ENTREVISTA | ROSARIO

Federico Lifschitz: "No tengo en claro hacia dónde va la gestión de Pablo Javkin"

El concejal, aliado de Maximiliano Pullaro, marca gruesas diferencias con el intendente. Situación actual del socialismo y proyección a futuro.

Federico Lifschitz, el hijo del exgobernador de Sante Fe, es –desde hace unos cien días– concejal de Rosario. Tutelado con confianza y hasta afecto por el gobernador Maximiliano Pullaro, es aliado del intendente Pablo Javkin, pero tiene gruesas diferencias con la gestión. En diálogo con Letra P, el socialista dijo no tener “claro” hacia dónde va el Ejecutivo.

-Terminó el 2023, terminó una campaña muy larga, ¿ahora qué?

-Ahora cumplir con cada compromiso que hemos asumido en la campaña. Personalmente puse en agenda la seguridad pública, entendiendo que es la gran prioridad, la gran preocupación de los rosarinos. Eso me llevó también a acompañar a un candidato como Maximiliano Pullaro, que era la persona más preparada, con mayor conocimiento, con la determinación real de combatir al delito y a la delincuencia en mi ciudad. En ese sentido, estamos teniendo un rol muy activo, acompañando cada una de las acciones y medidas que viene llevando adelante el ministro de Seguridad, pero también discutiendo y trabajando desde el Concejo muchas acciones y medidas que nos permitan tener un legislativo y una Municipalidad mucho más activos en el combate contra el delito y la inseguridad.

Unidos en el Concejo

-Unidos demuestra cohesión en Diputados y Senadores de la provincia, ¿el interbloque del Concejo también funciona así?

-Sí, viene funcionando bien. Hay diálogo, se pudo trabajar hasta acá muy bien cada uno de los mensajes del Ejecutivo. Hay matices, diferencias, esas diferencias se discuten, en algunas cosas estamos de acuerdo, en otras no, pero intentamos acompañar a una gestión, que a mi entender le tiene que ir bien, porque si le va bien a la gestión municipal, le va bien a todos los rosarinos. Haremos un enorme esfuerzo por acompañar aquello que creamos positivo, marcando aquello que no creamos que es bueno, e intentando hacerle entender al intendente qué es lo que hay que mejorar.

-Y cuando le quieren hacer entender al intendente alguna cuestión que debería ser revisada, ¿hay una buena recepción desde su parte?

-Bueno, llevamos poquitos días de haber asumido, hasta acá sí. Hasta acá ha habido una buena actitud de parte del Ejecutivo, de escuchar, de entender las distintas miradas. Soy un concejal que está mucho en el territorio, que está cerca de los problemas y me van a encontrar siempre en aquellos lugares donde están los problemas que tenemos que resolver. Intento acercarle cada una de esas inquietudes, reclamos, miradas.

La confianza de Maximiliano Pullaro

-Pullaro lo muestra a usted siempre a su lado, pegado, ¿es la persona de confianza de Pullaro en Rosario?

-Soy una de las personas de confianza de Maxi. Soy parte de un proyecto político que lidera él en el orden provincial, fui su candidato a concejal, tengo una relación que trasciende lo político, una relación personal, pero insisto, soy parte de un proyecto político que lo llevó a él a ser gobernador y a mí concejal.

image.png
Federico Lifschitz, al lado de Maximiliano Pullaro, en un acto oficial en Rosario.

Federico Lifschitz, al lado de Maximiliano Pullaro, en un acto oficial en Rosario.

-¿Es más de confianza que Javkin para el gobernador?

-No hay dudas, fui su candidato en Rosario e insisto, somos parte de una misma propuesta que no fue solo electoral, sino que hoy es un proyecto de gobierno en la provincia de Santa Fe, que tiene muchísimas expectativas en la ciudad de Rosario.

Presente y futuro del socialismo

-¿Cómo evalúa la actualidad del socialismo?

-En el Concejo logramos unificar un bloque que presido yo y vamos a trabajar por un socialismo unido, fortalecido, un socialismo que vuelva a poner en agenda los grandes temas que tiene que discutir esta ciudad. Lo que tiene que discutir hoy el socialismo es un proyecto de ciudad, que se ha perdido porque hoy no está claro hacia dónde vamos o cuál es el rumbo.

-El año pasado compitieron García por un lado, Bonfatti por el otro, usted también por otra línea, ¿se pudo sintetizar algo de eso?

-Sí, hemos trabajado, conversado, el hecho de haber conseguido la unidad del bloque del Concejo, del bloque de Diputados, es un gesto de querer trabajar seriamente por la unidad. Es un Partido Socialista que tiene matices, miradas distintas, que tiene nuevos liderazgos con ambiciones, pero que también tienen ideas que naturalmente quieren promover, pero es un camino que se inicia y será responsabilidad de todos poder darle continuidad.

El plan a futuro de Federico Lifschitz

-¿Su proyecto de trabajo es cuatro años en el Concejo y luego escalar por algo más?

-Decidí ser concejal teniendo otras posibilidades porque creo que es el Concejo el ámbito que me va a permitir tener mayor cercanía con el rosarino, recorrer la ciudad a fondo, entender cuáles son los problemas. Rosario supo ser un modelo por su salud pública, sus espacios públicos, por valores que lograron trascender las fronteras, como la transparencia, la honestidad. Hoy tenemos que volver, volver a creer que es posible que Rosario sea lo que nunca llegó a ser. Rosario venía encaminada a algo más, era visitada por muchos dirigentes políticos de la Argentina, del resto del mundo, insisto, por su modelo de gestión, y eso se quedó a mitad de camino. Tenemos la responsabilidad de darle continuidad, de recuperar un verdadero proyecto para Rosario.

-Pero la prioridad es la seguridad.

-La seguridad hoy es una prioridad, pero también hay muchos otros temas que los rosarinos necesitan discutir. No quiero hacer futurología. Lo que venga va a ser consecuencia del trabajo que uno tiene que hacer, no soy un concejal al que van a encontrar dentro del Concejo, me van a encontrar en los lugares incómodos, donde entiendo que están los verdaderos problemas, por eso estuve en la cárcel de Piñero, por eso estuve cuando se derribaron los primeros bunkers con la ley de microtráfico, por eso estuve en el traslado de presos, porque son reclamos que veníamos teniendo los vecinos de la ciudad.

-Habló de proyectos, ¿no tiene proyecto la gestión actual?

-No está claro. Yo no tengo claro hacia dónde va la gestión, cuál es el rumbo, hacia dónde va la ciudad. Tuvimos una ciudad que supo ser ejemplo en el mundo por su gestión pública, y estaba claro que esa fue la impronta que le dio Hermes Binner a la gestión local, después vino la Rosario de interés turístico, la de las infancias, vino la Rosario que se abrió al río, la de las obras de infraestructura. Que apostaba a la modernidad, a la innovación, al futuro, pero eso hoy no lo veo. Rosario necesita, insisto, por su historia y su pasado, recuperar eso.

La gestión de Pablo Javkin

-¿Cómo evalúa la gestión de Javkin?

-Soy un convencido de que las cosas se pueden hacer mucho mejor y vamos a trabajar para que así sea. Tuvo una primera etapa en la que le tocó atravesar una crisis sanitaria por la pandemia y otra en materia de seguridad, porque hubo un gobierno provincial que no tuvo un verdadero proyecto para Rosario, que la dejó un tanto sola o abandonada. Pero quienes nos presentamos a elecciones no lo hacemos para brindar excusas, sino porque conocemos muy bien el diagnóstico, conocemos la realidad y conocemos, o tenemos real vocación de hacer las cosas mucho mejor y de generar los cambios que sean necesarios. Hoy necesitamos relanzar la gestión municipal y necesitamos hacer las cosas mucho mejor, porque así nos lo demanda Rosario.

-Por último, ¿para qué está Pullaro?

-Para lo que él quiera hacer, es un gran dirigente que tiene la Argentina y eso viene quedando a las claras. Se lo ve hoy como uno de los gobernadores más activos en la Argentina, que supo tomar los temas de agenda, que se ha hecho cargo de aquellos problemas que viene defendiendo de manera muy clara los intereses de Santa Fe, un gobierno muy activo, con equipos, programas y planes de gestión, con gran determinación a la hora de hacer lo que corresponde y no lo que conviene. Muchas veces en política se termina haciendo lo conveniente por sobre lo que corresponde, y Maxi tiene muy en claro que viene a hacer lo que corresponde y lo mejor para cada uno de los santafesinos y santafesinas.

Federico Lifschitz y Maximiliano Pullaro tuvieron su primer acto publico juntos el sábado pasado.
Federico Lifschitz, concejal de Rosario e hijo del exgobernador.

También te puede interesar