13|10|2021

El manual de Rocca: más empleo privado y menos planes

02 de septiembre de 2021

02 de septiembre de 2021

El ceo de Techint resumió su visión para salir de la crisis en el acto de la UIA. Reconoce el rebote de la economía. Pide cerrar con el Fondo y bajar la brecha.

“Creo que el país necesita promover y atraer condiciones para el empleo privado. No se resuelven la pobreza y el desempleo con empleo público o con planes. Se resuelve creando condiciones de confianza en las cuales, desde la pequeña a la gran empresa, deciden moverse para adelante e invertir para crear empleo privado”. El que habla es Paolo Rocca, el dueño de Techint. En la celebración del Día de la Industria de la UIA vaciada de funcionarios de primera línea, en José C. Paz, Rocca fue la principal figura del establishment que se acercó la fábrica de cerámica Alberdi para respaldar al titular de la central empresaria, Daniel Funes de Rioja.

 

En un breve diálogo con Letra P y otros medios, Rocca lanzó uno de esos mensajes teledirigidos que envía cada vez que interviene en algún evento público. Resaltó el rebote de la industria, pero puso condiciones para generar inversiones de largo plazo. “Hay recuperación. Al mismo tiempo, para crear una confianza que pueda traer inversiones privadas, es importante lo que pueda pasar en los próximos meses con un acuerdo con el FMI y la reducción de la brecha. Eso ayudaría”, afirmó.

 

Para el industrial, el acuerdo con el Fondo y una menor brecha cambiaria, el control de la inflación y una menor carga impositiva están en el tope de los problemas para captar inversiones. “La reducción de la presión impositiva gradualmente debería crear las condiciones para el empleo privado, que los capitales vuelvan a apostar a Argentina en forma significativa”, sostuvo.

 

En los siete minutos de conversación con periodistas, Rocca enfatizó, una y otra vez, la necesidad de las inversiones privadas para generar empleo en el sector privado. Resaltó a Funes de Rioja y también a Cerámica Alberdi, la fábrica de Martín Rapallini, el tesorero de la UIA cercano a Techint. “Haber podido hacer la reunión de la UIA acá, en Cerámica Alberdi, en una empresa que emplea a 300 personas, pone en evidencia un tema central para la industria, que es el crecimiento y la creación de empleo en el conurbano”, dijo.

 

Consultado sobre la ausencia del presidente Alberto Fernández y del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el mandamás de Techint relativizó las tensiones. “Creo que, en definitiva, el tema de la creación de empleo industrial, de la reactivación industrial a la salida de la pandemia, tiene que ser un tema de interés central para todos, y no dudo que no lo sea también para la administración, como lo es para los industriales”, sostuvo, luego de atribuir a cuestiones de campaña las diferencias de agenda.

 

“La pérdida de calidad educativa ha sido muy importante”, siguió Rocca. “Estar acá, en esta empresa, en el medio del conurbano, me parece una señal muy importante de la UIA a todo el país. Tenemos que encarar el empleo privado y fortalecer la estructura educativa, para la empleabilidad de una franja muy amplia de la población que está por debajo de la línea de pobreza”, insistió.

 

Las empresas de Rocca vuelan. Lo destacó el propio industrial, que saca ventaja de tener como clientes a las fábricas que mejor aprovechan las condiciones de la economía. Siderar está operando a niveles históricos. El nivel de actividad de la construcción se está recuperando también y el campo contribuye a apoyar esta recuperación”, dijo el CEO de Techint. “La cadena de valor agroindustrial, la automotriz y la de la construcción privada sostienen la actividad de Siderar. Para Siderca, el precio del petróleo y el desarrollo de Vaca Muerta están sosteniendo la recuperación productiva”, describió.