27|11|2021

Negri saca pecho en Córdoba y abre una nueva era en la meca del macrismo

15 de marzo de 2021

15 de marzo de 2021

La interna radical empoderó al diputado, que podría ir por el Senado. También cierra una sorda pelea con Mestre. Señal adversa para la proyección de Lousteau.

El desenlace de las elecciones internas por el control de la UCR cordobesa dejó un nuevo escenario político en uno de los distritos más importantes para Juntos por el Cambio. Con una alianza impensada hace un año y medio, dos antiguos antagonistas como el diputado nacional Mario Negri y el extintendente Ramón Mestre lograron imponer al intendente Marcos Carasso como nuevo titular del partido, frente al exfuncionario Rodrigo De Loredo, impulsado por el senador Martín Lousteau. El comicio, al cierre de esta nota, todavía esperaba los resultados definitivos de un escrutinio con veedor judicial incluido, pero la tendencia cierra una disputa clave antes de las internas bonaerenses por la presidencia del Comité provincial que se celebrará este domingo entre el intendente Gustavo Posse y el legislador Maximiliano Abad

 

Carasso es intendente del departamento de General Cabrera y sucederá a Mestre como titular del comité cordobés. Su misión será ordenar las aguas torrentosas antes de las legislativas de este año y evitar que se repita una interna incontrolable, como la que disputaron Negri y Mestre en 2019 por la candidatura a gobernador de Cambiemos. Fue la antesala de la derrota que sufrieron a manos del peronista Juan Schiaretti. El mandatario logró la reelección ante una oposición balcanizada que, luego del revés de junio de 2019, trabajó para la reelección del entonces presidente Mauricio Macri. El magnate perdió a nivel nacional, pero en Córdoba obtuvo la victoria con el 61% de los votos. 

 

El radicalismo comenzó a cerrar las heridas internas para disputar en las próximas legislativas parte de ese botín electoral. Antes deberá medirse con el PRO, que en 2019 sólo pudo impulsar segundos puestos en la interna para gobernador. En esta oportunidad el partido amarillo buscará retener a Laura Rodríguez Machado como senadora y meter al exministro de Turismo Gustavo Santos como primer candidato a diputado. Al menú se sumarán la Coalición Cívica, cuya presencia es menor y el Frente Cívico que conduce el diputado nacional Luis Juez. El abogado penalista podría reclamar una candidatura para el Senado y darle cobijo a De Loredo en la lista para la Cámara baja.

 

La negociación ya está planteada para el radicalismo cordobés que este domingo respaldó la nueva unidad pactada entre Negri y Mestre a través de la lista "Convergencia", que dejó afuera de la conducción a De Loredo, representante de "Sumar" que se referencia en Lousteau. 

 

Ese espacio sostuvo que 18 horas después de los comicios no había datos oficiales. Luego reconoció elípticamente la derrota pero sin dejar de sembrar sospechas por la demora. Negri contestó con un comunicado donde sostuvo que su obligación "era cerrar las heridas del partido en Córdoba". "Preferí en todo momento no responder los agravios, algunos de ellos dichos desde afuera de la provincia", dijo Negri en referencia a Lousteau. El senador se despachó vía Twitter con una enumeración de denuncias y la sangre en el ojo. "Impugnaste la lista; proclamaste tu candidato; tuvo que intervenir la justicia; oficializaron SUMAR 5 días antes; anoche filtraron que ganaban por 16 puntos; todavía no mostraron un sólo dato oficial; pregunto: ¿no es pareja la elección?”, lanzó.  

 

“Unidad no es impedir competir, Mario Negri. Un Juntos por el Cambio más grande y mejor necesita una UCR mejor y más grande. Vamos a defender a todos los que quieren expresar un radicalismo diferente en todos los rincones del país”, completó Lousteau, que el próximo domingo también afrontará otro desafío partidario, pero en la provincia de Buenos Aires. Será como aliado del intendente de San Isidro, Posse, que le disputará el control del partido al jefe del bloque de diputados bonaerenses de JxC Abad, que tiene el respaldo de Negri y del extitular del partido Ernesto Sanz.

 

"En esta oportunidad no fui candidato a ningún cargo -se justificó Negri-. Aposté por la auténtica renovación. Le diría a los que perdieron ayer que hay que ser buen perdedor y que lo principal es estar juntos cuanto antes en Córdoba", aseguró el titular del interbloque de Cambiemos en la Cámara de Diputados, oriundo de Entre Ríos y cordobés por adopción.  

 

Negri no fue candidato en la interna de este domingo, pero podría volver a serlo en las legislativas de este año. Tal como contó este portal, el diputado no descarta presentarse como candidato a Senador este año si lograba ordenar la interna partidaria. El objetivo interno fue cumplido este domingo y en su entorno no descartaron la alternativa, pero con mucha cautela. "Es posible, pero no es seguro que lo vaya a decidir, aunque sea un candidato cantado, Negri tiene mucho construido en Diputados, y el Senado es una escribanía del PJ", detallaron ante las consultas de Letra P para reflejar la diferencia entre el rol que tiene en la Cámara baja como uno de los jefes de la oposición, al que tendría en el Senado, donde el peronismo tiene mayoría desde 1983 y la proyección es mucho más limitada.

 

La UCR Córdoba tiene un padrón de 226.822 afiliados para votar, pero sólo participaron 30.500. Sin datos oficiales publicados, Convergencia habría logrado el 54% de los sufragios y Sumar el 42%. El diputado nacional Diego Mestre, hermano del exintendente, también logró uno de sus objetivos. Se quedó con la presidencia del comité de la capital provincial, el bastión que la UCR gobernó hasta el año pasado, luego de dos mandatos de Ramón, que perdió en 2019 a manos del peronista Martín Llaryora