X

El intendente interno está anotado, pero deberá remar la interna con más aspirantes del Frente de Todos. La oposición, en busca de la unidad perdida.

Por 21/11/2020 19:03

Desde hace una semana y después de 11 años, Avellaneda tiene otro intendente. Jorge Ferraresi quedó formalmente incorporado al equipo de Alberto Fernández y en su lugar bendijo a Alejo Chernobroff, su jefe de gabinete. Aquella consagración puede ser la oportunidad del joven dirigente para moldear su candidatura para 2023 y saltear la interna que se avecina en el Frente de Todos.  

Chernobroff fue parte del grupo de intendentes que este jueves acompañó a Ferraresi en su jura como ministro de Habitat. El sillón que ocupa -lo mantendrá hasta diciembre del 2023 o hasta que su antecesor decida volver al pago chico- todavía no tiene su nombre. En Avellaneda, sostienen que, para que eso ocurriera, debería reeditar la estrategia que implementó su mentor con Baldomero Álvarez de Olivera cuando éste lo dejó como interino en 2009.


 

 

El joven intendente -en la mira por una denuncia de acoso- no es el único que tiene aspiraciones para 2023. Aunque su asunción parecía natural, se dilató. Como indicó Letra P, su nombre apareció empardado con el del presidente de Concejo Deliberante, Hugo Barrueco, concejal que en 2019 sonó como posible líder de la lista de concejales. Finalmente, la balanza favoreció al exjefe de Gabinete y el titular del recinto quedó con el mismo rol. Quizá en las próximas elecciones su nombre vuelva a sonar.

Del núcleo de Ferraresi también aperece con chances la diputada nacional Magdalena Sierra, esposa del flamante ministro nacional y presidenta del Observatorio Social de Políticas Públicas, un área clave en el oficialismo local.

En el Frente de Todos de Avellaneda, los nombres no se agotan en este grupo selecto. La Cámpora también tiene su jugador y, con la experiencia de Mayra Mendoza en Quilmes, la agrupación kirchnerista espera poder ampliar su presencia territorial en distritos del conurbano.

 

 

El referente más importante de la agrupación en el distrito es el senador Emanuel González Santalla, concejal entre 2013 y 2017 y secretario de Gestión Ciudadana municipal entre 2017 y 2019. Por su tarea territorial, ejerce un rol de armador en la Tercera sección, una de las regiones más importantes del país en términos poblaciones y, por tanto, electorales.

Otra pata dentro del espacio lo encabeza el rector de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), Jorge Calzoni. Como ya contó Letra P, hasta principios de 2019, Ferraresi y Calzoni eran amigos y compañeros de militancia. Pero las aspiraciones políticas de cada uno rompieron el vínculo. Nadie lo dice abiertamente, pero la intención de Calzoni de participar en la contienda electoral pasada habría sido el detonante de la ruptura y el comienzo de una serie de cruces. El último se dio por un viejo edificio ubicado a la vera del Riachuelo.

Según supo Letra P, Calzoni busca saltar los límites académicos y ser parte de la mesa política del Frente de Todos. El viernes, fue uno de los rectores que encabezó el Primer Encuentro Nacional del Frente de Todos, el brazo estudiantil federal que respalda al gobierno de Alberto Fernández. Hace unas semanas, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, lo convocó para que participara del lanzamiento de ProyectAr, la escuela de gobierno y nuevas políticas públicas del Frente Renovador. Desde el entorno del rector, leen que la intención del tigrense es sumarlo a la mesa renovadora de Avellaneda.

 

 

LA OPOSICIÓN. En la última edición electoral, Juntos por el Cambio, la alternativa opositora más respaldada, llevó como candidato a intendente al periodista radical Luis Otero.

Se esperaba que el PRO reeditara la batalla electoral del 2015 con Gladys Gonzalez, pero finalmente la senadora nacional no jugó. Los resultados son conocidos. Cambiemos no pudo contra el oficialismo y Ferraresi logró ser reelegido.

Camino a las próximas elecciones, desde el entorno de la senadora hablan de unidad y señalan que el puntaje obtenido en 2015 y 2019 es el piso de la alianza electoral.

“Estamos trabajando en unidad, creando una opción para poder gobernar el municipio con un para qué. Los nombres no son importantes, lo importante es tener un proyecto de gobierno real”, indicó a Letra P el concejal Maximiliano Galluci.

 

 

En el Concejo Deliberante, los ocho representantes están nucleados en un bloque. El edil sostuvo que hoy el PRO no tiene candidato ni candidata, aunque destacó que su referente es la senadora González. En el radicalismo, la situación es similar, aunque por estas horas su debate está centrado en la definición de las autoridades partidarias.