23|1|2021

Camaño anticipa que la batalla por la Procuración será feroz en Diputados

23 de noviembre de 2020

23 de noviembre de 2020

Sin el apoyo del lavagnismo, el FdT tendrá un escenario difícil para completar la reforma del Ministerio Público. El Senado la aprueba este viernes.

Mientras el oficialismo se prepara para aprobar este viernes en el Senado una reforma a la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal que busca reducir la mayoría necesaria de selección del procurador y su duración en el cargo, la diputada nacional Graciela Camaño advirtió que el camino en la Cámara baja será mucho más complejo. "Los senadores tienen que darse cuenta de que (la iniciativa) es inconstitucional; es pan para hoy y hambre para mañana", disparó la legisladora, que integra el interbloque Unidad Federal, referenciado en el exministro de Economía Roberto Lavagna

 

Este viernes, la Comisión de Justicia y Asuntos Penales de la Cámara alta le dio dictamen a la unificación de los proyectos presentados por el porteño Martín Lousteau (JxC), la neuquina Lucila Crexell (MN) y el rionegrino Alberto Weretilneck, que encierra todos los cambios que el oficialismo quiere impulsar en el Ministerio Público.

 

La iniciativa es el resultado de esos textos y fue resistida por el interbloque de Juntos por el Cambio luego de que Lousteau y Crexell intentaron retirar sus proyectos, pero sin éxito. El Frente de Todos cuenta con 42 votos para aprobarlo este próximo viernes y dejarlo en la puerta de Diputados. En ese recinto, el oficialismo sólo cuenta con 119 escaños formales y necesita el apoyo de los bloques minoritarios que responden a fuerzas provinciales y al lavagnismo para superar las 129 voluntades requeridas. 

 

 

 

En ese contexto salió Camaño para anticipar su posición. Este, lunes aseguró que la reforma del Ministerio Público "no se corresponde con el artículo 120 de la Constitución". Para la diputada, es "pan para hoy y hambre para mañana", porque "el Ministerio Público es un suprapoder, por fuera de los tres poderes. Tenemos que bregar por su independencia" y avanzar en una "legislación de fondo", reclamó. "Cuando el kircherismo quiso hacer reformas a la Constitución, la Corte le dijo que no. La dirigencia política está bailando arriba del Titanic. Ni el Gobierno anterior ni este han tenido diálogo ni coalición. Son un conglomerado de voluntades políticas", acusó la diputada del bloque Consenso Federal. 

 

El texto unificado propone que el mandato de procurador deje de ser vitalicio y dure cinco años con la posibilidad de una reelección y que la designación no sea realizada durante un año electoral. Además, establece que el nombramiento se concrete con 37 votos, es decir, con la mayoría absoluta de los miembros del cuerpo, en vez del requisito de los dos tercios de los presentes en el recinto que rige en la actualidad. Se trata de la mayor diferencia entre oficialismo y oposición y el eje que posiblemente sume más dificultades en Diputados. 

 

 

 

En el interbloque lavagnista, que preside Eduardo Bucca, conviven los cuatro diputados y diputadas de Consenso Federal con sus cuatro pares de Córdoba Federal, que responden al gobernador Juan Schiaretti. A ellos se suman dos santafesinos: el socialista Enrique Estévez y Luis Contigiani, del Frente Progresista Cívico y Social. Todos refrendaron su acercamiento con el oficialismo con el apoyo al Presupuesto 2021 y al aporte solidario y extraordinario de las grandes fortunas.

 

No obstante, en temas judiciales las coincidencias no son tan estrechas. La representación cordobesa ya había anticipado su rechazo al proyecto de Reforma Judicial que fue aprobado en el Senado en septiembre y desde entonces sigue sin ser tramitado en Diputados. Camaño también había planteado sus reparos en esa oportunidad y ahora los redobló sobre la controversia en torno a la Procuración. 

 

 

 

Sin los 11 votos de ese espacio o con una cosecha dividida, el oficialismo necesitará en forma imperiosa los avales del otro aliado: el interbloque Unidad y Equidad para el Desarrollo, que encabeza el mendocino José Luis Ramón y contiene a las cuatro voluntades del Frente de la Concordia Misionero, además del patagónico Luis Di Giácomo, único representante de "Juntos Somos Río Negro", que conduce el senador Weretilneck.  Aún con ese puñado de votos a favor, los números no le alcanzan al Frente de Todos sin el lavagnismo. 

 

 

 

Los cambios en la ley que define el funcionamiento del Ministerio Público toman otro calibre ante la postulación del juez federal Daniel Rafecas para procurador en reemplazo del actual, Eduardo Casal, que ejerce un interinato desde el 31 de diciembre de 2017, cuando renunció Alejandra Gils Carbó, tras dos años de hostigamiento por parte de la administración del entonces mandatario Mauricio Macri.

 

El presidente Alberto Fernández envió el pliego de Rafecas a principios de este año, pero el postulante luego dijo que sólo aceptaría ser designado si los requerimientos de los dos tercios del Senado siguen vigentes “Argentina necesita, de una vez por todas, tener un procurador. Es un lugar muy importante y necesario para el buen funcionamiento de la Justicia. Espero que lo resolvamos rápido y por consenso”, dijo este domingo el jefe de Estado en distintas entrevistas. También sostuvo que “quienes se oponen a la designación de Rafecas son quienes echaron a Gils Carbó y nunca fueron capaces de nombrar a otro procurador”.