FIN DE AÑO PORTEÑO

Massa podría destrabar el desembarco de Tombolini en el gobierno de Larreta

El PRO estudia ofrecerle la presidencia del CESBA al economista, que hasta hace días controlaba Lousteau. En las elecciones enfrentó como candidato a diputado a la oficialista Carrió y a Evolución.

El PRO de Horacio Rodríguez Larreta y el Frente Renovador de Sergio Massa negocian para encontrarle un espacio en el Gobierno porteño al economista Matías Tombolini, que en las últimas elecciones compitió como candidato a diputado nacional por la Ciudad y, si bien no logró ingresar al Congreso, su postulación contentó a ambos sectores.

 

Operadores del PRO y el Frente Renovador negocian hace semanas el posible desembarco de Tombolini en el Consejo Económico y Social (CESBA), que hace menos de 15 días estaba a cargo del peronista Federico Saravia, aliado de Lousteau y del presidente de la Unión Cívica Radical porteña, Emiliano Yacobitti. Sin embargo, ambos sectores esperan un llamado de Massa a Rodríguez Larreta, su mejor "amigo" puertas adentro del macrismo.

 

La candidatura del mediático "Tombo" le sirvió al oficialismo porteño para esmerilar las chances de Martín Lousteau, adversario número uno de Larreta y de la propia Elisa Carrió, que silenciosamente pide que se terminen los mandatos de los referentes de "Guga" en el Gobierno . El alcalde y la diputada encontraron una química indescifrable bajo esta meta que emprendieron en conjunto y que se traduce en la caza de brujas contra todo funcionario vinculado a Evolución, que también beneficia indirectamente al peronismo capitalino.

 

 

El Frente Renovador encontró en el economista un perfil más porteño para dejar atrás el fracaso del 2015, cuando Guillermo Nielsen compitió como jefe de Gobierno y no alcanzó el mínimo de votos para sortear las PASO y competir en las generales de octubre. De no superar el 1,5% pasó a casi cinco puntos en los comicios legislativos de este año. Además, tuvo una performance destacable en el debate de candidatos Capital que se realizó en los estudios de A Dos Voces.En ese programa sucedió algo curioso. Estaba estipulado que cada candidato debía cruzarse al menos una vez con el resto de los invitados al debate. Todos aprovecharon para descolocar a su adversario aunque cuando le tocó el mano a mano con Tombolini, Carrió no le hizo preguntas y lo felicitó por sumarse a la política.

 

La intervención del líder del Frente Renovador, en silencio tras las elecciones en la provincia de Buenos Aires, podría destrabar la negociación. El massismo tiene un único legislador porteño: Javier Gentilini, ex Proyecto Sur. De extracción peronista, el edil tiene buen vínculo con el PRO y el oficialismo está dispuesto a ofrecerle un espacio considerable en la administración porque el 10 de diciembre culmina su mandato y no renovará. Su banca en el edificio de Perú 130 será ocupada por Sergio Abrevaya, hombre de Margarita Stolbizer en la Ciudad.

 

Gentilini sonaba para el CESBA, pero el Gobierno de Larreta pide por Tombolini. Para asumir en el edificio ubicado frente al Teatro Colón basta con un decreto del Poder Ejecutivo, que podría firmarse en los próximos días. La decisión es de Massa. Sin su aval, no habrá desembarco.

 

El PRO estudia por estas horas ofrecer a Gentilini un espacio en otro organismo porteño. En el ránking de oportunidades se ubican el Ente Regulador de Servicios Públicos, SBASE (empresa estatal que administra el subte) y Autopista Urbanas Sociedad Anónima (AUSA). La opción tres es la más compleja: todo indica que ese lugar sería para el peronista Claudio Palmeyro, una vez que el oficialismo avance con el desplazamiento de Gonzalo Gorbea, hermano de la jefe de bloque de diputados de Lousteau, María Inés.

 

Los dos dilemas de Sergio Massa
Miguel Pichetto, Oscar Carreño e Ignacio García Aresca (Hacemos Coalición Federal), hablan con Cristian Ritondo y Diego Santilli (PRO), durante el debate de la ley ómnibus. 

También te puede interesar