18|1|2022

Pablo Moyano: "Esta CGT no será el apéndice de ningún gobierno"

11 de noviembre de 2021

11 de noviembre de 2021

Combativo, el nuevo integrante de la cúpula cegetista disparó hacia el pasado mirando al futuro. Discurso por teléfono y llamado a votar por el Frente de Todos.

El flamante integrante de la nueva conducción de la CGT, Pablo Moyano, advirtió que la principal central obrera del país "no será el apéndice de ningún gobierno". Lo hizo en un mensaje que puede leerse como un nuevo reproche al estilo cegetista durante la gestión Cambiemos y, también, como un gesto de independencia frente a la administración del Frente de Todos, a la que, de todas maneras, llamó a votar el próximo domingo en las elecciones legislativas.

 

"Esta CGT no será el apéndice de ningún gobierno. Vamos a derrotar cualquier intento de sacarle algún derecho a los trabajadores. El 14 en las urnas, en la calle o cuando sea necesario", lanzó el líder camionero por medio de una comunicación telefónica que fue compartida con los más de 1.600 congresales durante el congreso confederal de la central, al que no pudo asistir por un cuadro febril.

 

Haciendo gala de su característico perfil combativo, Moyano añadió que "el salario no es ganancia" y que "no puede ser que un millón de trabajadores lo sigan pagando (al impuesto) mientras las mineras fugan divisas".

 

Con el regreso del moyanismo y "superando diferencias en los matices", la CGT definió este jueves en Parque Norte un nuevo triunvirato de conducción, que estará integrado por Moyano (Camioneros) y por Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio), quienes continuarán otro período en la cúpula cegetista. Los tres estarán al frente del movimiento obrero por los próximos cuatro años y serán parte de una nueva conducción colegiada que contendrá a todos los sectores del sindicalismo

 

La unidad sindical es una buena noticia para el gobierno de Alberto Fernández, que se encamina a una nueva derrota electoral el domingo próximo y que busca recostarse en el sindicalismo como uno de los puntos de apoyo de la segunda parte de su mandato. Además, implica una señal positiva hacia la coalición que las diferencias en torno de la figura de Cristina Kirchner, que divide las aguas del gremialismo vernáculo, se hayan podido digerir en el proceso de reunificación de la central.

 

"El 14 más que nunca hay que votar al peronismo. La derecha nunca más en el país", sostuvo Moyano, que involucró en esa categoría a los diarios Clarín y La Nación, a los que identificó como "parte de la derecha antiobrera".

 

En la votación del cónclave cegetista, 1.617 congresales de un padrón de 1.808 votaron la lista Azul y Blanca, que empoderó al nuevo triunvirato.