DIPUTADOS | ¿FIN DE LA NOVELA?

El impuesto a los ricos podría reunir 140 votos y apoyos inesperados

La iniciativa K tiene respaldo de bloques aliados que se definieron luego del Presupuesto y negociaciones con la Rosada. Incógnita en los bordes de Cambiemos.

El aporte solidario de las grandes fortunas podría reunir más de 140 votos en la próxima sesión de la Cámara de Diputados, pedida para este martes por el Frente de Todos junto a representantes de bloques menores que responden al lavagnismo y a fuerzas provinciales. La solicitud tomó por sorpresa a Juntos por el Cambio y cierra un proceso de debates internos en la bancada mayoritaria, que controla 119 escaños. Con el apoyo de un abanico de aliados esquivos, superaría por diez votos los 129 necesarios para tener cuórum y podría contar con apoyos o abstenciones de integrantes del mayor conglomerado opositor. Cuando sea aprobado, pasará al Senado, donde el oficialismo cuenta con mayoría propia para transformarlo en ley. 

 

 

El segundo aportante de voluntades es el conglomerado que representa el diputado mendocino José Luis Ramón. Unidad y Equidad para el Desarrollo tiene seis votos e incluye a los cuatro integrantes del Frente de la Concordia Misionero. Es encabezado por Ricardo Wellbach y sus referencias son el gobernador norteño Oscar Herrera Ahuad y el exmandatario y titular de la Legislatura provincial, Carlos Rovira

 

 

Los 17 votos son suficientes para proyectar la mayoría del FdT y aprobar el texto, que tiene dictamen desde hace un mes. Ese aporte fue el resultado de negociaciones que estaban directamente ligadas al diseño del Presupuesto 2021, que ya fue aprobado por el Senado y está a una semana de transformarse en ley. Allí, se definió el apoyo de distintos gobernadores oficialistas y también del radicalismo, como es el caso del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y su par de Corrientes, Gustavo Valdés. Una parte de sus legisladores votaron a favor del texto y se diferenciaron de la decisión mayorítaria de abstenerse. La escena se repitió este jueves en el Senado y los escaños de ambas provincias controlados por Cambiemos votaron a favor. 

 

Sin embargo, la pieza que completó las negociaciones, tal como anticipó este portal, es la propuesta que les hizo el presidente Alberto Fernández a las provincias para postergar hasta diciembre de 2021 el alcance del Pacto Fiscal firmado en 2017. A cambio, les pidió un apoyo explícito al aporte solidario, topes a sus endeudamientos y el retiro de las demandas judiciales en la Corte por reclamos de coparticipación federal.

 

 

 

El giro alimenta interrogantes ante la inminencia de la sesión del martes. El impuesto extraordinario cosecha una aceptación en la opinión pública que varía entre el 40% y el 60% e incomoda a sus principales detractores. ¿Habrá votos del interbloque que conduce el radical Mario Negri a favor del impuesto extraordinario? Este viernes, el diputado cordobés buscó despejar todo tipo de dudas. En declaraciones radiales, dijo que se enteraron de la sesión especial en la noche del jueves y se amparó en el dictamen de minoría para reiterar el rechazo de los 115 votos de la bancada que encabeza, pero entre los socios de la alianza opositora el peso de Morales y Valdés podría poner en duda esa oposición monolítica. La atención está concentrada en los jujeños María Burgos y Jorge Rizzoti, de la UCR, y el macrista Oscar Monaldi, que apoyaron el presupuesto y podrían seguir la decisión de Morales, que se pronunció a favor del impuesto durante los meses de amagues que hizo el oficialismo para presentar la iniciativa. 

 

 

 

En el caso correntino, los interrogantes corren por cuenta de las macristas Sofía Brambilla e Ingrid Jetter, que votaron al favor del Presupuesto, porque los radicales Jorge Vara y Estela Regidor se abstuvieron. La posibilidad de que esa escena se repita el martes circula en el interbloque. Arriesgan una inesperada abstención en vez de un voto favorable, pero las fuentes oficiales niegan cualquier electrón suelto. Esas certezas se diluyen ante las consultas sobre el rol de Morales y los escaños jujeños. Lo mismo sucede con el puntano Alejandro Cacace, de la UCR, que se había expresado a favor de un impuesto extraordinario, pero ha sido orgánico a su bloque en las votaciones y, según explicaron en su despacho, votará el dictamen de minoría que defiende Negri.

 

Por fuera de los contornos de JxC, existe otro indicio que, según confirmó este portal, todavía está "en estudio". También está vinculado al Presupuesto 2020. La aprobación del próximo martes podría contar con los votos del riojano Felipe Álvarez y del santacruceño Antonio Carambia. Hasta fines de septiembre, Álvarez formó parte del principal bloque opositor, pero desde el monobloque "Acción Federal". Dos días después de votar la ley de leyes, formalizó su salida y se constituyó como espacio independiente dentro del recinto. Aumentó el espacio a dos bancas, con la inclusión de Carambia, que hasta entonces había formado parte del interbloque encabezado por Ramón.  

 

 

 

Álvarez firmó el pedido de sesión especial, pero en su entorno aclararon que no se trata de un apoyo al impuesto, porque la atención está concentrada en los otros dos proyectos que serán tratados en el recinto este martes: una reforma clave a la Ley de Manejo del Fuego y la "Ley Yolanda", que establece la obligatoriedad de la formación ambiental para los funcionarios públicos. "No lo tenemos definido; planteamos observaciones que no se subsanaron y no está claro si lo vamos a acompañar", explicaron a Letra P en el espacio, aunque no descartan una negociación de ultimo momento. Los dos legisladores buscarán mantener su perfil opositor, pero sin cerrar filas con las posiciones más duras de JxC porque tienen un pésimo impacto en sus provincias. 

 

La patagónica Alma Sapag, única representante del Movimiento Popular Neuquino (MPN), reporta directamente al gobernador Omar Gutiérrez. Sostiene que el proyecto para cambiar la Ley del Fuego es inconstitucional y aclaró que tampoco acompañará la creación del impuesto. La huella del Presupuesto y la relación con la Casa Rosada no llegaron a transformar su rechazo anticipado y recordó que la moratoria aprobada por el Congreso aún no fue reglamentada por el Ejecutivo.

 

La modificación a la Ley de Manejo del Fuego, que también será votada este martes, establece que, "por el término de 60 años, no se podrá cambiar el uso de los bosques nativos o implantados, áreas naturales protegidas y humedales, a fin de garantizar las condiciones para la restauración de las superficies incendiadas." Además, fija "una limitación de 30 años en caso de incendios en zonas agrícolas". Todo, con el objetivo de garantizar la recuperación y restauración de los suelos afectados e impedir la especulación inmobiliaria con incendios intencionales. El texto no contará con el apoyo de JxC. La "Ley Yolanda" será la única en alcanzar una aprobación unánime. 

 

Marcos Ferrer encara una semana de negociaciones clave para definir a la futura conducción de la UCR.
El gobernador Maximiliano Pullaro y el intendente Pablo Javkin, en coordinación para pacificar Rosario.

También te puede interesar