X

Los partidos de la coalición opositora provincial apuntan al senador por el proyecto avalado por el kirchnerismo. La historia de una relación fluctuante.

Por 20/11/2020 10:02

Weretilneck es Cristina. Con esa frase, algunas voces reconocidas de Juntos por el Cambio de Río Negro cruzaron al senador Alberto Weretilneck por el proyecto parlamentario que busca reformar el método de elección del Procurador General de la Nación. La orden que acató un sector de la alianza opositora surgió de la conducción nacional: Patricia Bullrich, Elisa Carrió y Alfredo Cornejo dieron el visto bueno. En la provincia, la recepción no fue unánime. A diferencia del radicalismo y la Coalición Cívica, el sector filomacrista admite que saldrá a media máquina contra el líder espiritual de Juntos Somos Río Negro (JSRN). Este es un giro en la relación, que pasó del voto útil en la elección que dejó a Arabela Carreras en el mando, a no presentarle rival en el escaño del Senado por acuerdo con la Casa Rosada y a recordarle su pasado en el Frente para la Victoria (FpV).

Como rival, el exintendente de General Roca, Martín Soria, siempre ubicó a Weretilneck como aliado de Mauricio Macri. “Son socios”, repetía antes y durante la campaña 2019. Los giros de la fluctuante relación del exmandatario provincial con el poder central tiene mil vueltas. Algunos ejemplos son la bajada de la lista de Juntos Somos Río Negro (JSRN) en 2017, el fallido intento de instalar una central nuclear en la zona atlántica rionegrina, su capacidad para conseguir financiamiento en tiempos del macrismo, que incluyeron viajes al exterior con la comitiva presidencial o la emisión del bono en dólares denominado Plan Castello. Hoy justamente Cambiemos es el espacio que toma la posta como challenger provincial.

 

 

El sector del bloque oficialista en el Senado de la Nación más cercano a la vicepresidenta Cristina Kirchner abrió el debate sobre dos proyectos que había presentado la oposición a fines de 2019 para designar al titular del Ministerio Público Fiscal, pero en los últimos días Weretilneck impulsó otro, que recibió el visto bueno de sus pares del Frente de Todos.

La iniciativa acota el mandato del jefe de los fiscales -hoy vitalicio- a cinco años y reduce la mayoría requerida para designar al jefe de los fiscales, para que en lugar de los dos tercios de los presentes se necesite mayoría absoluta, es decir, 37 votos.

Esto le allanaría el camino a la bancada del Frente de Todos para elegir al procurador, con su propia mayoría, dado que cuenta con 40 votos más el de Weretilneck.

La movida provocó a Carrió. La bajada de línea fue clara: Weretilneck volvió a ser aliado del kirchnerismo. Este fue el mensaje que viralizó la nueva conducción provincial de la CC-Ari a través de su presidente, Javier Acevedo, y el resto de los partidos de la coalición. Se sumó un comunicado de la alianza, que despotrica contra el cipoleño.

El único legislador provincial, Juan Martín, compartió el texto por expreso pedido de Bullrich pero el espacio que integra no entiende favorable para las futuras estrategias electorales distanciarse de Weretilneck ni del oficialismo provincial. Según pudo averiguar Letra P, otros referentes del PRO Río Negro dieron a entender que saldrán “a media máquina” contra el senador.

En el radicalismo, la situación es bien diferente. La presidenta del Comité provincial, la diputada nacional Lorena Matzen, fue una de las más duras. El problema surge en la división de rojos y verdes dentro de la UCR rionegrina, con una lista cercana al exgobernador para competir en el momento de la renovación de autoridades. Como explicó este medio, el exintendente de Valcheta, Yamil Direne, es el elegido para hacerle frente con una visión más cercana a JSRN.

 

 

“Es el proyecto necesario en el momento oportuno. Los problemas con la procuración vienen desde la época de la doctora (Alejandra) Gils Carbó, por lo cual no se puede designar un procurador y hoy estamos con excesiva politización del Ministerio Público”, se atajó Weretilneck, cuando escuchó críticas en Radio Mitre. Sobre la situación judicial de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, advirtió que “se designe un procurador no va a cambiar nada el derrotero de esos juicios”.

 


Carreras firmó esta semana un acuerdo por fondos para la provincia con Guzmán y Cafiero.

Esta semana, agobiada por los índices en rojo de las cuentas, Carreras viajó a la Ciudad de Buenos Aires para rubricar un ingreso de aporte nacional que le permitirá cancelar salarios. Como informaron desde el gobierno rionegrino, por efecto de la pandemia, se estipula una baja anual en la recaudación provincial del orden de los $12.290 millones.