28|7|2022

Adelante, esta vez: la UCR, por un gobierno radical en una "coalición integrada"

27 de mayo de 2022

27 de mayo de 2022

El órgano partidario convocó a pelear por la Casa Rosada, las provincias y la Ciudad. Ratificó JxC, pero clamó por acuerdos programáticos. Letra chica.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Ratificar Juntos por el Cambio pero plantar el objetivo de disputarle poder al socio PRO en todos los estamentos. Sin vueltas, la UCR afirmó “con toda claridad” en el documento de la Convención Nacional de este viernes que trabajará para “tener un presidente radical” y la mayor cantidad de autoridades ejecutivas a partir de las elecciones de 2023, por lo cual buscará consolidar un partido “fuerte y unido”.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

 

El documento también hizo referencia a la actualidad de la alianza Juntos por el Cambio (JxC). Ratificó que trabajará para “fortalecerla” y “hacerla todavía más amplia”. “Tiene que estar basada en acuerdos programáticos y en denominadores y valores comunes”, alertó y consideró que “el próximo gobierno tiene que tener una coalición integrada” que logre la “subordinación de las pasiones y las ambiciones” bajo el “objetivo común” de “sacar a este país de la espiral de la decadencia”. En ese punto, advirtió: “La coalición para ganar y para gobernar debe mantener el espíritu de compromiso como política interna y como modo de interacción con sus adversarios”.

 

Tras un extenso decálogo de dardos hacia el Gobierno y propuestas que tuvieron fuertes reminiscencias de los mensajes que viene promoviendo Facundo Manes en su peregrinaje con traje de presidenciable, la Convención que ahora preside el hermano del neurólogo, Gastón Manes anunció que, en los próximos comicios, la UCR buscará “ser la opción de los independientes, de los que miran a la política con desconfianza, de los que vienen viendo frustradas sus expectativas desde hace décadas”.

 

 

“Queremos ser la fuerza que dé la bienvenida a los argentinos que todavía y a pesar de todo quieren hacer algo para el país, que tienen ganas de canalizar sus broncas para construir, y de combatir los problemas de la democracia con más democracia”, agregó al apuntar a un sector del electorado que será fundamental para definir las contiendas electorales del año que viene.

 

El texto hizo especial hincapié en la jurisdicción porteña. “Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que el próximo Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sea radical”, detalló el documento convencional, que tuvo una cuota mayor de énfasis al ser leído por el nuevo secretario del organismo, el porteño Hernán Rossi, tributario de las filas de Evolución, el espacio liderado por Martín Lousteau, quien, precisamente, se sumergió de lleno en el objetivo de suceder a Horacio Rodríguez Larreta en 2023.

 

Tensiones y cruces

Ese pasaje también fue coronado por aplausos de los 114 convencionales de Evolución presentes, aunque había radicales de la Ciudad que no expresaron efusividad, más bien lo contrario. Poco antes, en la entrada al Teatro Coliseo Podestá, boinablancas porteños le recriminaron a Lousteau que, en sus declaraciones a la prensa, hable de Evolución, como hizo este viernes mismo, y no, en sentido amplio, del radicalismo. Eso generó escenas de tensión con la comitiva que acompañaba al exembajador argentino en Estados Unidos.

 

Este no fue el único episodio que disparó los clásicos cruces convencionales entre militantes de diversas extracciones radicales.

 

De movida, segundos después de asumir su cargo, Gastón Manes fue interrumpido por un convencional que reclamó la reunificación de los bloques radicales en la Cámara baja. La moción no tuvo asidero, a pesar de los aplausos que había recolectado quien elevaba la informal propuesta.

 

Más tarde, antes de leerse el documento final, uno de los pocos convencionales de extracción alfonsinista (de Ricardo), el también dirigente de Coninagro Mario Raiteri, tomó el micrófono para reclamar, apuntando directo a Gerardo Morales, que en 2023 el partido no vuelva a respaldar “un programa de derecha”.

 

Una vez leído el documento, el llamado a votación también generó rispideces que el hermano del neurólogo cerró pidiendo que alzaran la mano quienes respaldaban el texto. “Aprobado ampliamente”, sentenció, para luego pasar al otro punto que levantaba temperatura convencional: el proyecto de resolución que ratificó “la coalición Juntos por el Cambio”.

 

En su artículo segundo, la Convención puntualizó, con miras a sus socios frentistas, “establecer la necesidad de elaborar un plan de Gobierno dentro de la coalición JxC que deberá estar culminado antes del 31 de diciembre de 2021”. A su vez, convocó a ampliar la alianza opositora “con distintos sectores políticos”. Eso sí: aclaró que “los partidos a incorporar deberán tener coincidencias programáticas con el plan de gobierno de la coalición”, un mensaje con un destinatario directo: Javier Milei."No hay lugar para hacer alianzas por encuestas", había subrayado Facundo Manes a Letra P al ser consultado sobre el economista de ultraderecha.

 

Palos a “la ultraderecha antidemodrática”

Finiquitado el temario convencional, llegó el momento de las alocuciones de las distintas figuras boinablanca. Entre ellas, el presidente de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad, que pidió que la dirigencia nacional se sume a caminar la provincia de Buenos Aires, jurisdicción clave para toda aspiración federal. “Construyamos un partido de poder que quiere volver a ser gobierno”, convocó. Por su parte, Lousteau destacó la “unidad entre todos los sectores” y focalizó en la “renovación”.

 

El cierre estuvo a cargo del presidente del partido, Gerardo Morales, que antes pidió que Facundo Manes subiera al escenario para dar un mensaje, no sin antes volver a señalar que ambos son los postulantes presidenciales del partido.

 

«Ratificamos nuestra pertenencia a JxC, no ya como furgón de cola y eso es lo que molesta muchas veces.»

“Instituciones, necesitamos, no un partido mesiánico ni de dueños”, arengó el neurólogo para luego estrecharse en un abrazo con el gobernador jujeño, que aprovechó para enviar un mensaje hacia la interna frentista: “Se preocupan mucho cuando nos sacamos fotos con Facundo. Nos llevamos bien y tenemos la misma visión”, enfatizó Morales y relativizó implícitamente las fricciones por la redacción del texto final de la convención.

 

Más adelante, Morales exaltó “la economía del conocimiento” planteada por Manes y añadió, en clara crítica a Milei y los rincones PRO que buscan articular con él: “Hay muchas cosas que compartimos con Facundo. Compartimos entre nosotros, no con algunas expresiones de la ultraderecha antidemocrática, que a algunos les gusta porque creen que van a ligar algún voto y se equivocan. Sigamos parados donde estamos”. De todos modos, aclaró: "Vamos a consolidar la coalición; por eso, pusimos en marcha una agenda propositiva, para que dejemos de joder con las peleas". Y cerró: "Aquí está el próximo presidente de los argentinos. O va a ser Facundo o voy a ser yo. Si se suma otro, aleluya, que se sume. ¡Coraje y decisión!".