SANTA FE

Frente a Maximiliano Pullaro, Rafael Gutiérrez defendió la inamovilidad de la Corte Suprema sin límite de edad

Al abrir el año judicial, el presidente del tribunal fijó las únicas condiciones de remoción que admite. Discurso soft para refutar a los críticos.

El presidente de la Corte Suprema de Santa Fe, Rafael Gutiérrez, aprovechó el discurso de apertura del año judicial para dar señales de que el máximo tribunal no ve motivos para facilitar la renovación que promueve el gobierno de Maximiliano Pullaro.

Gutiérrez eligió no chocar de frente con el gobernador, que estaba presente en el acto. Prefirió referirse de forma elíptica a la permanencia de los actuales seis ministros de la Corte, de los cuales todos están excedidos de la edad máxima de 65 años estipulada por la Constitución provincial y sólo dos tienen menos del límite de 75 fijado a nivel nacional; uno de ellos el propio Gutiérrez, con 74.

El poderoso ministro de la Corte ignoró por completo esos límites constitucionales. En su discurso, con Maximiliano Pullaro sentado en la poltrona mayor de la sala del edificio de Tribunales de la capital provincial, citó parcialmente el artículo 88° de la Constitución de Santa Fe.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/florcarignanook/status/1765818645282685169&partner=&hide_thread=false

"...la ley máxima de nuestra provincia estipula expresamente las garantías de inamovilidad e intangibilidad de los magistrados en el ejercicio de sus funciones, en tanto conserven su idoneidad física, intelectual y moral (art. 88 de la Constitución Provincial); como así también, los mecanismos a seguir en tanto las condiciones exigidas desaparezcan", afirmó.

Por lo que se desprende de su discurso, Gutiérrez interpreta que la inamovilidad es de por vida, o por lo menos hasta que se demuestre que no hay "idoneidad física, intelectual y moral".

gutierrez pullaro año judicial.jpeg
Gutiérrez lee su discurso con Pullaro y el resto de la Corte a sus espaldas.

Gutiérrez lee su discurso con Pullaro y el resto de la Corte a sus espaldas.

El mensaje para Maximiliano Pullaro

El discurso del presidente de la Corte había generado expectativa en los ámbitos políticos, justamente porque es de público conocimiento que el gobierno que encabeza Maximiliano Pullaro tiene una mirada muy crítica del máximo tribunal y está decidido a producir una renovación. Sólo espera despejar otros frentes, para avanzar en el momento que considere adecuado.

Gutiérrez y el resto de los miembros saben esto porque el gobierno se encargó de hacer trascender su mirada sobre el desempeño del tribunal y su voluntad de producir una franca renovación. Con esos elementos en la mano, Gutiérrez evitó levantar una barricada y optó por un mensaje más suave, expositivo, que refutase a los críticos y justifique la permanencia en los cargos.

Reclamó por las vacantes que no se cubren, que incluso son algunas más que las de hace un año, lo que puede interpretarse como un reproche a la decisión de Pullaro de hacer retirar los pliegos enviados a la Legislatura por el anterior gobierno.

"Que quede en claro que no estamos hablando de designaciones masivas que supongan trastornos presupuestarios", afirmó con el argumento de que el Poder Judicial sólo representa el 3,29% de los recursos del Estado. "Se creen eficientes porque miran el porcentaje del presupuesto provincial que tienen asignado y lo comparan con otras provincias", se enervan en el entorno de Pullaro.

año judicial.jpeg
Clara García, Antonio Bonfatti, Felipe Michlig, Gisela Scaglia, Víctor Reviglio y Omar Perotti

Clara García, Antonio Bonfatti, Felipe Michlig, Gisela Scaglia, Víctor Reviglio y Omar Perotti

Gutiérrez también buscó refutar los señalamientos de justicia "cara e ineficiente" con una extensa enumeración de obras edilicias que se ejecutaron en los últimos años o están en marcha, digitalización expedientes y trámites, creciente uso del sistema de mediación del Poder Judicial y capacitación. Y al momento de mostrar disposición a los cambios, profesó la intención de extender la oralidad efectiva a los Juzgados del fuero civil y comercial de toda la provincia.

La Corte Suprema de Santa Fe

La Corte santafesina está integrada por seis miembros. Sólo Gutiérrez y Erbetta tienen menos de 75 años, edad límite fijada en la Constitución nacional. Todos están excedidos de los 65 que estableció la Carta Magna provincial de 1962. Mario Netri, María Angélica Gastaldi, Mario Spuller y Roberto Falistocco son los restantes ministros excedidos de edad en cualquiera de los dos casos.

En la mesa de trabajo del Ejecutivo, hay diferentes alternativas para forzar la renovación. Desde un decreto jubilatorio hasta el juicio político para la mayoría, por hechos para muchos escandalosos, como haber salvado del jury de enjuiciamiento al juez de Reconquista Gonzalo Basualdo, acusado del cobro de coimas, y antes por otras acusaciones al rosarino Hernán Postma.

La primera opción del gobierno de Maximiliano Pullaro es una instancia de salida dialogada aunque no negociada, donde los mayores de 75 renuncien y se vayan con alfombra roja. Si bien en el gobierno afirman que el tema de la edad y una Corte ajustada a lo que manda la Constitución no es negociable, los que desconfían creen que sólo pretende construir una mayoría propia.

En ese caso sacan cálculos y concluyen que lo conseguiría con la salida de tres ministros y el nombramiento un séptimo integrante, asunto que se habla hace muchos años ante la rareza de tener un tribunal par, lo cual ya provocó varios inconvenientes en el pasado a la hora de dirimir empates.

Maximilliano Pullaro, dureza para los presos narcos y defensa irrestricta a la policía.
Guillermo Francos, al medio. El ministro del interior deberá trasladar los reclamos de la región centro a la Casa Rosada. 

También te puede interesar