X

Con "Momentos", Macri cerró la trilogía de negaciones de su pesada herencia

Empezó el jueves con su mensaje en cadena, siguió en la Plaza de Mayo y cerró con una entrevista a la carta en la que abundó en sus justificaciones. Su futuro en la oposición.
Por 08/12/2019 22:36

El presidente Mauricio Macri protagonizó este domingo el último producto comunicacional diseñado por la Casa Rosada para despedirse del poder. Fue mediante una entrevista "intimista", sin periodistas, donde el líder del PRO buscó mostrarse sensible y reflexivo para transmitir una idea de continuidad a los votantes de Juntos por el Cambio. Y con la que cerró la trilogía que comenzó el jueves con su mensaje en cadena nacional y este sábado con su discurso en la Plaza de Mayo. En las tres ocasiones, se encargó de minimizar la pesada herencia que le deja al gobierno entrante y de reivindicar su gestión a pesar de los números en rojo de todos los indicadores económicos y sociales.

Macri justificó el endeudamiento contraído con el FMI. "Dos dólares de cada tres fueron para pagar deudas del gobierno anterior, pero el Congreso decidió pagar un presupuesto mayor, aunque después de la crisis del año pasado pudimos reducir el deficit", sostuvo el presidente saliente. Según su opinión, "ahí empezó todo este proceso que se interrumpió de reformas, pero si los hubiéramos llevado a cabo estaríamos disfrutando en forma sustancial de las mejoras económicas", aseguró.

 

 

La entrevista fue grabada en tres encuentros realizados entre junio y noviembre de este año y cierra la serie de productos discursivos diseñados después de la derrota de las PASO. La pieza se extendió por 50 minutos y exhibió a un Macri tranquilo y reposado, donde habló de su padre Franco, los últimos momentos de su vida y el pedido que le hizo a su hijo para que le quitara la vida para sacarlo de la postración en la que estaba por una enfermedad irreversible.

Sin embargo, el tramo más jugoso de la entrevista fue cuando el presidente saliente habló de su futuro político. Si bien ratificó su interés de liderar la oposición al peronismo, aseguró que "hay otras posibilidades de liderazgo". Consideró que "para las ambiciones personales hay tiempo: el 2021 es lejos y el 2023 aun es más lejos, pero espero renovarme, aprender cosas nuevas. Creo que es el secreto mayor de la juventud, lo que no significa que hoy uno pueda definir qué hará de acá al 23. Eso me parece muy lejos", confió.

 

 

Respecto a la posibilidad de que otros referentes de Juntos para el Cambio ocupen su liderazgo, Macri se mostró dispuesto. "Me parece bien que quieran competir para ser quien representa a Juntos por el Cambio. Eso habla de que tenemos dirigentes valiosos, así es que hay tiempo". Aún así insistió en mantener unida a la futura alianza opositora. Llamó a los distintos sectores a mantener "la unidad" y aseguró que se encargará personalmente de evitar las fugas. En sus propias palabras, Macri se encargará de "coordinar" el proceso de unidad de Juntos por el Cambio.

"Me eligieron para que liderase un proceso de cambio en la Argentina y que dejásemos atrás décadas de frustraciones, de enojo, de resignación, y que nos conectásemos con nuestras capacidades, con nuestro compromiso. Empezamos, pero recién empezamos, nisiquiera a mitad de camino, estamos en el camino, este es un proceso que recién comenzó", dijo Macri. "Hay muchas cosas que me pesan y que no están buenas del trabajo. Pero siento que tengo un enorme compromiso, por eso tenemos que seguir", arengó.