21|7|2021

Javkin acelera alianzas y el socialismo define su era pos Lifschitz

14 de junio de 2021

14 de junio de 2021

Tras la muerte del gran elector, el Frente Progresista se rearma. El intendente rosarino pica en punta mientras el socialismo se mira hacia adentro.

La política santafesina se prepara para una elección de medio término que tiene que servir para posicionar nombres para ocupar la Casa Gris en 2023. De máxima, todos los espacios quieren llegar al día de las urnas con una lista fuerte y única, sin fisuras y con procesos de unidad y entendimiento en marcha que no deje heridos. Pero el recorrido es largo y la mayoría de los partidos todavía está en boxes ajustando, reparando, cambiando neumáticos y, en algunos casos, conductor.

 

Es el caso del Frente Progresista, que por estas horas encamina sus definiciones interparidarias después del proceso natural de luto por la muerte por covid-19 de su principal elector, el exgobernador socialista Miguel Lifschitz. Sin embargo, hay algunos sectores internos que avanzaron con entendimientos.Ya está muy avanzado, por ejemplo, un acuerdo entre Radicales Libres y el espacio Creo, del intendente radical rosarino Pablo Javkin, que rige tanto para las elecciones nacionales como para el Concejo de Rosario.

 

La corriente interna correligionaria nació en la primavera del 2019 y tiene referentes como la presidenta del Concejo de Rosario, Maria Eugenia  Schmuck, el exministro de Trabajo Julio Genesini, el diputado provincial Fabián Palo Oliver y el presidente del Concejo de Santa Fe Leandro González. El sector sumó peso cuando definió su permanencia en el Frente Progresista tanto para el armando provincial como el nacional, a diferencia de los radicales Neo que, encabezados por el diputado Maximiliano Pullaro y el senador Felipe Michlig, en la competencia nacional se acoplan a Juntos Por El Cambio.

 

La alianza entre Radicales Libres y Creo, llamada Arriba Rosario, tiene nombres para encabezar listas a candidaturas nacionales para poner sobre la mesa de negociaciones: entre los que suena más fuertes están los de Schmuck, el de Oliver, y el de un intendente del espacio.

 

Para el parlamento local, Javkin quiere una nómina final que contenga a todos, pero lo que más le interesa es quedarse con el primer puesto de esa lista.  Sin embargo, el socialismo sostiene que ese lugar le corresponde a Verónica Irizar, que en el 2019 y con un resultado ajustado, disputó la interna por la intendencia. El metro de distancia con Irizar es una proyección hacia el 2023. Si los tiempos del rosarino se aceleraron tras la muerte de Lifschitz, también los de su sucesora o sucesor. Javkin apuesta fuerte a un traspaso de mando con Schmuk y quiere evitar otra interna con la socialista, que no se olvida y quiere hacer valer los casi 78 mil votos que cosechó.

 

Mientras tanto, entre los y las socialistas hay dos alternativas que están en discusión para ocupar los cargos nacionales: que el candidato sea el exgobernador Antonio Bonfatti, una figura con un caudal de votos muy importante pero que públicamente dijo que era el tiempo de la dirigencia joven de tomar la posta, o como plantean los herederos del lifschitzmo, que la boleta lleve el nombre de Mónica Fein, la exintendenta rosarina que hoy conduce el partido de la rosa a nivel nacional tras una interna que se definió en abril pasado.

 

Fein ganó con el 50 por ciento de los votos contra el exdiputado provincial santafesino Eduardo Di Pollina y el legislador porteño Roy Cortina y se convirtió en la primera mujer en asumir la conducción del PS. Ella era la candidata de Lifschitz, pero además, sumó el respaldo de Bonfatti y la corriente interna Fuerza del Territorio. La capitanía le da músculo para imponer hacia dentro del partido condiciones y estrategias pero la discusión aún está latente.

 

"Compañeros como Antonio Bonfatti, siempre son importantes y van a contribuir con su mirada y con su acción. En política no se retira nadie y más como somos los y las socialistas que tenemos esta vocación y pasión por construir una sociedad distinta. Esto no quiere decir que haya que ser candidato a algo, hay muchas maneras de aportar", le dijo Rubén Galassi a Letra P.