18|5|2021

Rionegrismo a full, el viejo truco de Weretilneck camino a las urnas

02 de mayo de 2021

02 de mayo de 2021

El oficialismo intensifica el discurso provincialista que ya esgrimió en otras campañas para reforzar una gestión dañada por la pandemia. Palos al Presidente.

El avance de las fuerzas opositoras obligó a que el senador nacional Alberto Weretilneck se ponga en acción para moldear la instancia electoral de este año en el que Río Negro compulsará por dos bancas en Diputados. Una vez más, Juntos Somos Río Negro (JSRN) volverá a predicar la defensa de los intereses provinciales por encima de los partidos nacionales. Su campaña busca saltar la brecha del Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

 

Algo de esta estrategia comunicó en el encuentro de Cipolletti a mediados de marzo con la gobernadora Arabela Carreras e intendentes. Las dos grandes figuras del provincialismo rionegrino dialogaron sobre la actualidad política, que deja varias imágenes. En el gobierno saben que la pandemia golpeó la gestión y Weretilneck, para no ceder terreno, volverá a ratificar la fórmula del éxito en las últimas elecciones. A “la defensa de los intereses” de la provincia, un aspecto clave, le sumará un plus al discurso crítico a las fuerzas nacionales.

 

“El peronismo y Juntos por el Cambio son responsables del 50% de pobreza y de estar aislados del mundo. La falta de éxito en sus políticas lleva a que los ciudadanos busquemos otras alternativas. Ahí entran los partidos provinciales y a nosotros nos permite conseguir cosas para Río Negro a través de diputados y senadores. Estamos en vísperas de que aparezcan más partidos provinciales”, pronosticó el rionegrino.

 

Weretilneck sabe que debe marcar presencia y hacer sentir el peso específico del gobierno, pero la pandemia socavó la imagen de los Ejecutivos. Es por eso que levantó el perfil y dejó certeras declaraciones contra los principales competidores de JSRN. “Hay hartazgo de los dos grandes partidos nacionales, porque fracasaron. Fracasó el macrismo y está fracasando Alberto Fernández. Cada día hay más presión impositiva, más aislamiento nacional. Viven atacándose y sin un proyecto de país, son incapaces de ponerse de acuerdo en cinco ideas”, ratificó en LU 19. “Apostamos a un pensamiento propio, a ideas propias”, dijo en la radio estatal de Cipolletti.

 

En cuanto al despliegue territorial, volvió a visitar municipios. Se mostró activo en Allen cuando habló con la intendenta, Liliana Martín, para afianzar la presencia en los distritos de mayor peso electoral en el Alto Valle. Weretilneck acompaña a los dirigentes de su partido para afinar el mensaje que pronto bajará en código electoral, cuando se jueguen las bancas en Diputados.

 

Esa diferenciación no impide el diálogo con dirigentes por fuera de las fronteras patagónicas. Como explicó Letra P, mantiene un fluido contacto con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y sumó a Florencio Randazzo a la ronda de charlas en el último tiempo.

 

Rivales

Las recorridas del senador de JSRN y sus declaraciones están atadas a la situación de los principales competidores, que se mueven en escenarios diferentes. En el FDT, Martín Doñate continúa reuniéndose con intendentes para llevar obras u obtener las fotos de rigor para el proyecto provincial que pretende encarnar. En el último tiempo, el senador kirchnerista volcó su agenda a la provincia para mostrar presencia, como esta semana en General Roca y otras localidades. La visita le sirvió para fotografiarse, una vez más, con la intendenta María Emilia Soria.

 

“Es un orgullo pertenecer a un gobierno que invierte millones a lo largo y ancho de nuestra provincia con una mirada federal, con recursos genuinos, sin la necesidad de endeudarse y condicionando el futuro de las generaciones de rionegrinos”, dijo Doñate, en un tiro por elevación a Weretilneck y a Carreras. “Terminamos con esa historia que nos hicieron creer que para tener una obra solo se puede si endeudamos en dólares a las rionegrinas y a los rionegrinos”, insistió.

 

El peronismo no está exento de problemas. El Movimiento Evita y La Cámpora compiten por la banca que posee la sanantoniense Ayelén Spósito, una reconocida militante de la organización que dirige Emilio Pérsico. La ventaja que ostentaba desde que comenzó el juego de nombres es el respaldo de la familia Soria, que hoy es una observadora de la actividad interna a pesar de la designación de Martín Soria como ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

 

Juntos por el Cambio vive una realidad similar. Con la interna de la UCR en el pasado, en el PRO surgió un competidor para el exintendente de Cipolletti Aníbal Tortoriello. Se trata de un mediático abogado de Roca, Nicolás Suárez Collman, que responde al médico y exdiputado nacional macrista Sergio Wisky.

 

Collman le apuntó a Tortoriello por su lanzamiento y reavivó los problemas de arrastre en el macrismo, que deberá definir junto al ARI y el radicalismo la cabeza de lista. "No es momento, se lo hemos advertido hasta el hartazgo y no hemos tenido respuestas. Probablemente no haya pensado en los datos duros de la realidad de nuestra provincia", se quejó el joven roquense.