23|11|2021

Colectoras de evangélicos y libertarios, el plan de Angelini para el Senado

29 de junio de 2021

29 de junio de 2021

El diputado macrista insiste en que será candidato y arma un esquema para que un sector celeste, liberales y del campo duro tributen a su lista.

Federico Angelini salió del asado que Miguel Del Sel ofreció en su casa para ablandar las tensiones que calientan la interna PRO convencido de que sería candidato a senador nacional. Hizo un último intento para convencer al Midachi de que fuera él quien compitera, pero los días pasaron y no hubo definición. Quizás era una apuesta para lograr una negativa y, así, catapultarse sin ninguna resistencia. Como sea, el actual diputado nacional santafesino arma un Frankenstein electoral luego de algunos tropiezos que pusieron en duda sus intenciones.

 

En su entorno dicen que tiene el aval de Mauricio Macri y Patricia Bullrich, quienes lo conversaron con Horacio Rodríguez Larreta y no hubo reparos. Incluso, una de las máximas que promueve Angelini es abrir el espectro y no cerrarse en el PRO, y la tomó justamente de Larreta. En esa línea, ya puso primera y sumará a su estrategia electoral al partido evangélico Una Nueva Oportunidad (UNO), a liberales y hasta una pata del campo más combativo.

 

Lo singular es que no será de una manera tradicional de negociación de lugares, sino a partir de un esquema de listas colectoras: cada espacio llevará sus propias listas para la Cámara de Diputados, pero en la categoría Senado todos tendrán la cara de Angelini. Es decir, competirán dentro de Juntos por el Cambio (JxC) con sus respectivos partidos, pero tributarán sólo al armador macrista.

 

Lo piensan no sólo como una cuestión de sumar votos, al margen del real potencial que pueden tener, sino también como una construcción más amplia. “Somos los únicos que hablamos con todos. La realidad es que no podemos dejar cabos sueltos. Hay que construir algo más grande que solo un candidato”, explica un armador macrista. En rigor, esta apertura también apunta a los planes de Angelini para 2023. 

 

Entre tanto, faltan definiciones acerca del resto de las precandidaturas para el Senado y Diputados. Angelini dice no moverse de encabezar una lista y busca una candidata que lo acompañe. Entre las negociaciones surge Carolina Losada, la periodista que acaba de lanzar su precandidatura a senadora por el sector del radicalismo que conduce Julián Galdeano, un hueso difícil de roer que hasta le primereó a Ana Laura Martínez en el Concejo municipal de Rosario.

 

También tiene negociaciones con el radical Maximiliano Pullaro, quien jugará en JxC a nivel nacional y, al margen de haber manifestado sus intenciones de competir por el Senado, lo ven para la Cámara baja. Es tan amplia la serie de especulaciones que vuelve a tirarse en la mesa el nombre de Amalia Granata. Carlos Reutemann quedó fuera de juego para retener su banca en el Senado, como contó Letra P, agravado por su situación clínica.

 

Las colectoras

El pastor evangélico y actual diputado provincial Walter Ghione acaba de sacarse una foto con Macri como forma de oficializar su ingreso en la alianza, y busca, desde hace tiempo, medirse a nivel nacional. Estas elecciones serán una prueba de fuego para el sector celeste, ya que no tendrá la lucha contra el aborto como bandera, una discusión que ha sido saldada. Lo propio sufre Granata.

 

El espacio liberal, más precisamente el llamado "Liberales por la democracia", también podría sumarse al ala de JxC en este esquema que pretende Angelini. En tanto, el team libertario que impulsa la UceDé, que a nivel nacional tiene las caras de Javier Milei y José Luis Espert, está negociando un acuerdo, pero quiere pelear un lugar propio en el Senado. Además, conversa con un grupo de productores agropecuarios autoconvocados que no están dentro de la Mesa de Enlace y tiene posiciones duras. El santafesino Dieter Von Pannwitz es la cara de este sector radicalizado del campo.