03|9|2022

Con el transporte en llamas por el covid, el ministerio seguirá sin ministro

28 de abril de 2021

28 de abril de 2021

Fernández espera a Massa y demora una designación clave mientras busca reducir la circulación en el país en medio de la segunda ola. El antecedente Losardo. 

En medio de las negociaciones internas para nombrar un reemplazante, sin candidatos firmes y conmovido todavía en lo personal por la pérdida, el presidente Alberto Fernández padece en la gestión la falta del recién fallecido ministro de Transporte, Mario Meoni, justo cuando la segunda ola de Covid-19 golpea con fuerza en todo el territorio y el Gobierno intenta coordinar con las provincias la forma de reducir la circulación. En ese plan, este miércoles el mandatario finalizó una ronda de consultas por videoconferencia con los 21 gobernadores, las dos gobernadoras y el jefe de gobierno porteño.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Meoni tenía bajo su jurisdicción varios temas que esta semana resultan particularmente centrales. Desde que el Presidente decretó las últimas restricciones a la circulación, el ministro venía trabajando junto al Gobierno de la Ciudad, a la provincia de Buenos Aires, a las empresas y organismos estatales para generar controles efectivos que pudieran garantizar una baja en la cantidad de personas que se mueven habitualmente en transporte público, en particular en la zona del área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la zona de mayor incidencia del virus.

 

Además, el ministro estaba enfocado en resolver el conflicto que genera el vencimiento de la concesión de la hidrovía Paraná-Paraguay. Como publicó Letra P, la futura licitación generó una fuerte controversia dentro del Frente de Todos y el ministro mantenía una puja con el sector más ligado a Cristina Fernández de Kirchner, que impulsa la estatización.

 

Para resolver las cuestiones más urgentes el Gobierno le encomendó, de manera “transitoria la firma y la atención” del área de Transporte al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, hombre de extrema confianza del presidente Fernández. Mientras tanto, sigue a la espera del reemplazo.

 

A comienzos de esta semana, trascendió que Sergio Massa le acercaría este miércoles al presidente una nómina integrada por tres nombres, dos varones y una mujer, para que Fernández eligiera al que considerara más conveniente como reemplazo de Meoni. El trámite viene demorado y, hasta el momento, en la Casa Rosada hay una sola certeza: que el Ministerio de Transporte le tocó en suerte al massismo cuando el Gobierno hizo el reparto de áreas entre los socios del Frente de Todos y que el reemplazo saldrá del mismo espacio.

 

El área de Transporte es sensible. Los antecedentes del área en manos de la dupla de Julio De Vido y Ricardo Jaime, por el kirchnerismo, y de Guillermo Dietrich, por el macrismo, hacen que el Presidente vaya con pie de plomo. Los antecesores de Meoni terminaron con causas judiciales y denuncias por corrupción. Fernández quiere un ministro o ministra que pueda dar garantías de honestidad y transparencia. Además, el área requiere un dirigente con cintura y experiencia política.

 

A eso se suma el hecho de que, para cuidar el equilibrio interno de la alianza de gobierno, Fernández deba esperar la propuesta de Massa. El presidente de la Cámara de Diputados baraja diferentes nombres, pero no todos tienen chances de pasar el filtro del Presidente y, también, de CFK. En su nómina figuran su jefe de Gabinete en la Cámara, Raúl Pérez, y el extitular de la Anses, Diego Bossio. Este último está absolutamente vetado por el kirchnerismo. El nombre de su esposa, la titular de Aysa, Malena Galmarini, también entró en danza, junto con el de Martín Marinucci. El titular de Trenes Argentinos saludó este miércoles por su cumpleaños a Massa a través de Twitter, y le deseó que "a pesar de las pérdidas", en referencia a la trágica muerte de Meoni, pueda rodearse de afecto para "renovar la energía y seguir peleando por la Argentina que soñamos".

 

La definición se hace esperar, justo cuando la pandemia requiere de agilidad en la gestión y pone al Presidente otra vez a elegir para designar un titular en el gabinete, apenas un mes después del último recambio, en el área de Justicia, cuando Martín Soria reemplazó a Marcela Losardo, amiga personal de Fernández. En esa oportunidad, el remplazo de la exsocia del Presidente se demoró semanas. Tras los primeros rumores de su posible alejamiento, Fernández lo confirmó por televisión, la renuncia efectiva de la ministra se produjo algunos días más tarde, y la jura de Soria tuvo lugar el 29 de marzo, 24 días después de la primera vez que en Casa Rosada dio por hecho que Losardo dejaría la cartera que ocupó desde diciembre de 2019.