17|11|2021

Feletti a dos bandas, triple fatality a Funes de Rioja y la duda del 15N

27 de octubre de 2021

27 de octubre de 2021

Alimenticias y supermercados se pasan la pelota y el secretario aprovecha. Jaque a COPAL: listas frizadas, Etiquetado y ahora Envases. Se vota ¿y después?

La política de Precios Cuidados, que goza de amplio consenso, entró en un pantano con el último congelamiento de 1.432 productos que dictó el Gobierno. Mientras el Ejecutivo busca sumar el apoyo de las autoridades provinciales en el control del programa ampliado, las empresas se miran entre ellas y cruzan acusaciones, en medio de dudas sobre el cumplimiento de la normativa a partir del 15 de noviembre.

 

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, celebró un grado de cumplimiento del orden del 70 por ciento el primer fin de semana de vigencia de la lista ampliada a la fuerza de Precios Cuidados. Si al lanzar el programa apuntó contra tres grandes fabricantes (Molinos Río de la Plata, Arcor y Ledesma) con muchísima voz dentro de la Coordinadora de Industrias Alimenticias (COPAL) por su resistencia, este martes redirigió la mira al supermercadismo. Dijo que dos cadenas de comercios se resistían a resignar márgenes del 30%. No las identificó, pero se refería a Coto y a Changomás, las tiendas que Francisco De Narváez le compró el año pasado a Walmart.

 

El nuevo Precios Cuidados XL publicó precios de venta al público minorista vigentes en todo el país, provincia por provincia. A diferencia de lo que ocurría con el programa, sin embargo, no convino con las empresas el precio mayorista de ingreso al comercio ni las cantidades que los fabricantes deben abastecer, tanto a las grandes cadenas de supermercados como a los autoservicios y comercios de barrio. Además, dicen supermercadistas, no se respetaron precios vigentes al 1 de octubre, que el Gobierno tenía disponibles en el Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos (SEPA).

 

Las alimenticias se plantaron en entregar productos en los precios vigentes al primero de mes, pero como hay diferencias en los valores en góndola, los supermercados deben resignar márgenes. Ahí se plantó el retail, que indica que ese 30% de sobreprecio cubre costos operativos (salarios, servicios, impuestos, etcétera) en un negocio de márgenes pequeños y mucho volumen. Feletti apuntó a dos grandes tiendas, algo que tomó al sector por sorpresa: no hay reuniones mano a mano entre Gobierno y comerciantes pautadas hasta el momento, indicaron fuentes privadas. El funcionario continúa con sus encuentros cara a cara con las grandes alimenticias y firmas de consumo masivo, como Quilmes y Unilever.

 

El tira y afloje tiene, sí, efectos políticos. Feletti reduce la pelea por los precios entre proveedores y grandes supermercados, mientras es un misterio aún cuál será el grado de cumplimiento en los comercios de barrio del nuevo congelamiento, y qué harán los inspectores con los y las responsables de los pequeños comercios. El discurso calza justo con la campaña. El secretario aprovechó una declaración del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de este miércoles, en FM Urbana, que marcó que la emisión monetaria y los monopolios inciden en la inflación. “Hay un tema de emisión. Hay un tema de monopolios también. Los monopolios no ayudan a bajar la inflación”, dijo el presidenciable de PRO. Feletti tomó la última parte de su declaración y, vía Twitter, escribió “Vos sabés que #Sí".

 

Con la Casa Rosada apuntando sus velas a la campaña electoral, el supermercadismo se preguntó ante Letra P qué pasará con la medida después del 15 de noviembre. En concreto: ¿seguirán abasteciendo las grandes alimenticias lo suficiente? Las controlantes de Copal, en tanto, prometen que cumplirán con la normativa hasta el 7 de enero, pero deslizan que existen otros precios que son formalmente libres. Los compromisos de palabra para no aumentar sin el aval de la exsecretaria Paula Español quedaron en veremos.

 

Con los intendentes y las intendentas oficialistas del conurbano bonaerense comprometidos para fiscalizar precios, el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro del Interior; Eduardo De Pedro, y Feletti se reunían al cierre de esta nota con gobernadores y gobernadoras, sin los “autonómicos” de Córdoba y San Luis, Juan Schiaretti y Alberto Rodríguez Saa, que conectarán vía Zoom a delegados. Los opositores Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) estarán online, y Omar Perotti y Larreta figuran como “a confirmar”. El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, el primero en respaldar el congelamiento, apoyará en vivo y en directo.

 

La COPAL, presidida por Daniel Funes de Rioja, no para de sumar malas noticias. Al resistido congelamiento de precios se sumó, anoche, la sanción de la ley de Etiquetado Frontal que el sector resistió abiertamente. Las empresas se juegan ahora a una reglamentación amigable. Esperan que la autoridad de aplicación sea “técnica” e incluya a la Comisión nacional de Alimentos (Conal), el ente público que tiene representantes de todas las provincias. Este jueves la industria de alimentos y bebidas tendrá otro sinsabor con la presentación de la ley de Envases, impulsada por quienes trabajan en la economía popular y resistida por las empresas, porque sumaría una penalización a quienes fabriquen recipientes no reciclables.