X

Radiografía del financiamiento de la campaña de Vidal

Parques eólicos detrás de una aportante de 94 años. Una firma ligada a una ONG con injerencia en escuelas y resistida por gremios. Una empresa que recibió subsidio por crisis y aporta a lo grande.
Por 08/08/2019 18:16

Por lejos, Juntos por el Cambio es la fuerza que más dinero recibió de aportantes privados para la campaña de cara a las PASO. Y, dentro de este universo, también tienen un marcado predominio los fondos que se destinan específicamente a la maquinaria electoral del oficialismo en la provincia de Buenos Aires.

Según se refleja en el listado de aportes declarados ante la Cámara Nacional Electoral (CNE), donde se detallan los montos destinados a cada fuerza para las campañas presidenciales y legislativas de cada provincia, Juntos por el Cambio Distrito Provincia de Buenos Aires recibió –hasta este jueves al mediodía– más de 17 millones de pesos. Al desglosar ese número, se encuentran viejos aportantes y otros más novedosos, que se conectan con medidas y funcionarios del gobierno de María Eugenia Vidal.

A CONCIENCIA. Con 1.640.000 pesos, uno de los máximos aportes es de Control Unión Argentina S.A., firma abocada a los servicios de control de calidad de productos agropecuarios y certificaciones agroalimenticias, referenciada en la familia Lacroze.



Una de las caras visibles de esta empresa es Félix Lacroze, ex subsecretario de Coordinación Administrativa del Ministerio de Educación, quien integra el consejo asesor de una de las ONG predilectas del establishment, Asociación Conciencia, que tiene una creciente injerencia en el ámbito educativo bonaerense desde la llegada del vidalismo al poder provincial.

Junto al titular de Control Unión Argentina S.A. figuran en el cuerpo asesor de Conciencia los funcionarios bonaerenses Fabián Perechodnik (secretario general de la Gobernación) y Sergio Siciliano (subsecretario de Educación). Desde su etapa como vicejefa de Gobierno porteña y sin discontinuar como gobernadora, Vidal participa de los eventos anuales de la entidad comandada por Beby Lacroze.
 


Fue Vidal quien le abrió la puerta de las escuelas a Conciencia, algo que no tardó en disparar el rechazo gremial. “La Resolución Nº 63/16 habilita a la Asociación Conciencia a ocupar el lugar que debería ocupar el Estado en tanto garante del Derecho Social a la Educación en aspectos tan sustanciales como el de la infraestructura escolar”, apuntaron en Suteba, sindicato que sostiene que las fundaciones, financiadas por grandes multinacionales, “empiezan a conducir las políticas educativas”. "El vínculo fundaciones-gobierno-empresas, se constituyó en el centro de la política de Cambiemos en la Provincia", advirtieron a Letra P voces del gremio docente.

PÉREZ COMPANC. Con un monto similar a los Lacroze –exactamente, 1.674.668 pesos- aparece Sicma S.A., sociedad de inversión controlada por la familia Pérez Companc. Son diversos los lazos que conectan al Grupo Pecom con la administración amarilla, pero, en lo que refiere puntualmente al vidalismo, el caso más representativo es el del ministro de Trabajo provincial, Marcelo Villegas, quien se desempeñó como gerente de Recursos Humanos de la División de Exploración y Producción del grupo Pérez Companc.



Sicma es presidida por Pablo Antúnez, directivo de Molinos Río de la Plata, la gigante alimenticia que fue recientemente visitada por el presidente Mauricio Macri y la gobernadora. La visita oficial a la planta de Esteban Echeverría no fue el único gesto ni el mayor. Tal como contó Letra P en agosto del año pasado, el Gobierno, mediante un decreto del Ministerio de Agroindustria, le condonó a Molinos una deuda cercana a los 70 millones de dólares en concepto de gravámenes a las exportaciones. De todas formas, el aporte de Sicma a la campaña vidalista fue menor a lo desembolsado para el ámbito presidencial, donde destinó cuatro millones de pesos.

LO QUE EL VIENTO APORTÓ. No podía faltar, en la cartera de aportantes PRO, uno de los rubros predilectos del macrismo: los parques eólicos, aunque el mecanismo de respaldo financiero de quienes se vieron beneficiados en esta materia fue un tanto indirecto. Marta Amalia Mesa, de 94 años, figuró como una de las máximas aportantes de Juntos por el Cambio en la esfera bonaerense, con una transferencia bancaria de 1,5 millón de pesos. Marta Amalia es madre de los hermanos Martín, Gustavo y Marcelo Brandi, quienes conducen PCR Logística, firma a la que el Gobierno adjudicó la construcción del Parque Eólico del Bicentenario, el que posee la mayor potencia instalada del país -126 MW- y fue inaugurado recientemente. Por fuera de Marta Amalia, Martin Brandi aportó a la campaña presidencial otro millón de pesos, mientras que Petromix S.A., también ligada a la familia Brandi, hizo un aporte de cuatro millones más.



Los Brandi también tienen planes para los vientos bonaerenses. Tras mejorar el precio con respecto a la fase anterior del programa Renovar, la empresa Luz de Tres Picos S.A. (unidad de negocios de PCR) desarrolla los Parques Eólicos El Mataco I y San Jorge en un mismo predio ubicado sobre la Ruta Nacional N°3, a la altura de la localidad de Tres Picos (Partido de Tornquist), a 50 kilómetros de Bahía Blanca, donde se emplaza otro parque eólico, Corti, que administra Pampa Energía y tiene transformadores producidos por Tubos Trans Electric, empresa con asiento en Córdoba pero que de todas formas tiene sus intereses bonaerenses, particularmente al ser propiedad de la familia del ministro de Producción provincial, Javier Tizado.

DEL SUBSIDIO AL APORTE. Otra aportante de la campaña bonaerense de Juntos por el Cambio es la empresa Ferva S.A., que forma parte del Grupo Dema, una importante productora de sistemas de conducción de agua. Ferva fue una de las grandes empresas que recibió por parte del Ministerio de Producción bonaerense, a cargo de Tizado, la ayuda económica destinada a empresas productivas calificadas como críticas y a los efectos de poder solventar los tarifazos. Seleccionada por la administración bonaerense como “usuario productivo crítico”, Ferva recibió en 2017 más de 100 mil pesos para poder afrontar los incrementos tarifarios del servicio de energía eléctrica.

 


APORTANTE VITALICIA. Una aportante de larga data del macrismo es María Luisa Bárbara Miguens Bemberg, madre de Gonzalo Tanoira Miguens, titular de Sociedad Anónima San Miguel, una de las citrícolas que celebraron junto al presidente Mauricio Macri el año pasado la apertura del mercado norteamericano para los limones argentinos. Con propiedades familiares en el country Cumelén de Villa La Angostura, donde el jefe de Estado suele acudir en algunas de sus vacaciones, María Luisa Bárbara ya había sido en 2017 una de las máximas aportantes a la campaña bonaerense de Cambiemos, con una contribución de 437.500 pesos. En esta oportunidad, mediante cuatro transferencias bancarias, Miguens Bemberg desembolsó 1.640.000 pesos.

EN LA CRESTA. De Grazia es otro apellido ya conocido en las planillas de aportes privados a la campaña de Cambiemos. La familia propietaria de Granja Tres Arroyos, actualmente controla la avícola Cresta Roja mediante la firma Wade, en un contexto de persistente conflicto en el cual cientos de trabajadores despedidos siguen reclamando por sus reincorporacionesJoaquín De Grazia efectuó un desembolso de 400 mil pesos para la campaña bonaerense y un monto idéntico para la campaña presidencial. En 2017, Ariel De Grazia, también integrante del directorio de Wade, había aportado 25 mil al oficialismo.

Carlos Stasiuk, uno de los trabajadores despedidos de Cresta Roja, calificó de “bochornoso” este aporte y, en diálogo con Letra P, ahondó: “Es una burla hacia los trabajadores, porque cuando vino Joaquín De Grazia con la empresa Wade como operador de Cresta Roja, trajo una propuesta de reducción de personal, reducción salarial y pago de nuestra indemnización en 28 cuotas, que terminaríamos de cobrar recién en 2021 y decía que no tenía la plata para pagar la totalidad en un solo pago, como para que podamos cobrar nuestra indemnización, pero está aportando a la campaña de Macri. Obviamente es devolución de favores”.

 


Al detallar la situación de los despedidos, Stasiuk comentó: “Seguimos en la calle, con un fondo de lucha para tratar de suplir la realidad que estamos atravesando. No estamos recibiendo ingresos de ningún lado. Estamos sobreviviendo con la colaboración de la gente y las organizaciones que nos acercan bolsones de mercadería. Es una situación triste la que estamos atravesando”.

LOS GANADORES. Financieras, agropecuarias y renovables. Los tres sectores beneficiados por el modelo económico macrista son los impulsores del grueso de los aportes recibidos por Juntos por el Cambio para la campaña electoral hacia las PASO. En el primer sector, aparecen desde la financiera Maxinta (con un millón de pesos) hasta Julio Supervielle (del banco del mismo apellido), con 200 mil, pasando por Graciela Inés Cairoli, de Capital Markets, con 110 mil.

El agro apostó fuerte. Además de los mencionados Lacroze y Miguens Bemberg, aparece con 1.700.000 pesos la clásica firma Zeni, abocada al corretaje de granos, mercado de capitales, foresto industrial y ganadería. Tomas Hnos. (provisión de multiservicios para el agro), con 250 mil; Gensus S.A. (agronegocios), con 150 mil; y Monasterio Tattersall (consignatarios de Hacienda), con otros 150 mil.

En este bloque, hay que detenerse en el caso de Establecimiento Los Abuelos S.A., que hizo una transferencia bancaria por 1.500.000 pesos. Esta firma está dirigida por el empresario postal Oscar Andreani, quien en octubre de 2017 ya pedía en declaraciones a la revista Noticias: “Macri tiene que profundizar el ajuste”. Quien acompaña a Andreani en Los Abuelos es Pablo Ernesto Dusserre, integrante del directorio de la cadena de supermercados La Anómina, que comanda el tío de Marcos Peña, Federico Braun.