24|7|2022

Los chistes del papa, el Subcomandante Frío y una reconciliación

16 de mayo de 2021

16 de mayo de 2021

Vuelo rasante de halcones sobre el acuerdo por las PASO. El reencuentro de CKF y "Juancito". Un puente chino y seis hisopados para el monaguillo Alberto.

Seis hisopados en una semana se hicieron el presidente Alberto Fernández y cada integrante de su comitiva en la gira europea. Así lo exigieron los protocolos de los países que visitaron: uno en Buenos Aires, otro en la embajada argentina en España, uno más en Francia, el cuarto previo a la reunión con el presidente italiano y el papa Francisco y el quinto el viernes, horas antes de subir al avión con destino a Ezeiza, donde los hisoparon por sexta vez. Desde Europa siguieron cada rebote local de la gira por el viejo continente. A diferencia del análisis argento sobre la expresión de la cara del pontífice, la delegación destacó el espíritu jocoso de Bergoglio, que repitió un reiterado paso de comedia con Fernández. "Pase usted", dijo el Presidente, a lo que el Santo Padre retrucó: "Primero, el monaguillo". Dicen además que bromeó con el canciller Felipe Solá. Cuando el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, le transmitió saludos del asesor Juan Manuel Olmos, respondió: "Yo lo tuve de chiquito, ahora no lo podría alzar". Como eso no se vio, el albertismo bendecido destacó la foto del papa con Kristalina Georgieva y le atribuyeron a él parte de la amabilidad del FMI hacia Fernández. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Papa Francisco con Kristalina Georgieva.

Desde la parada en Francia, el Presidente mantuvo un último contacto con el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y terminaron de acordar la estrategia de pinzas hacia el FMI. El objetivo: visibilizar el apoyo chino. Instalado en el gigante asiático, el joven embajador Sabino Vaca Narvaja se vinculó con el Grupo Alibaba y la plataforma JD.com, junto al secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Jorge Neme, para que Argentina tenga un pabellón virtual en una cuenta con 690 millones de usuarios activos. Y "llevaron" a Fernández en forma virtual a la feria internacional de comercio electrónico más importante en China, que tuvo lugar en Henan. 

 

Massa, previo paso por la americana AmCham y reuniones con legisladores de Estados Unidos, se conectó de manera remota con su par chino, Li Zhanshu. Por la diferencia horaria, la charla ocurrió casi en la medianoche del jueves, horas antes de la cumbre Fernández-Georgieva.  

 

En lo formal, el presidente de la Asamblea Popular China expresó el apoyo de su gobierno a las negociaciones argentinas con el FMI. Bien informado, Li felicitó a Massa por haber impulsado el dictado del idioma chino en bibliotecas populares en Tigre, en sus tiempos de "alcalde". Massa agregó que su hija Mili estudia mandarín, aunque antes terminó sus estudios del idioma inglés. Sentado a su derecha, sonreía el jefe del bloque del oficialismo en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, que regresó hiperactivo del sur esta semana.

 

Tras alinear al bloque del Frente de Todos y empujar un comunicado del PJ bonaerense contra la suba de tarifas, Kirchner se apuntaló en dos espadachines convertidos en enlaces con China, Martín Insaurralde y Federico Otermín, que en la misma sintonía se reunieron en forma virtual con el embajador de ese país en Argentina. Una curiosidad: en la foto de prensa se vieron, contra la pared, las fotos de la unidad del Frente de Todos simbolizadas en abrazos entre el intendente de Lomas de Zamora y Néstor Kirchner, Cristina Fernández, Axel Kicillof, Alberto Fernández y Máximo K. El collage se completa con un abrazo Insaurralde-Massa.

 

Martín Insaurralde y Federico Otermín con el embajador chino en Argentina.

 

A la agenda china, Máximo Kirchner le sumó un proyecto de ley que presentó también sentado con su socio Massa. La historia comenzó el año pasado. Kirchner ya venía conversando con el lavagnista Topo Rodríguez, con José Luis Ramón (Equidad Federal) y con Liliana Schwindt, de su propia tropa, sobre la extensión de los beneficios tarifarios en las "zonas frías" al norte del Río Colorado, para municipios con clima muy adverso en invierno. Mucho esfuerzo tuvieron que hacer los legisladores para despegar la iniciativa de la crisis de alta gama que involucró al ministro de Economía, Martín Guzmán, y a Federico Basualdo, subsecretario de Energía que sigue en su cargo.

 

Lo cierto es que Rodríguez, Ramón y Schwindt presentaron iniciativas en esta línea entre julio y noviembre del 2020. Tras el anuncio, advierten que la extensión de la "tarifa patagónica" de gas a otras zonas no modifica el Presupuesto, porque la plata sale de un Fondo Fiduciario. Lo confirman las boletas de gas domiciliario en las que figura el porcentaje a pagar por cada usuario conforme al artículo 75 de la Ley 25.565. Un dato se subraya en voz baja: el año pasado, con el aislamiento decretado, subió el consumo de gas y el fondo engordó para único beneficio de la Patagonia. Las cuentas dieron a favor y sobraron $2.104 millones.

 

Massa, Kichner, Magario, Alvarez Rodríguez y Raverta.

 

El lavagnismo, en cambio, critica la política económica oficial, aunque se allana al acuerdo electoral para postergar un mes las PASO. Juntos por el Cambio reclamó toda la semana, sin éxito, usar boleta única de papel en esta elección y, aún así, acompañó el dictamen que se llevaría al recinto esta semana. Hasta el frigerismo y el monzoísmo, que reúnen una docena de diputados y exigían mantener la fecha de las PASO, se banca el acuerdo. "Ya está firmado", sostienen disciplinados.

 

Sin embargo, aparecieron en el PRO voces en contrario, y varios diputados cruzaron mensajes entre viernes y sábado para definir si votan en contra. Algunos, casualmente, charlaron esta semana con la jefa del partido, Patricia Bullrich, aunque juraron ante Letra P que ella no se metió en este tema, pero la movida suena a vuelo rasante de halcones. Por ahora, harán un planteo el lunes en la reunión de bloque y, si no los convencen, dividirán la votación.

 

La cuota de cristinismo explícito se inoculó el jueves en Tucumán. Estuvo en manos del ministro del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro, que reveló la reconciliación entre Cristina Fernández y el gobernador Juan Manzur. No lo dijo así, pero llegó el mensaje: De Pedro contó que la vicepresidenta le mandaba saludos a "Juancito", con quien se había reunido dos semanas atrás. Hacía varios años que se había interrumpido el diálogo entre ellos. Volvieron a verse el 21 de abril, cuando Manzur viajó a Buenos Aires para una reunión con De Pedro (¿habrá oficiado de Celestino?) que sólo conocieron los muy VIP. Manzur había dejado Salud con loas cristinistas pero, una vez electo gobernador, pidió la "jubilación" de CFK, quien de inmediato lo "canceló".

 

El reencuentro, elogiado en privado por Máximo K, abortó la jugada del vicegobernador Osvaldo Jaldo, que en su enfrentamiento con Manzur esperaba aprovechar la enemistad y buscaba foto con la expresidenta. Una más de De Pedro, ya casi experto vocero en territorios enemigos: el jueves 27 de mayo disertará en la Fundación Mediterránea, que lo espera con asado en la estancia Causana de Malagueño, a 25 kilómetros de la capital cordobesa. Espacio más cavallista y afín al macrismo, no se consigue.