X

El regreso de los "colosos": el alto macrismo desocupado va por el Congreso en 2021

Macri, Vidal, Patricia Bullrich y Dietrich aparecen en la primera plana de la grilla de candidatos. La situación obliga al repliegue a otros exfuncionarios y referentes de menor peso.
Por 18/02/2020 9:24

Tras una temporada en el llano, aunque con proyectos personales y políticos a flote, un grupo de exfuncionarios de alto nivel del PRO y del gobierno de Cambiemos, con Mauricio Macri y María Eugenia Vidal a la cabeza, se prepara para llenar las listas de la nueva oposición y copar el Congreso en 2021. Las elecciones de medio término serán las primeras luego de la derrota electoral de Juntos por el Cambio y el triunfo de Alberto Fernández, pero también permitirán el regreso de los "colosos", como llaman en el partido amarillo a estas figuras que buscarán el respaldo popular para volver a la primera plana política.

La grilla de candidatos no se agota en el expresidente y la exgobernadora, que pican en punta para encabezar las boletas de JxC en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, respectivamente. Aunque para la definición falta, en el macrismo se barajan esas opciones a la espera de un entendimiento con el resto de los socios de la coalición opositora. Hay quienes promueven el Plan M para que el expresidente compita en la provincia de Buenos Aires como un nuevo destino político, pero Vidal quiere revalidar títulos en territorio bonaerense.

 

 

En el medio y como único sobreviviente de la tragedia electoral, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, promueve a Macri en la Ciudad y Vidal en Buenos Aires. Por el pago chico PRO también se anota Patricia Bullrich, que quiere volver al Congreso y, si bien tiene peso propio, ahora usufructuaría el cupo del partido amarillo que, además, preside a nivel nacional.

La exministra de Seguridad trabaja para competir por la Capital en 2021, pero también se anota para dar la pelea por la Jefatura de Gobierno en 2023. El mismo camino quiere transitar su excompañero de gabinete Guillermo Dietrich, que quedó a cargo del sector de voluntariado y movilización del PRO. Mientras tanto, Rodríguez Larreta adoptó una actitud salomónica: habilitó a macristas, larretistas paladar negro, aliados y un radical dispuestos a recorrer el largo camino y vestirse de sucesores.

 

 

En el lote de exfuncionarios que podrían integrar las listas de 2021 también hay un lugar reservado para Rogelio Frigerio. El exministro de Interior puede competir en la Ciudad o en Entre Ríos, donde el PRO no tiene una jefatura clara. Como contó Letra P, Rodríguez Larreta le abrió las puertas del gobierno porteño y lo quiere en su armado político, pero espera una definición. En el entorno de Frigerio también evalúan esperar y apuntar a 2023.

Esa determinación genera un pico de tensión en Juntos por el Cambio, en especial, en aquellos distritos donde el equilibrio de fuerzas es parejo: aunque el PRO gobierna la Ciudad de Buenos Aires desde 2007, en las últimas elecciones Rodríguez Larreta forjó una alianza multipartidaria que obligará a repartir las candidaturas y negociar renglón por renglón con la Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica. En paralelo, también achica los márgenes dentro del PRO para quienes querían renovar su plaza en la Cámara baja o quienes deseaban volver a la actividad política en 2021.