31|8|2021

“Javkin es uno de los nombres a proyectar en el Frente Progresista”

05 de junio de 2021

05 de junio de 2021

El diputado referente de Radicales Libres apuesta fuerte al intendente de Rosario y se diferencia de sus correligionarios que saltan a Juntos por el Cambio.

Fabián Palo Oliver viene de pasarla muy mal. Hace algunas semanas, el diputado santafesino se recuperó de covid-19 tras estar 73 días internado, 22 de ellos en terapia intensiva y, de ellos, 13 con respirador mecánico artificial. Tuvieron que realizarle una traqueotomía, perdió 18 kilos y estuvo un tiempo sin movilidad y sin comer. Sigue yendo a rehabilitación tres días por semana para recuperarse del “camión que me pasó por encima”, según sus propias palabras.

 

En el medio, la muerte de Miguel Lifschitz produjo un cimbronazo político al interior del Frente Progresista en el que Oliver se referencia desde el espacio de Radicales Libres. El santotomesino asegura que su límite es el PRO, se diferencia de sus correligionarios de NEO que participarán a nivel nacional de Juntos por el Cambio y apuesta a fortalecer la coalición que gobernó Santa Fe entre 2007 y 2019. En ese sentido, ve en el intendente rosarino, Pablo Javkin, al posible nuevo gran elector del Frente Progresista.

 

-¿Qué análisis hace del radicalismo santafesino?

 

-Las motivaciones de los distintos sectores radicales no son las mismas. Estamos quienes entendemos que el radicalismo tiene que potenciarse para impulsar al Frente Progresista, Cívico y Social, y quienes entienden que el radicalismo tiene que unificarse para seguir los lineamientos del Comité Nacional, que lamentablemente sigue atrapado en la experiencia de Juntos por el Cambio (JxC). Entendemos que los sectores del radicalismo que abandonaron el Frente y se fueron con Cambiemos años atrás lo hicieron motivados por especulaciones sectoriales propias. Lamentablemente, el Nuevo Espacio Organizado (NEO), un sector importante del radicalismo con muy buena presencia en el territorio, decidió ser parte de Juntos por el Cambio para las elecciones nacionales. Más allá de eso, la mayoría de las fuerzas que fundamos el Frente vamos a construir una oferta electoral que defienda la provincia de Santa Fe sin pararnos en un lugar de la grieta.

 

-¿Cómo lee ese movimiento de NEO?

 

-Vamos a hacer un esfuerzo muy grande para que en 2023 haya una unificación del radicalismo y que todos los correligionarios puedan estar en el mismo frente. Para algunos existen límites, para mí el límite es el PRO. Esta es una de las causas por las cuales no se realizó el frente de frentes, porque en Radicales Libres entendemos que no hay que replicar la experiencia nacional en Santa Fe, porque fuimos muy críticos con Cambiemos. Habrá que ver qué hace el NEO el día de mañana. Nosotros tenemos las puertas abiertas para que el Frente sea una alternativa en el ‘23.

 

-¿Cree que NEO se va a Juntos por el Cambio para potenciar candidatos, buscar mayor protagonismo electoral?

 

-Eso mismo podrían haber hecho dentro del Frente Progresista. El fundamento de ellos es que se mudan porque no podemos seguir aislados de las decisiones que tome el Comité Nacional, que ratifica la pertenencia a JxC. Es contradictorio, porque desde 2015 el partido decidió construir Cambiemos y hasta hace pocos meses no era un tema que nos preocupara a los radicales de la provincia. No comparto la decisión, la respeto y no soy nadie para juzgarla, pero creo que ellos deberían haber disputado en el marco del Frente Progresista. Eso sí es una definición política clara.

 

-¿Cómo se viene preparando el Frente para las elecciones nacionales?

 

-Todavía estamos en un proceso de duelo, sobre todos los compañeros socialistas. Hay que empezar a discutir las posibles candidaturas. Primero hay que definir si va a haber un proceso interno. En lo personal creo que tenemos que hacer el esfuerzo de formar una única lista que contenga a todos los que decidimos transitar la experiencia del Frente Progresista, pero si eso no es posible habrá un proceso de internas. Como Radicales Libres queremos participar y tenemos nombres a proyectar, como por ejemplo María Eugenia Schmuck, que es la actual presidenta del Concejo de Rosario. Ya estamos hablando con otros espacios del Frente. 

 

Sabemos que corremos con desventaja electoral, la polarización en nuestro país es muy fuerte y a las terceras vías se les hace más difícil. Obviamente que nos hizo un gran daño como fuerza política en lo electoral la partida de Miguel Lifschitz. Pero seguimos creyendo que el Frente Progresista es una herramienta transformadora, esté Miguel como candidato o no esté. Obviamente queríamos que Miguel sortee el difícil momento que le tocó, por lo humano y en lo político porque sabíamos que era el gran elector. Al no tenerlo debemos trabajar fuertemente, obviamente que aparecen figuras que naturalmente van a disputar ese espacio, concretamente Pablo Javkin, el intendente de Rosario.

 

-¿Lo ve a Javkin como la figura política más relevante del Frente Progresista?

 

-Es una de las figuras a proyectar. Viene con una ventaja sobre otros dirigentes, porque gobierna la ciudad de Rosario y porque lo está haciendo bastante bien a pesar de la pandemia. También está Emilio Jatón, que hay que ver qué es lo que quiere hacer. Puede haber otros y otras más, tenemos que trabajar para convencerlos de que el Frente Progresista quizás los necesite para disputar la gobernación y que quizás tengan que cumplir otros roles. 

 

-Han sido críticos con Perotti por la falta de diálogo. ¿Sigue todo igual o hubo algún cambio este último tiempo?

 

-Todos tenemos que bajar un cambio. Cuando la calidad institucional del diálogo es mala, generalmente el responsable no es uno solo de los actores. Perotti tiene una forma de ser que a, nuestro entender, es bastante complicada en términos de construir ese diálogo político, pero todos tenemos que poner las barbas en remojo y entender que el país está atravesando uno de los peores momentos que se recuerden.