es difícil pensar que en las ciudades grandes los intendentes puedan influir demasiado, pero sí lo hacen en localidades mucho más pequeñas”, asegura el intendente de Huinca Renancó, que afirma que el foro se mantendrá institucionalmente prescindente ante la disputa interna.

 

Negri asegura tener la mayoría de las jefaturas comunales a su favor. Entre ellas, más de un centenar de intendencias manejadas por radicales que se mostrarán en apoyo de su boleta el próximo jueves. “También tenemos intendentes del PRO y otros vecinalistas que apoyan nuestra lista, pero vamos a empezar conversando con los de nuestro partido”, aseguran en el espacio que afirma contener al 95% de la estructura de la UCR detrás de sus filas. Es una exageración, pero con esa expresión grafican su confianza.

 

La dimensión nacional

“Negri es Cambiemos, no tiene que andar sobreactuando ningún tipo de posición porque todos saben quién es y qué hizo en todos estos años”. La frase de uno de los principales asesores del precandidato a senador planta bandera sobre la otra dimensión de la disputa que puertas adentro de la UCR cordobesa también tiene sus ribetes: el apoyo de las figuras nacionales de la coalición.

 

Por estas horas, Martín Lousteau vuelve a meterse en la interna para apoyar a Rodrigo De Loredo y en esa empresa suma a Martín Tetaz. “No tiene sentido. ¿Qué puede sumar a la estrategia cordobesa la presencia de un candidato por la Capital Federal?”, cuestionan desde el rincón negrista. “Es una jugada política personal de Lousteau, que es el padrino político de Rodrigo, pero no mueven el amperímetro en Córdoba”, dicen en el entorno de Negri, y enumeran apoyos que el jefe del interbloque de JxC en Diputados “tiene pero que no va a usar", porque "respeta los desafíos de cada dirigente en cada una de sus provincias”.

 

El domingo 29 hay elecciones en Corrientes y el gobernador Gustavo Valdés es amigo de Mario, pero tiene que ir por su reelección; Alfredo Cornejo es candidato en Mendoza; Gerardo Morales está gobernando Jujuy; Facundo Manes también es amigo de Negri, pero está dando una batalla titánica en Provincia de Buenos Aires, no me parece lógico distraer a todos esos dirigentes para apoyar a una lista que tiene al jefe del interbloque de Diputados como protagonista”, aseguran.

 

Como adelantó Letra P, la visita de los referentes nacionales del PRO se irá analizando con el transcurrir de la elección. “No es necesario que vengan, la discusión no pasa por ahí. Pero está claro que Mauricio Macri apoya a nuestra lista y lo vas a empezar a ver con gestos muy claros. De hecho, esos movimientos ya empezaron”, señalan cerca de Santos, el hombre elegido por el propio expresidente para avanzar en la construcción mediterránea.