24|11|2021

Cuatro mensajes para una foto

19 de junio de 2021

19 de junio de 2021

El encuentro del intendente rosarino Javkin con dos candidatos de la interna de Juntos por el Cambio descoloca a propios y extraños y levanta varias lecturas.

 El intendente de Rosario, Pablo Javkin; el concejal local Roy López Molina y el excandidato a gobernador de Santa Fe por Cambiemos José Corral descolocaron a varios y a varias con la foto que se sacaron este jueves en el despacho que el primero tiene en el Palacio de los Leones. Un jefe comunal, líder, del Frente Progresista que recibe a la dupla que encabezará una de las listas legislativas de Juntos por el Cambio (JxC). Tiene pinta de raro el encuentro, y levanta, a la vez, más de una lectura.

 

A  Javkin lo une con ambos una relación fraterna. Con Corral nacieron en el mismo partido, pese a que el rosarino eligió luego otro camino. Se conocen desde hace unos 30 años, desde la militancia en Franja Morada, cuando los dos lideraban las universidades de las ciudades más pobladas de la provincia. Nunca perdieron el vínculo. Javkin no está entre los progresistas que condenaron al santafesino por su salto a JxC.

 

Con López Molina la sintonía es más reciente. “Somos aliados institucionales”, define la relación el edil PRO. El amarillo integra el esquema de poder que le dio gobernabilidad a Javkin en el Concejo, un armado variopinto que conduce la presidenta María Eugenia Schmuck e integra también a La Cámpora y a la izquierda. Bajo la garantía y defensa del intendente, López Molina mantuvo la vicepresidencia primera del legislativo en las dos renovaciones de autoridades, aún contra el rechazo de parte del Frente Progresista y otra rama del propio PRO.

 

Hay una correspondencia, un trato que excede lo político si se quiere, pero no es el único motivo por el cual compartieron un café. Para aprovechar que el radical tenía agenda en Rosario, el encuentro fue coordinado por el amarillo. Javkin los recibió de brazos abiertos, porque a nadie, o al menos a casi nadie, le niega una foto. Lo demanda su rol de mandatario, pero en más de una ocasión aprovecha para mandar mensajes o dardos. Lo hizo antes de asumir sacándose una foto con Amalia Granata y lo hizo el año pasado con Rogelio Frigerio y Emilio Monzó. Solo dos ejemplos de varios.

 

Pero a Javkin y a López Molina los une otra causa. Comparten adversario político, el diputado nacional PRO Federico Angelini. El edil rompió en medio de la disputa electoral de 2019 y, pese a los intentos de más de un jugador por alcanzar la unidad partidaria, como Letra P reveló para el caso de Miguel Del Sel, la tensión entre ambos no mermó. Javkin, por su parte, tiene identificado a Angelini como uno de los dirigentes en las antípodas de lo que pretende construir. El vicepresidente nacional del PRO, además, es el jefe del bloque legislativo que practica una férrea oposición contra el municipio. López Molina no juega ese partido. Es más, rechaza el estilo de sus copartidarios.

 

La foto es también un mensaje del intendente a la interna del Frente Progresista. No es tomar partido en la dinámica de JxC, pero sí recordar hacia adentro, sobre todo al socialismo, que tiene juego propio. Más aun, en tiempos en que el Frente Progresista se encuentra en estado de ebullición tras la muerte de Miguel Lifschitz, el intendente va a aprovechar cada oportunidad que tenga para mandar mensajes.  

 

Mientras el conjunto del socialismo define si le da su banca a Antonio Bonfatti o apuesta a otro camino (¿Enrique EstévezMónica Fein?), Javkin ya tiene decidido presentar una lista en las legislativas nacionales, por el progresismo. Como publicó Letra P, el binomio de Schmuck y el diputado provincial UCR Fabián Palo Oliver espera en las gateras para la competencia.