X
En plena crisis, el Presidente irrita interlocutores con el Boca-River. El Círculo Rojo parece haberle soltado la mano al jefe de Techint. El riesgo país es CFK mientras un tano pide importados.
Por 29/11/2018 7:41

GERARDO, DANIEL, MAURICIO Y… EL CLÁSICO. Daniel Funes de Rioja, el vice de la Unión Industrial Argentina que el propio Macri eligió para comandar el Business 20 (grupo empresario del G-20), luce agotado. Hace minutos, en el salón del primer piso de la Bolsa de Comercio, dio por clausurada la gestión de los hombres de negocios en ese contexto. El B-20 es una especie de contraparte privada que arma, articula y piensa ideas a la par de los mandatarios del mundo. Funes, también titular de la Cámara Alimenticia Copal, cuenta en ronda con Letra P y otros medios que “el día fue largo”. Les pide a los mozos “una copita de champagne con hielo” mientras charla. Admite haber comido algún que otro canapé, pero confiesa que “está casi en ayunas”, por lo cual es mejor diluir las burbujas en algo de agua. Arrancó el día lo arrancó a la mañana con reuniones y, cerca del mediodía, viajó hasta la Residencia de Olivos junto al representante gremial del B-20, el jefe de UOCRA, Gerardo Martínez. Los recibió el presidente Mauricio Macri para que le cuenten el balance final de la gestión del colectivo empresario. Funes, que admite interesarse poco por el fútbol, cuenta que Macri está “convencido de que el partido se tiene que jugar en Argentina”. Lo discutió con otro hincha xeneize, el propio Martínez. En el entorno del ladrillero contaron a este medio que Macri casi que deslizó que su deseo, además de serle expresado al presidente de River, Rodolfo D´Onofrio, fue casi un pedido al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que minutos después manifestó que la Ciudad quiere reintentar jugarlo. “El Presidente está enardecido” con el partido, contaron una parva de empresarios que pidieron que “se preocupe por los temas reales del país”. El ministro de la Producción, Dante Sica, que fue parte de esa charla, contó algunos detalles del evento, uno en particular que generó ruido por lo inapropiado: detalló que, “a veces, Macri se siente frustrado por cambios que cuestan”.

 

***

 

 

RATTAZZI CUENTA CÓMO LA GANA. En una ronda de conversaciones entre empresarios y periodistas, el ítalo argentino Cristiano Rattazzi, jefe de la FIAT, habla de su sector. Asegura que estamos lejos de tener una crisis como la de 2002, donde se vendieron 89 mil coches. “El año que viene, como muy mal, vamos a vender 600.000, eso es muy bueno”, grafica con medido entusiasmo. “Los podrían vender más baratos, eso sí”, lo chicanea con humor y años de conocimiento el titular de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), Gustavo Weiss. "El Tano” dice, en general, a todo que sí. Reconoce que podrían vender más barato, hasta que alguien le recuerda que siempre flota en la cabeza de los gobiernos abrir más la importación para presionar a los locales. “Yo gano la plata importando, que la abran lo que quieran”, responde, pícaro. Un problema para la compañía: hoy no tiene mercado interno ni exportaciones, menos importados con un dólar a $40.

 

***

 

 

RESPIRAN POR DEJAR DE PONER PLATA. El B20 viajó por el mundo y por Argentina, con el soporte económico de las empresas de los chairman y aquellos inscriptos en las misiones. Las empresas grandes pusieron en un año entre U$S100 mil y U$S150 mil. “Fue en one shot”, contó a Letra P uno de los que desembolsó. Otro que también invirtió se sonrió cuando relató: “Empezamos con un dólar a $20 y terminamos con uno de $40”.

 

***

 

 

PRODUCCIÓN DESCUBRIÓ A BOLIVIA Y PARAGUAY. Mariano Mayer, el secretario Pyme del Ministerio de la Producción, aseguró ante referentes de la empresa Accenture que “hoy Latinoamérica es otra”. Para el Gobierno es particularmente interesante lo que ocurre con dos mercados que el macrismo considera poco convencionales. “Hoy las pymes están mirando a Paraguay y a Bolivia”. Lo dice poco el Gobierno, pero esas dos economías son casi las únicas con números aceptables en el marco de la crisis global. “Están creciendo y están comprando”, confesó.

 

***

 

 

CLAMOR POR NO AGITAR MÁS A CFK. Javier Goñi, de Ledesma y conductor de IDEA, cuenta a Letra P que “es probable que la economía se recupere en abril del 2019 de la mano de la apertura de paritarias y el consumo”. Siempre dispuesto al diálogo, Goñi tiene otras preocupaciones. “Estamos mirando y nos inquieta el Riesgo País”, dice. Considera, además, que la evolución del índice que elabora el JP Morgan es netamente anímico y está vinculado a la política. “No es bueno agitar el fantasma de un regreso de Cristina, no ayuda al clima”, confiesa. En otra ronda, algo parecido dicen Claudio Cesario, titular de la Asociación de Bancos (ABA), y Enrique Cristofani, del Santander Rio. Los empresarios entienden que el Gobierno inició, en octubre de 2017 y tras la confirmación legislativa, un proceso de “pedantería y canchereo” alejado de lo que se esperaba de Cambiemos. Ese fue para el Círculo Rojo un hito negativo que puso al oficialismo en la trampa de agarrase casi exclusivamente de la ex presidenta y su mala imagen.

 

***

 

 

PAOLO SOLO. Martín Berardi, de Ternium, es casi el único hombre de Techint en la Bolsa. A comienzos de semana, el juez Claudio Bonadío procesó a Paolo Rocca, líder del holding del acero, acción que alejó a sus halcones del convite de cierre del B20. Faltó su alfil y dirigente de UIA Luis Betnaza y otros laderos que suelen jugar en la escena pública. Lentos pero a paso firme, los CEOs parecen soltarle la mano al italiano. “Es doloroso, pero la Justicia no puede tener medias tintas”, se entusiasmó un dirigente de UIA, que recordó que “nuestra actividad no puede parar”. El tema flota en el aire de manera sutil. Lo hablan incluso algunos con Laura Alonso, la titular de la Oficina Anticorrupción (OA), que apareció en el evento junto a Sica y el ministro de Modernización, Andrés Ibarra

 

***

 

ASUETO PARA TODOS. Miguel Blanco, de Swiss Medical, relata que dieron asueto desde el mediodía de este jueves a todas las sucursales del microcentro, a sabiendas de que la Ciudad quedará paralizada por el G20. Cesario, de ABA, aclara que habrá algo similar el jueves y el viernes no habrá bancos. Recomiendan los banqueros ir a los cajeros con tiempo.

 

***

 

LA PARITARIA MISTERIOSA. El acuerdo alcanzado por el gremio de Comercio y las cámaras CAME y CAC fue la vedette de la confusión en el B20. Nadie entiende cómo un sector de los más golpeados por la crisis puede pagar el aumento. Un empresario alimenticio reconoció que tiene una parte del acuerdo en Comercio y que, seguramente, pondrá el bono de $5000 como parte de esa paritaria. Algo que también harán los grandes supermercados. “Cuando vi el detalle, casi me caigo de cul... perdón por slang. Pero no entendí y pedí los detalles del acuerdo”, reflejó comerciante de la CAC, que preside Jorge Di Fiori.

 

***

 

“HAY QUE APRETAR A GOBERNADORES E INTENDENTES”. La obsesión por reducir el pago de impuestos estuvo presente en cada charla del B20. Pero ya hay un pelotón de CEOs que está mirando más allá de la negativa de la Nación de dejar de cobrar algunos tributos. “Vamos a tener que empezar a apretar gobernadores e intendentes”, conto un atrevido hombre de negocios. Lo que les reclaman es la reducción de tasas municipales y el histórico Impuesto a los Ingresos Brutos.