NUEVO MAPA POLÍTCO

Sergio Ziliotto se recuesta en intendentes de la oposición para destrabar una Legislatura paralizada

El gobernador de La Pampa necesita leyes clave, pero la oposición le niega el cuórum. Grietas en Juntos por el Cambio y el fuego amigo en el peronismo.

El gobierno peronista de La Pampa navega en aguas turbulentas que nunca en la historia tuvo que atravesar: por primera vez desde el regreso de la democracia la oposición política mantiene paralizada la Legislatura y eso impide que el gobernador Sergio Ziliotto saque un par de leyes clave.

La situación dispara conflictos de alto voltaje: intendencias de Juntos por el Cambio presionan a sus propios bloques para que habiliten los debates, mientras en el peronismo se agita el fuego amigo que mira de reojo hacia 2027.

Desde el ’83 el justicialismo estaba acostumbrado a manejarse con mayorías propias, salvo algunas excepciones puntuales, pero que nunca tensaron tanto la cuerda.

El Grupo A que complica a Sergio Ziliotto

Ziliotto necesita como el agua un par de leyes claves: una que habilita la posibilidad de que la provincia se haga cargo de la obra pública fundamental que abandonó el gobierno de Javier Milei; otra para la aplicación de un “aporte solidario obligatorio” a la riqueza, para nutrir un fondo de atención alimentaria a sectores vulnerables.

La oposición en su conjunto deja las bancas vacías: el radicalismo, el PRO y Comunidad Organizada hicieron causa común y sostienen que en conjunto tienen más representación que el propio oficialismo, por lo que exigen una repartija de comisiones en proporción a ello.

ziloiotto y los partidos.jpg

Como hay 15 bancas oficialistas y 15 opositoras se sabe que el voto de desempate de Alicia Mayoral será clave durante todo el período, pero la carrera ni siquiera pudo arrancar porque nunca se consiguió cuórum. Es la primera vez que ocurre en La Pampa, pese a que hubo un par de períodos en que el peronismo estuvo menos favorecido aún en el reparto de bancas.

"No se quieren sentar a laburar", punzó el jefe del bloque oficialista, Espartaco Marín.

Grietas en la política de La Pampa

Como siempre pasa en política, puede preverse cómo empieza el conflicto, pero no para qué lado dispara. Reinado de las paradojas, la parálisis legislativa genera movimientos encendidos en los dos principales campamentos de la política pampeana.

En Juntos por el Cambio, puntualmente, empieza a sentirse la presión de las intendencias sobre sus legisladores. En los pueblos y ciudades que gobiernan el radicalismo, el PRO o uniones vecinales vinculadas a la alianza, necesitan que salgan las leyes que propuso Ziliotto.

bloques oposicion y oficialismo.jpg

La parálisis de la obra pública estatal que dispuso Milei ya generó en La Pampa al menos 600 despidos. Esos padecimientos terminan golpeando las puertas de las municipalidades: habitantes que no pueden pagar el alquiler, ni comprarle zapatillas a sus hijos o no llegan a fin de mes.

Garantizar la alimentación también se hace cuesta arriba: las intendencias prefieren que esa propuesta tenga cuórum, aunque la oposición vote en contra de lo que considera una nueva carga impositiva. El “aporte solidario obligatorio” incrementa el impuesto a los ingresos brutos de las entidades bancarias y financieras y aumenta el tributo de quienes tienen autos de alta gama o cinco inmuebles urbanos. También rebana una porción de los sueldos estatales más altos.

Sergio Ziliotto aprovecha y tiende puentes

Ziliotto sabe que crece ese descontento que agita le grieta opositora y maneja los tiempos porque tiene el visto bueno de varias intendencias. El primero en ocupar ese andarivel fue el radical Abel Sabarots, de General Acha, la ciudad más importante del sur. Aunque en otro tono, se alineó en ese mismo camino la también radical Agustina García, jefa comunal de la norteña Intendente Alvear, una de las ciudades más ricas de la provincia. La exdiputada gobierna porque Eduardo Pepa, del PRO, tuvo que pedir licencia por cuestiones de salud.

Otros intendentes importantes enrolados en la oposición, como Gustavo Salvadori, de Ingeniero Luiggi, y Leonel Monsalve, de Colonia 25 de Mayo, hicieron planteos parecidos. Los reclamos para que diputados y diputadas al menos den cuórum resuenan sobre todo en el norte: hubo planteos formales desde Quemú Quemú, Embajador Martini, Parera y Mauricio Mayer.

El oficialismo saca provecho de los ruidos y de la simpatía con que la oposición pampeana mira a Milei. Se arriman al fogón del PJ pampeano intendencias que en mayo habían llegado al municipio en representación de otros sellos: Graciela López, de Catriló; Ariel Marchisio, de Metileo; y Mario Rebolledo, de Puelén, abandonaron Comunidad Organizada; Marcelo Borgn, de La Humada, se alejó de Juntos por el Cambio.

Fuego amigo y fantasmas del peronismo

Con todo, de las grietas no se salva nadie. Al PJ le crece su propia interna y sus actores no dejan de mirar de reojo hacia 2027. Ziliotto no tiene reelección posible para esa fecha y eso pone en el radar la sucesión.

El gobierno se queja por lo bajo de que las intendencias ultravernistas no levantan la voz para fustigar a la oposición que no da cuórum. Esos municipios son los más alineados con el exgobernador Carlos Verna, que está distanciado de la política activa, pero nunca ausente. La intendenta más importante de ese espacio es Fernanda Alonso, que gobierna la segunda ciudad de la provincia, General Pico, y está anotada en la carrera para 2027.

El ultravernismo tiene, además, la vicegobernación y cinco bancas legislativas. En las últimas horas el PRO salió a chicanear: “Que Ziliotto acomode la tropa”, dijo el diputado macrista Lucas Lazaric y contó que en la Legislatura en realidad no se sesiona porque la interna del PJ impide un acuerdo.

Los fantasmas del fuego amigo convocan recuerdos intensos: entre 2011 y 2015 el ultravernismo le copó la Legislatura al entonces gobernador Oscar Mario Jorge, también peronista pero alineado con Cristina Fernández de Kirchner, y le puso constantes palos en la rueda a su gestión.

Sergio Ziliotto, gobernador de La Pampa, dio este viernes el mensaje legislativo: fustigó el desprecio de Milei por el federalismo (gentileza www.radiokermes.com)
Ley ómnibus XS: para Sergio Ziliotto es el mismo perro con el mismo collar.

También te puede interesar