30|8|2021

21 de julio de 2021

21 de julio de 2021

Un sector de la UCR competirá contra Vidal y López Murphy, disconforme con el rumbo "conservador" de JxC. Nuevos tironeos entre el alcalde y Bullrich en el PRO.

Cuando el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, parecía haber ordenado las internas de JxC en la provincia y en la Ciudad de Buenos Aires, ya asumido el martes 13 que significó la irrupción de Facundo Manes para alterar su Plan Canje, un sector de dirigentes radicales porteños, autopercibidos como "alfonsinstas", se transformaron en un problema para el alcalde. No se bancan la fórmula de la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el economista Martín Tetaz. La iniciativa está liderada por el diputado Facundo Suárez Lastra y el actor Luis Brandoni. Su irrupción no solo desautorizó a la conducción capitalina de la UCR, que lidera el senador Martín Lousteau. También originó nuevos tironeos dentro del PRO, entre el alcalde y quienes temen perder más chances si "toquetean" la lista que todavía no terminan de cerrar. 

 

La emergencia de una segunda lista radical, bautizada "Adelante Ciudad", anticipa un panorama impensado para el PRO, porque JxC tendrá en la ciudad tres listas: una encabezada por Vidal, otra por el exministro Ricardo López Murphy, por Republicanos Unidos, y ahora una tercera escudería. 

 

Cerca de Brandoni confiaron a Letra P que la presentación de una lista exclusivamente radical dentro de JxC es cuestión de horas y el propio actor ya se puso al frente de la búsqueda de avales. La certeza da por cerrado cualquier intento de Rodríguez Larreta para lograr que la bajen. El tema formó parte de la última reunión de la Mesa Nacional de JxC, donde el alcalde le pidió al titular del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo, que baje esa lista díscola. "No se lo exigió porque no puede, pero se lo pidió y Cornejo le dijo que no puede evitar un proceso interno del partido que es absolutamente democrático", detalló otro dirigente radical que no desmintió una propuesta posterior con algún lugar en la lista a cambio de evitar otra nómina. 

 

Según pudo reconstruir este portal, el intento generó más incomodidades dentro del PRO. Cerca de Patricia Bullrich confiaron a Letra P que este martes por la noche protagonizó un nuevo debate con Rodríguez Larreta para evitar que cambie el armado de la lista. La titular del partido ya carga con un problema interno, porque el diputado Fernando Iglesias reclama el cuarto lugar en la lista para él y las chances de que lo consiga son difusas. La exministra de Macri habría redoblado el reclamo de Iglesias, aunque también impulsa a la profesora Sabrina Ajmechet en el séptimo puesto

 

El gesto fue leído como una movida preventiva para evitar que Rodríguez Larreta profundice las indefiniciones y en vez de ceder a los pedidos de Bullrich, reordene la lista para contener a los radicales díscolos. 

 

"Lo que hizo Rodríguez Larreta fue lotear la lista y no hubo forma de asignar los lugares en forma democrática. En ese marco, Tetaz es el producto de dos dirigentes de la UCR, pero somos varios los que no pensamos igual", remarcó un miembro de la nueva lista que contará con Brandoni, el extitular de la cartera de Salud, Adolfo Rubinstein y Suárez Lastra que buscará un nuevo mandato. La alusión a los dos dirigentes apunta al presunto acuerdo entre dos empresarios poderosos de la UCR capital: el exministro del Interior, Enrique "Coti" Nosiglia, que integra el espacio Evolución donde está Lousteau, y el extitular del club Boca Juniors, Daniel Angelici, que tiene la vicepresidencia del partido a través del legislador porteño Martín Ocampo.

 

"Hace cuatro años la propuesta fue Lousteau para el Senado y Maximiliano Ferraro /CC) para Diputados, y ahora vamos con Vidal y Tetaz, evidentemente hay un giro conservador con el que no coincidimos y preferimos una alternativa socialdemócrata que evite ese cambio solamente pensado para evitar la fuga de votos por derecha", lamentó un dirigente que apoya a Brandoni. El actor es uno de los más fervientes defensores de la gestión de Mauricio Macri y estuvo a un paso de acompañar a López Murphy. Tras el fracaso de esas negociaciones, se sumó a la movida donde está Rubinstein y se sumó la especialista en educación superior Mónica Marquina. También está el jurista Ricardo Gil Lavedra y el actual titular de la Auditoría General de la Nación, Jesús Rodríguez.

 

La lista de precandidatos porteños estará liderada por el arquitecto Andrés Borthagaray, pero el armado está en pleno desarrollo. 

 

En la lista naciente admiten que cuentan con una capacidad de fuego amigo que puede obstaculizar los planes de Vidal. Este martes, Rubinstein se encargó de exhibirlo, aunque dicen que lo hizo por inexperiencia. “Creo que hubo dos períodos. Yo asumí a finales de 2017 y a mediados de 2018 el país comenzó a desabarrancarse, hubo un cambio de prioridades y obviamente la salud pública dejó de ser una prioridad”, disparó el exsecretario de Salud de la Nación. Sus declaraciones cayeron muy mal en el PRO y parecieron orientadas a contener a los votantes desilusionados de las políticas del gobierno de Cambiemos. 

 

"Nosotros no queremos meter a Macri en la cancha. Rubinstein lo reivindicó y luego lo aclaró. No vamos a trabajar nuestra campaña sobre ese tema, el problema es el perfil conservador y a nosotros nos entusiasma disputar el voto socialdemócrata que sabe que el kirchnerismo es una farsa", disparó un dirigente cercano al exfuncionario de Macri. Desde su punto de vista, la crítica contra Macri se les escapó por "falta de experiencia en elecciones".