X

El exgobernador Verna se descargó en Twitter contra el Presidente. “Antes nos cagaba Macri, ahora nos cagó un compañero”, dijo. La comunicación entre diputados de la región. Portezuelo, el origen.

Por 08/04/2020 13:10

“Antes nos cagaba Mauricio Macri, ahora nos cagó un compañero”. La cruda frase del exgobernador de La Pampa Carlos Verna interrumpió la armonía en el agitado mundo del peronismo. Furioso por la decisión del gobierno nacional de defaultear los bonos de legislación nacional, excepto los de la megaobra hidroeléctrica Portezuelo del Viento, el motivo de enfrentamiento entre provincias norpatagónicas, Buenos Aires y Mendoza por el manejo del caudal del río Colorado reflotó un viejo conflicto. Pero la jugada no sólo fue dialéctica: diputados nacionales, a la par del actual jefe provincial Sergio Ziliotto, ya trabajan en el Congreso para frenar el decreto y buscan en los legisladores de las jurisdicciones involucradas aliados para frenar la represa.

Portezuelo, que está proyectado en suelo mendocino, depende de bonos. Algo más de 1.000 millones de dólares deben ser transferidos en cuotas. La tercera vence en abril: deben destinarse 16 millones en la moneda norteamericana al gobierno de Rodolfo Suárez (UCR).

 

 

 

 

El exabrupto tuitero abrió un interrogante sobre cuánto puede influir la reacción en el trato del sucesor de Verna con funcionarios nacionales. Este miércoles, bien temprano, Ziliotto admitió que la lucha por los ríos “es un tema arraigado” en su provincia, que “tiene muchos problemas” con Mendoza por conflictos del pasado como el del río Atuel, que llegó hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación. “Mendoza ya nos robó un río (por el Atuel) y ahora quiere hacer una represa en un río interjurisdiccional. No entendemos por qué se cumple un acuerdo que gestó Mauricio Macri con Alfredo Cornejo”, advirtió Ziliotto en radio La Red.

El manejo del agua del Colorado es fundamental para la región. Localidades como Catriel (Río Negro), 25 de Mayo (La Pampa) o Rincón de los Sauces (Neuquén) en Vaca Muerta se abastecen del río. Un caso especial es el de Santa Rosa, la capital pampeana, que depende exclusivamente de un acueducto que nace en ese curso de agua. Hasta hay un viejo plan para abastecer a Bahía Blanca, de serios inconvenientes, con otro acueducto; lo mismo sucede con el norte pampeano.

“Mendoza ya nos robó un río y ahora quiere hacer una represa en un río interjurisdiccional. No entendemos por qué se cumple un acuerdo que gestó Macri con Cornejo.” Sergio Ziliotto, gobernador de La Pampa.

Ante tal inconveniente, Ziliotto salió a pescar aliados para frenar el megaproyecto sin un estudio de impacto ambiental en toda la cuenca. La primera en sumarse -en el embalse Casa de Piedra- fue la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras. Este encuentro generó el contagio de intendentes neuquinos, rionegrinos y pampeanos. Hasta Omar Gutiérrez, en la apertura de sesiones ordinarias, se subió al pedido del “necesario estudio” ambiental. “El manejo debe estar en manos del Coirco”, requirió la voz fuerte del MPN.

El Coirco (Comité Interjurisdiccional del Río Colorado) es el ente que regula toda actividad en el curso de agua que tiene de afluente al río Grande, en Mendoza. Luego de cruzarse con el río Barancas, bordea Neuquén, Río Negro, La Pampa y desemboca en las costas del mar bonaerense.

Previo a la catarsis por Twitter de quien fuera orador en el multitudinario acto de cierre de la campaña presidencial, la Casa Rosada designó al ingeniero Javier Schlegel como representante del Gobierno en Coirco. Su arribo era un gesto de Alberto Fernández a la lucha histórica de los pampeanos en la defensa de sus ríos, pero sobre todo a Verna, que había oficiado de anfitrión del multitudinario acto en la laguna santarroseña, junto a todos los gobernadores del PJ, el cierre de campaña para la fórmula que compartió con Cristina Kirchner.

 

 

Verna, como gobernador, se opuso desde el inicio a Portezuelo del Viento.

 

PROYECTO. Los diputados nacionales Melina Delú, Ariel Rauschemberger y Hernán Pérez Araujo ya enviaron un proyecto para derogar el inciso iii del artículo 2° del Decreto N°346/2020 que enfureció a su conductor político. El mismo exceptúa del diferimiento –explicaron– de los pagos de deuda pública contraída en dólares “a las Letras de Tesorería emitidas por el Estado Nacional durante el gobierno de Mauricio Macri, para el financiamiento de la obra Portezuelo del Viento”.

“Estamos en la misma lucha contra la pandemia, somos del mismo color político, pero esto nos perjudica y debemos decirlo”, resumió el diputado Pérez Araujo a Letra P. “Desconocemos los motivos de esta decisión, -agregó-, de por qué se excluye la deuda del régimen general. Igual, conversamos con funcionarios nacionales pero todavía no nos explicaron los motivos”.

Según reconoció Pérez Araujo, ya hay comunicación con legisladores nacionales de las provincias lindantes para que los respalden en el plan de congelar Portezuelo.

Sobre la hora se sumó un respaldo de la oposición pampeana al mensaje de Verna. El bloque de legisladores provinciales de la Unión Cívica Radical (UCR), mismo espacio que Cornejo y Suárez, emitieron un texto planteando que “la UCR Pampeana ha realizado, realiza y realizará” siempre el pedido “con la misma convicción, sin mirar si enfrente hay un correligionario o un compañero porque ésta lucha no es propiedad de un partido sino de todo el pueblo pampeano”.