X

Auxiliará a las provincias con fondos para paliar la emergencia. Sin recaudación, algunos gobernadores habían amenazado con emitir bonos. Fernández encenderá la maquinita del Central para contenerlos.

Por 08/04/2020 19:03

Con la promesa de distribuir 120 mil millones de pesos entre los distritos, la Casa Rosada logró aplacar, por el momento, las incipientes amenazas de los gobernadores de emitir cuasimonedas para poder cumplir con sus obligaciones, mientras la crisis del coronavirus afecta de manera severa las arcas provinciales.

Si bien en su mayoría apoyan la decisión del Gobierno de extender la cuarentena para evitar que un pico en los infectados haga colapsar el sistema sanitario, los gobernadores vienen exponiendo desde hace semana ante la Casa Rosada los problemas que afectan sus economías, con la producción detenida y las recaudaciones en baja.

Con esa realidad, algunas provincias hicieron saber a la administración de Alberto Fernández que no veían más alternativa que emitir cuasimonedas para cumplir con sus obligaciones. "El Banco Central emite pesos y los reparte o las provincias emiten cuasimonedas. Otra opción no hay", sentenció un funcionario provincial.

Anotado el tema, el Presidente se encargó personalmente de pedirles a los gobernadores que eviten avanzar en ese camino y en algunos despachos de la Casa Rosada empezaron a mirar con mayor preocupación la situación de Chaco - una de las provincias más complicadas por la pandemia, que acumula problemas financieros- y Chubut - todavía sin infectados, pero con una grave crisis económica preexistente, sobre todo. A eso se sumó la decisión de Córdoba de emitir un bono transferible para cancelar deudas con proveedores. En el Gobierno sorprendió sobre todo esta última la noticia, aunque no se trata de una cuasimoneda.

 

 

"No es una cuasimoneda. Una cuasimoneda es un instrumento que reemplaza al peso para la vida diaria de la sociedad. Acá la provincia está emitiendo un título de cancelación de deuda con sus proveedores que podrá ser usado por ellos para cancelar deudas tributarias y no tributarias", explicó el secretario de Financiamiento de la provincia, Roque Spidaleri. Aún así, la emisión no deja de reflejar el problema de una provincia híper productiva que vio caer a pique su recaudación por la cuarentena.

Algo similar ocurre en Santa Fe y de Buenos Aires, que con lo recaudado apenas alcanzó a cubrir los salarios de marzo. "Y lo peor todavía no pasó. El problema va a ser la recaudación de abril", explicó un funcionario bonaerense. Con todo, la provincia que comanda Axel Kicillof descarta la emisión de cuasimonedas, al igual que Tucumán y Entre Ríos, donde se recuerda como "desastrosa" la experiencia de los bonos 2001. La legislación entrerriana ni siquiera lo permite y el gobernador Gustavo Bordet lo descartó de plano. En Santa Fe, en cambio, Omar Perotti dijo que se trataba de "una alternativa interesante".

 

 

En tanto, voceros del gobierno de Chubut afirman que la emisión de cuasimonedas no está todavía en el horizonte aunque no descartan que pueda avanzarse en ese sentido en el futuro. En la provincia que gobierna Mariano Arcioni todavía hay un 15% de empleados que no terminó de cobrar el salario de febrero. Aún sin casos de coronavirus confirmados, el distrito se abocó a la presentación del plan de flexibilización de la cuarentena para reactivar la economía que le presentó al Ministerio del Interior que conduce Eduardo "Wado" de Pedro.

 

 

La cartera de Interior será la encargada de distribuir los 120 mil millones prometidos a las provincias, que saldrán en gran parte de emisión del Banco Central. Según anotaron los gobernadores, 60 mil millones se repartirán como Aportes del Tesoro Nacional (ATN), mientras los otros 60 mil se otorgarán en forma de créditos blandos.

Pese a eso, y sin que se haya formalizado aún el envío de dinero, este miércoles el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, dijo en diálogo con radio La Red que no descarta la emisión de cuasimonedas. "Nosotros no estamos bien para pagar a los empleados", justificó.