15|10|2021

Larreta y Vidal le buscan el lado bueno al retorno de Macri a la campaña

09 de agosto de 2021

09 de agosto de 2021

Avalan que el expresidente se sume al raid electoral en el AMBA, cuando las encuestas muestran una fuga de votos por derecha en la Ciudad. ¿Sin él, no se puede?

Antes de emprender su regreso a la Argentina, el expresidente Mauricio Macri llamó desde Zurich a la exgobernadora María Eugenia Vidal. Le dijo que quería sumarse a la campaña electoral y que estaba a disposición. La flamante precandidata a diputada nacional aceptó con el acuerdo del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El fundador del PRO llegó este lunes al mediodía luego de pasar 27 días varado en Europa. Al contrario de los planes iniciales del larretismo, se sumará al road show electoral en el AMBA cuando su presencia solamente estaba prevista en el interior del país.

 

Cerca de la exgobernadora confirmaron la comunicación entre ambos. "En Capital tiene sus seguidores. No tendrá tantos como antes, pero todo indica que la relación está bien entre los dos, o sea que la podrá ayudar", detalló a este portal un integrante del equipo de campaña porteña que fue testigo de cómo empeoró el vínculo cuando Macri y Vidal transitaron la segunda parte de sus mandatos ejecutivos, antes de la derrota de 2019 que hizo naufragar sus planes electorales. 

 

Al parecer, la necesidad puede más que los tironeos internos. El posible desembarco del expresidente sucede en un momento complejo para la campaña porteña y también para la que lidera el exvicejefe porteño Diego Santilli en territorio boanerense. Los números de las encuestas porteñas reflejan el empinado camino que tiene por delante Vidal: su cambio de domicilio y las esquirlas de la interna con Patricia Bullrich, que abandonó su candidatura, parecen haber desgastado la buena estrella que pensaban para la campaña.  

 

La exgobernadora ahora considera que Macri sirve en la campaña como una parte más de la oferta electoral que tiene la lista que ella encabeza. En su equipo niegan que el desembarco del expresidente tenga que ver con números sombríos en las encuestas o el desgaste que provocaron las expresiones misóginas del diputado Fernando Iglesias, que ocupa el cuarto lugar en la lista para buscar un nuevo mandato. Está en ese puesto por la insistencia de Macri y de la titular del PRO, pero en el gobierno porteño descreen que las críticas que recibió perjudiquen a Vidal. Sin embargo, el legislador solo fue defendido por la jefa del partido amarillo y Rodríguez Larreta se despegó de sus declaraciones este lunes para confirmar que seguirá al frente de la campaña.

 

“Soy un defensor, y así lo he hecho en la Ciudad, de la igualdad de las mujeres, de promover que no haya ningún tipo de discriminación, ni de comentario discriminatorio. Uno de los pilares de nuestras acciones en la Ciudad ha sido la lucha por al igualdad, siempre defiendo eso y siempre estoy en desacuerdo con comentarios que no van en esa dirección”, dijo este lunes el alcalde en declaraciones radiales para dar una vuelta de página con el escándalo de Iglesias y retomar la ofensiva que había iniciado Juntos por el Cambio sobre las visitas que recibió el presidente Alberto Fernández en Olivos durante el tramo más estricto del aislamiento.

 

“Una cosa no quita la otra, este comentario no quita que ha habido incumplimiento. Por lo menos hay que investigar. Está bueno que la Justicia investigue el tema de los posibles incumplimientos con la disposición del distanciamiento”, detalló Rodríguez Larreta con un tono casi quirúrgico para tocar la herida que más le duele al Gobierno en el arranque de la campaña. A la vez, logró contener las críticas internas del sector más duro del PRO, que cuestiona al alcalde por no haber insistido en la controversia sobre las visitas a Olivos para frenar el daño provocado por las expresiones de Iglesias y su negativa a retractarse. 

 

El argumento más explícito lo lanzó el exfuncionario Hernán Iglesias Illa, editor de la revista Seúl, que repitió las explicaciones que desliza el macrismo para defender a Iglesias, concentradas en destacar que es el mayor defensor de la gestión de Cambiemos y que su error fue funcional a un relato del kirchnerismo. Luego, Macri retuiteó la nota que firmó uno de los escritores en la sombras de su libro "Primer Tiempo". 

 

En la sede del gobierno porteño confiaron a este portal que la reaparición de Macri es inminente y que su organización "depende de otro llamado" para organizar detalles. Otras fuentes del larretismo recuerdan que tiene un caudal para aportar, al igual que Bullrich. "Este año Mauricio tuvo siete puntos en las encuestas durante el peor momento y llegó a 11 en el mejor", confió una fuente que leyó el retorno del expresidente como parte de "una señal de unidad", pero con "una sed de venganza personal para demostrar que sin él, no se puede".