22|11|2021

Se dobla: el plan de Pullaro para no romper del todo con el socialismo

27 de mayo de 2021

27 de mayo de 2021

El radical insistirá con el frente de frentes en Santa Fe, pero se prepara para competir para senador dentro de JxC y seguir junto al PS en elecciones locales.

Aún a sabiendas de que el socialismo rechaza su propuesta, el sector santafesino de radicales Nuevo Espacio Organizado (NEO), que lidera el diputado provincial Maximiliano Pullaro, seguirá vendiendo hacia afuera que la intención es exprimir hasta la última gota la chance de armar un frente de frentes junto al propio PS y al PRO, pero la corriente interna prepara las valijas para competir en la contienda nacional dentro de Juntos por el Cambio (JxC) y pretende, al mismo tiempo, mantener la sociedad con el partido de la rosa en la Legislatura y en las futuras elecciones locales.

 

Pullaro quiere ser candidato a senador nacional. Aislado por estos días por haber contraído coronavirus, el exministro de Seguridad armó equipos técnicos y quiere medirse en la que sería su primera elección como cabeza de lista en Santa Fe. Piensa, incluso desde antes a la muerte de Miguel Lifschitz, que no hay lugar para tercios y que la cosa en la provincia, al menos en 2021, pasa por kirchnerismo o no kirchnerismo.

 

Cómo lo van a recibir en JxC es otra historia, pero, en un Zoom realizado este lunes con alrededor de 350 asistentes, NEO escuchó a sus bases y se encontró con que el aval a construir un armado no peronista es mayúsculo. En ese camino, uno de los objetivos es darle al sector línea directa con los postulados que propone el senador Martín Lousteau dentro de la UCR nacional. Para concretarlo, NEO no puede seguir jugando a la tercera vía. Desde lo discursivo, insistirá con el frente de frentes, pero la suerte está casi echada.

 

Solo quedan por resolver dos aristas no menores, porque Pullaro le abre las puertas al salto a JxC, pero desea mantener el vínculo con el socialismo y el progresismo. Por un lado, mediante el interbloque de la Cámara de Diputados, que le permite a la alianza de socialistas y radicales sostener una firme mayoría. Desde el fallecimiento de Lifschitz, el vínculo entre ambos espacios se tensó aún más y Pullaro presiona para que NEO se quede con la vicepresidencia primera de la cámara que ostentaba el PJ. El socialismo evitó definiciones y estiró la paritaria dos semanas, pero no le sobra margen y hay que designar autoridades.

 

A la par de esa situación coyuntural, NEO no descarta competir junto al socialismo en las legislativas locales para el Concejo, que se realizarán la misma fecha que la disputa por diputaciones y senadurías, aunque con el sistema de Boleta Única: jugar con el Frente Progresista en el pago chico y con JxC en la arena nacional.

 

El Frente Progresista conduce unos 200 municipios y comunas, de las cuales la mayoría es radical. Romper esa sociedad no es negocio para nadie. Por ese motivo, el escenario de tercios va a mantenerse en Santa Fe en las elecciones de bajo rango.

 

La Convención provincial de la UCR, que se abrió este miércoles y concedió cuarto intermedio, se apresta a respaldar la alianza nacional con el PRO y la Coalición Cívica y dará libertad de acción a la hora de entablar sociedades a nivel local. De esa manera, en algunas localidades se presentarán figuras radicales pegadas al PS, en otras en alianza con el PRO y en otras ciudades se conformará un frente de frentes. Para gusto de todos y de todas.