X
En Merlo sonó un mensaje espejado al que surgió en la cumbre del PJ federal de Tucumán. Espinoza, Ferraresi y Menéndez abonaron la unidad y advirtieron a la Justicia: "Ojo con tocar a uno solo".
Por 17/10/2018 17:47

"Los prolijitos nos están llevando a la ruina". La frase de Graciela Camaño resonó en el Hipódromo de Tucumán, donde el peronismo federal, agrupado en rechazo a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, celebró el Día de la Lealtad. Como coordinado, o como recogiendo el guante, un mensaje similar tronó en Merlo. "Hay que cuidar las cosas. Vinieron estos, con caritas bonitas, con timbres y globos y nos han destruido", apuntó el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, uno de los oradores del acto por el 17 de Octubre del PJ bonaerense.

"Este gobierno se queja de las cadenas de Cristina, pero eran cadenas de felicidad. Este (Mauricio Macri) cada vez que habla nos saca algo", siguió el intendente. "Pasaron muchas cosas en el país, radicales, golpistas, vende patrias. En todos los gobiernos peronistas, aunque algunos se olviden, nunca nos faltó un plato de comida", completó.

El diputado nacional por el Frente para la Victoria (FPV) Fernando Espinoza, abonó la idea de la unidad que circundó el acto desde principio a fin. "A partir de 2019 el gobierno va a ser de nuevo del pueblo. Que no le quepa dudas a Macri, a (la gobernadora bonaerense, María Eugenia) Vidal y a toda la derecha argentina". "Levantemos la bandera y vayamos todos juntos por la gran unidad nacional. Cómo decía Martín Fierro: 'los hermanos sean unidos...' Hay futuro, hay 2019", continuó.

 

 

Fue el anfitrión, Gustavo Menéndez, quien dobló la apuesta. "La tarea que tenemos por delante es definitoria. El año que viene no se define solo una elección, sino vida o muerte", afirmó. 

"Todos los compañeros, los que se dicen herederos del peronismo, los que fueron a Tucuman, Corrientes, Salta, son todos peronistas y tenemos que entender que los precisamos. Hoy el único responsable de atacar a nuestro pueblo está en la Casa Rosada", agregó. Y dejó un contundente mensaje político al escenario judicial: "Ojo con tocar a uno solo de los compañeros peronistas. Todos sabemos que Cristina y (el diputado del FPV) Máximo (Kirchner) tienen espalda, ojo con Florencia (Kirchner). Estamos mirando".

"Se empieza a expresar una vocación de unidad, son buenos pasos, buenas señales", le dijo a Letra P el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi. En tanto el jefe sindical de los canillitas, Omar Plaini, celebró el hecho de que se produjera este miércoles una multiplicidad de actos de conmemoración del 17 de Octubre (“Me hace recordar la frase de Antonio -Cafiero-: 'Los peronistas parece que nos estamos peleando, pero nos estamos reproduciendo´"), pero advirtió que "el año que viene tendremos que unir todas las fuerzas".   

El de Merlo es uno de los varios actos que se desarrollarán en el país en conmemoración de la histórica movilización obrera en reclamo de la libertad del general Juan Domingo Perón. El objetivo de la dirigencia provincial era mostrar una foto de unidad con la presencia de intendentes de corte peronista y los más cercanos al armado político de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, incluido su hijo, el líder de La Cámpora.

 

 

A diferencia de lo que sucede a nivel nacional, donde la figura de Cristina provoca avales o desaires (en Tucumán, donde convocó el gobernador Manzur y donde viajaron los referentes del peronismo federal Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto, el discurso fue de unidad pero abajo del escenario se aclaraba que el límite seguía siendo CFK y La Cámpora, aunque quedó claro que no Daniel Scioli, presente en el acto), en Buenos Aires el peronismo tiene una cercanía obligada con la actual senadora nacional basada en la alta performance electoral que ha demostrado. Pese a que esta situación no ha logrado amalgamar una posición común, sino esconder viejas rencillas, el acto de este miércoles tenía como objetivo avanzar con la construcción de un espacio unificado.  

El acto de Merlo era comandará el jefe del PJ bonaerense e intendente local, Gustavo Menéndez, acompañado por su vice y jefe comunal de Echeverría, Fernando Gray 

Asisteron figuras de alto perfil como el jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; el ex jefe del partido y ex intendente de La Matanza, el diputado nacional Fernando Espinoza, en representación de su sucesora en el municipio, Verónica Magario, que se menciona como posible candidata a la gobernación y faltó con aviso porque su madre era sometida a una cirugía, y el ex ministro de Economía y actual legislador nacional Axel Kicillof, que camina incesantemente la provincia. 

Estaban los intendentes de la Primera sección que jugaron con Florencio Randazzo en Cumplir en 2017, Gabriel Katopodis (San Martín) y Juan Zabaleta (Hurlingham), y sus pares Ferraresi (Avellaneda), Francisco “Paco” Durañona (Areco), Walter Festa (Moreno), Ariel Sujarchuk (Escobar), Andrés Watson (Florencio Varela), Gustavo Arrieta (Cañuelas), Juan Ustarroz (Mercedes) y Mario Secco (Ensenada), entre otros. También los sindicalistas Roberto Baradel (Suteba) y Omar Plaini (Canillitas).