08|1|2022

La selección argentina de Macri

25 de mayo de 2021

25 de mayo de 2021

La tropa propia que impulsa en las provincias para no ceder liderazgo opositor. Las apuestas en Córdoba, Santa Fe y PBA. Solo dos mujeres para encabezar listas.

A excepción de María Eugenia Vidal y de Patricia Bullrich, los candidatos favoritos de Mauricio Macri para las elecciones de medio término son varones. Al expresidente lo ocupa su estrategia por mantener fuerte el liderazgo dentro del PRO y, así, tener una llave maestra en Juntos por el Cambio. No le pasa lo mismo a Horacio Rodríguez Larreta, que, gracias a la gestión, construye su propio liderazgo y recibe a dirigentes de todo el país que pasan a visitarlo. A Macri lo frenaron la pandemia y las nuevas restricciones de circulación durante los nueve días en curso. Después de la visita a Córdoba, su plan era viajar por las provincias electoralmente más fuertes con su libro bajo el brazo. Como si él fuera candidato, sortea a través de las redes sociales ejemplares de Primer tiempo y la entrega la hace él mismo. Le preocupan las zonas que en 2019 quedaron pintadas de amarillo: Ciudad de Buenos Aires, una parte del territorio bonaerense, Santa Fe, Mendoza, Córdoba y Entre Ríos.

 

Vacunado en Miami, Macri retomó su vuelo de halcón sin barbijo y presentó en la capital cordobesa su libro junto a Gustavo Santos, ex ministro de Turismo de la Nación y precandidato a senador con proyección para el 2023. Con justificativos, Mario Negri y Ramón Mestre estuvieron ausentes en la presentación. Fueron los únicos que no se sentaron en la larga mesa de 18 comensales. Sí estuvieron Luis Juez, Laura Rodríguez Machado, Héctor Baldassi y Rodrigo de Loredo, todos con legítimas aspiraciones electorales que chocan con el deseo de Macri de imponer a Santos en Córdoba, aunque tenga menos trabajo territorial. No obstante, el exministro también habla con Horacio Rodríguez Larreta, según cuentan en la sede de gobierno de Parque Patricios.

 

En Santa Fe, Macri tiene como favorito a Federico Angelini. Como ya contó Letra P, el exmandatario le pidió que sume como candidato a diputado nacional a Luciano Laspina que viene dando una fuerte discusión en materia económica en la Cámara baja. Rosarino y vicepresidente del PRO nacional, Angelini tiene un fuerte trabajo territorial. Además, cuenta con el apoyo de varios referentes del PRO y la semana pasada tomó un café con Rodríguez Larreta y su armador Alvaro González.

 

Alvaro González, Rodríguez Larreta y Federico Angelini

"El que junta más porotos es Federico", avisan a nivel nacional varios dirigentes, mientras esperan por la reunión pendiente de Juntos por el Cambio de Santa Fe para consolidar la unidad y avanzar en la ampliación de la coalición opositora. Sin Miguel Lifschitz, cuya muerte lamentó todo el abanico político, JxC busca habilitar vías de diálogo con radicales del Frente Progresista y convocar a peronistas no kirchneristas que comulguen con Miguel Pichetto. La "operación" Santa Fe, como la llaman en Buenos Aires, se completa con intentos de sumar a Amalia Granata. Los radicales pesan fuerte: Mario Barletta y José Corral, además del concejal Roy López Molina, presidente del bloque de Cambiemos en el legislativo rosarino. La otra voz que se escucha en Uspallata es la del excandidato a gobernador Miguel del Sel, quien prometió un fuerte apoyo en el distrito si se postula Laspina.

 

Como se sabe, Macri le pidió a Vidal que vaya de candidata a diputada nacional por Buenos Aires y que deje la Capital a Bullrich. Hay otros distritos donde por ahora no se mete. A Entre Ríos planea viajar con su libro y tal vez se muestre con Luis Miguel Etchevehere, quien está pensando una candidatura. Sin embargo, en su entorno admiten que su exministro del Interior Rogelio Frigerio lidera el territorio. En Mendoza, los radicales definen las candidaturas y postularían para el Senado a Alfredo Cornejo, mientras que en Jujuy el gobernador Gerardo Morales sería el encargado de armar las listas. En Corrientes, la UCR debe contentar a una larga lista de aliados en las que el PRO es un convidado menor.

 

Tampoco hay injerencia macrista en San Luis, pero el expresidente ve con buenos ojos a Claudio Poggi que renunciaría a su banca en el Senado para liderar la lista de candidatos a diputados nacionales. En Neuquén, Tucumán, Chaco y Misiones podría haber internas. En Salta también hay río revuelto, aunque el actual diputado Martín Grande recibió un guiño días atrás al igual que el riojano Julio Sahad y el diputado provincial de Formosa Enrique Ramírez que hizo méritos al abrir las fronteras de su provincia a Patricia Bullrich y a una delegación del PRO que denunció a Gildo Insfrán por violaciones de los derechos humanos.

 

Otras provincias donde tiene puesto el ojo Macri son Chubut y La Pampa. Con 33 años, el actual diputado nacional Ignacio Torres quiere ser senador y lo apoyan desde Buenos Aires todos los sectores porque le reconocen su militancia local. El peronismo chubutense ocupa hoy las tres bancas de senadores a las que llegaron seis años atrás cuando el PJ estaba dividido. En este turno electoral es una provincia donde aún si el Frente de Todos gana, la oposición podría quedarse con una banca. Integrante de La Generación, agrupación joven del PRO, el pampeano Martín Maquieyra es otro treintañero por el que apuesta Macri a futuro, al igual que el fueguino Tito Stefani que, sin ser su candidato, podría contar con su apoyo. Torres y Stefani son presidentes del PRO en sus provincias.

 

En el esquema de Macri, las PASO pueden ser necesarias en aquellos distritos donde puedan surgir nuevos liderazgos. No opina lo mismo el larretismo que preferiría poner toda la energía en las generales de noviembre y, así, definir la convivencia en Juntos por el Cambio: "Con Macri solo no alcanza, sin Macri no se puede". Aunque no le guste, al patriarca de los halcones lo comparan con Cristina Fernández de Kirchner.