X

El cortocircuito

Ganó fortunas con el tarifazo, le compró la empresa a Calcaterra y acepta que le digan macrista. Pero el Gobierno le carga el gran apagón por la falla de Transener. ¿Sale a flote el hombre corcho?

Por 04/07/2019 14:20

No tiene por qué ser una ruptura como la que lo enfrentó sin retorno al kirchnerismo en 2012, después de nueve años de una convivencia más que redituable. Si algo no se discute en la Argentina de Mauricio Macri es el derecho privado a amasar fortunas descomunales en el menor tiempo posible. Sin embargo, el apagón masivo que el 16 de junio dejó en las tinieblas a 50 millones de personas de cuatro países marca un punto de conflicto impensado entre el Presidente y Marcelo Mindlin, uno de los socios del país que intenta alumbrar Juntos por el Cambio. 

Le tocó a Gustavo Lopetegui, con todo el dolor del alma, ser el encargado de apuntar los cañones contra Transener, la transportista de energía eléctrica más grande del país, con una red de 12.400 kilómetros de alta tensión.

Lopetegui llevó al Senado un detallado informe que, detrás de infinitas incidentales, exhibía una coartada principal: la culpa la tuvo Mindlin

La visita de tres horas de Lopetegui a la comisión de Energía del Senado fue casi un trámite que el secretario de Energía sorteó a pura diplomacia con la anuencia de la mayoría de los senadores que comentaban el blackout que hizo historia como si hubiera sido un choque sin consecuencias en una esquina lejana. El ex Ceo de LAN llevó un detallado informe que, detrás de infinitas incidentales, exhibía una coartada principal: la culpa la tuvo Mindlin, es decir, la sociedad que el magnate integra desde que en 2004 -lo recordó Lopetegui- Néstor Kirchner lo designó como uno de sus empresarios predilectos. Transener cotiza en Bolsa y forma parte de Pampa Energía, el holding que lidera el comprador de IECSA, la firma del primo presidencial Angelo Calcaterra. Pampa distribuye, además, la energía para 8,5 millones de personas a través de Edenor

La falla principal de la empresa que tiene a Mindlin como accionista principal en sociedad con la estatal IEASA fue que construyó un "by pass” ante la salida de servicio de la torre 412 en el tramo que va de Salto Grande a Campana, pero no reprogramó los “parámetros de lo que se denomina DAR (el sistema de desconexión automática de generadores)”.

Con base en el informe preliminar de la Universidad de La Plata, el secretario de Energía se esforzó por negar que el apagón se haya debido a falta de inversión, no abundó en la responsabilidad del Estado y le tiró la pelota a la cáscara vacía del Ente Regulador de Energía Eléctrica (ENRE), un organismo creado durante la era de las privatizaciones que funciona desde siempre como escribanía de las empresas.

 

 

“Fue un error operativo de Transener, que no reprogramó la desconexión automática de generación (DAG), que se realiza a través de un sistema informático que manda señales a un generador para que reduzca la oferta (...) El sistema del transporte es el que inició el problema”, dijo el funcionario. “Acá hay un claro responsable primario. Si se hubiera reprogramado la DAG como correspondía, nada de esto hubiese ocurrido”, insistió después el ex consultor de Mckinsey.

Por supuesto, el cortocircuito de Macri con Mindlin es en el terreno de lo simbólico: las multas para las empresas tardarán entre 45 días y dos meses y una parte la asumirá el Estado como accionista de la compañía Transener. Además, como informó el portal especializado EconoJournal, las sanciones económicas serán licuadas por un marco regulatorio diseñado en tiempos de la Convertibilidad.

 

 

EL HOMBRE CORCHO. El Día del Padre, el apagón que hizo historia encontró al Presidente en su quinta de Los Abrojos, sin entender nada, casi como un ciudadano más. Según publicaron Alejandro Rebossio y Carlos Claá en la revista Noticias, la primera llamada que hizo Macri fue a Jorge Grecco, el secretario de Comunicación Pública, que conoce el rubro energético como pocos: fue directivo de Edenor, trabajó con Mindlin y se quedó con el mejor recuerdo de su paso por el sector privado. Recién siete horas después, el Presidente dio cuenta, en sus redes sociales, del black out que afectaba a 50 millones de personas. 

 

 

Iniciado en los negocios de la mano de Eduardo Elsztain en la década del 90, con vía directa a la comunidad de negocios de Nueva York y primo del recientemente fallecido Héctor Timerman, Mindlin se adaptó como nadie al cambio de era: fue uno de los grandes beneficiarios del ajuste interminable de tarifas que el Presidente encaró sin anestesia y del blanqueo generoso con el que debutó el gobierno de los CEOs. Además, le compró la empresa de los Macri a Calcaterra en el momento justo a un precio que en el mercado consideran más que beneficioso para el dueño de Transener. En 2017, después de adquirir la constructora, el propio Mindlin le dijo a Noticias: “No me molesta que me digan macrista”.

Socio del amigo presidencial Joe Lewis, a los 55 años, el financista récord aparece rodeado de misterio: nadie sabe cómo hizo para lograr su fortuna.

Socio del amigo presidencial Joe Lewis, a los 55 años, el financista récord aparece rodeado de misterio: nadie sabe cómo hizo para lograr su fortuna. Como todos los empresarios en tiempos de Macri, el accionista principal de Pampa Energía goza de un trato edulcorado por parte de los medios. La diferencia está en haber sido parte de la llamada “burguesía nacional” que inventó el kirchnerismo y en el grado de intimidad que tuvo con funcionarios hoy presos y defenestrados por las mismas empresas de comunicación. El lazo se rompió en 2012, cuando las tarifas congeladas y la montaña de subsidios del gobierno de Cristina Kirchner ya no pudieron contentar las quejas de Mindlin.

En su intervención, Lopetegui afirmó que el sistema de transporte está en “los menores niveles de falla de la historia”, con una calificación que lo ubica por encima del promedio en la región y mejor incluso que Estados Unidos, aunque con la mitad de la eficacia que China. Además, mostró un Excel de su autoría con una curva de inversión que, según dijo, triplica (en pesos) el volumen constante de la que hubo en los 14 años previos en los que Mindlin convivió con los gobiernos del ex Frente para la Victoria. Por su parte, Transener publicó una solicitada en la pidió disculpas y difundió exactamente la misma información que el secretario de Energía sobre el aumento de las inversiones y la “comparación internacional de tasas anuales de fallas” cada 100 kilómetros en líneas de 500 kilovoltios.

 

 

“UNA ÉPOCA OSCURA". "Recién había un gráfico acá sobre las inversiones. Me dio la impresión que estaba un poco incompleto. Estaba en pesos y siguiendo la curva de la inflación. Sería interesante trasladar esto a nivel dólares. El año pasado hubo un 110 por ciento de devaluación de un saque. Si hubo un sector que ha ganado toneladas de dinero son las distribuidoras eléctricas. Pampa Energía uno la ve que está en todas. Son todos amigos, las conducciones de esas empresas con el gobierno nacional, Joe Lewis, Mindlin, están en todas”. En un tono de llamativa calma, la intervención de Fernando “Pino” Solanas en el Senado fue una de las pocas que rompió la armonía de plenas coincidencias entre el enviado de Macri y los miembros de la Cámara alta. El senador de Proyecto Sur, licuado ahora en el espacio del Frente de Todos, no podía abundar en la historia previa. Lo hizo Lopetegui: “En cuanto a lo que dijo que los accionistas son amigos del Presidente, Pampa Energía compró la mitad de Transener en el año 2004. Se la compró a Stále Gree, una empresa inglesa que había ganado la privatización 11 años antes”, dijo.

 

 

Un rato después, el funcionario de Macri eligió una metáfora poco feliz para informar sobre el apagón que dejó a 50 millones de personas sin luz durante su gestión: “Venimos de una época oscura”. Se refería a la falta de inversión y al retraso en las tarifas durante los años kirchneristas.

Para finalizar, Lopetegui arrojó una lección para consolar a los usuarios afectados por empresas que obtuvieron récord de ganancias. “En la vida del ser humano, las mayores oportunidades de aprendizaje que tiene es cuando comete errores. Si uno no es un necio, los errores son una fuente de aprendizaje. Es el momento de aprender. Cada vez que en mi vida me ha tocado, más en el campo privado, aproveché para observar errores. Por supuesto, para encontrar el responsable, pero para mejorar los procesos”.

Es de esperar, entonces, que no pase a mayores el cortocircuito entre Macri y Mindlin, dos nombres asociados que ganan juntos mucho más de lo que pierden.