19|9|2022

La lección blue: Fernández casi no dice lo que no quería decir

20 de julio de 2022

20 de julio de 2022

En otro acto para mostrar un gobierno que gobierna, intentó no dar referencias como las de su aparición anterior, que generaron tensión. Por poco no lo logró.

A pesar de las críticas que le costó su acusación contra "los turistas que compran dólares para viajar y hacen subir el dólar blue", Alberto Fernández volvió a la carga este miércoles contra "los que especulan y hacen las cosas más difíciles", pero con una aclaración: pidió no centrarse en ese punto porque si no "después los diarios hablan de eso". No quería hablar de eso, pero habló, una constante en la improvisación presidencial que no es la primera vez que le juega una mala pasada. Para dejar atrás el desliz, mientras continuaba volando la cotización informal de la moneda norteamericana, bordeando los $320, el mandatario pidió enfocarse en la entrega de créditos para la construcción de viviendas, que son parte del intento de la Casa Rosada para mostrarlo activo luego de la semana de reclusión que se autoimpuso tras la salida de Martín Guzmán del ministerio de Economía.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En Avellaneda, en un acto que compartió junto al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, y su par de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, el jefe de Estado le prometió a "los que están preocupados" que "ni la obra pública ni la vivienda se van a parar por nada". Fue un mensaje que ya el Gobierno les venía trasladando a los gobernadores. “Vamos a seguir haciendo casas, los caminos, las cloacas, las obras hídricas que necesita la Argentina porque mientras haya un argentino que necesite vivir mejor, vamos a creer en ello”, agregó.

 

Con este discurso, el jefe de Estado buscó mostrarse activo y esquivar las malas señales económicas que anticipan un segundo semestre muy difícil para las arcas del Estado, a partir de una escalada que pareciera no tener fin del dólar blue -que rompe récords a diarios- una inflación que no logra controlar  -y que en julio promete rondar el 7%- y de un encarecimiento de la calidad de vida que amenaza con profundizar la pobreza y la indigencia en todo el país. Con un nuevo acto de gestión, intentó cambiar la agenda sin hablar de las turbulencias financieras. Pero al final le dedicó una línea. 

 

Como parte de la arremetida cristinista en su nuevo capítulo contra el Poder Judicial, el Presidente también aprovechó para criticar a uno de los integrantes de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz, quien aseguró que el lema peronista de “donde hay una necesidad, nace un derecho” es un discurso “populista”. “Más allá de lo que piense alguno, donde hay una necesidad nace un derecho", lanzó Fernández luego de coincidir en las críticas a la Justicia junto a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en lo que pareció otra jugada preparada del oficialismo para coordinar el foco de atención por fuera de la crisis económica y limar, de paso, las asperezas del tándem presidencial.

 

Del acto también participó Katopodis, quien se empeña en superar las dos crisis, la interna del Frente de Todos (FdT) y la económica del país, a partir de la construcción y la entrega de obras públicas. Este lunes, desde el Museo del Bicentenario, el exintendente de San Martín y el Jefe de Estado anunciaron la puesta en marcha de siete de las 120 construcciones que integran el plan Argentina Grande. 

 

El objetivo de centrar la gestión oficialista en la construcción fue seguido también por la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis. Este lunes, luego del anuncio del Presidente, recibió a cinco gobernadores en su despacho para discutir las agendas provinciales y prometer que los fondos nacionales destinados a este objetivo no se detendrá. A pesar de que en un primer momento se anunció un encuentro con todas las autoridades provinciales, el Palacio de Hacienda notificó que continuará con este tipo de reuniones durante los próximos días. Así también lo hará Fernández, quien apuesta a tapar la salida de divisas y la crisis financiera con cemento.