APERTURA DE SESIONES

El ¿último? #1M de Fernández: narrativa propia sin relanzamiento electoral

El Presidente escribe en Olivos el discurso que dará ante la Asamblea Legislativa. Reivindicará su gestión, pero no hablará de candidaturas. Habrá reencuentro público con Cristina Kirchner.

En la quietud de la Quinta de Olivos, acompañado por unos pocos colaboradores, Alberto Fernández afina el discurso que dará este miércoles ante la Asamblea Legislativa. Será el último de su primer – y tal vez único – mandato presidencial, y lo usará para hacer una fuerte reivindicación de su gestión, sin anuncios sobre sus planes electorales, pero con un mensaje de futuro.

La edición 2023 tendrá sus particularidades: Fernández trabaja solo en el discurso, con sugerencias de algunos colaboradores, sobre los datos que recogieron la Secretaría General de la Presidencia, a cargo de Julio Vitobello y la Jefatura de Gabinete, que comanda desde hace dos semanas Agustín Rossi. El santafesino se empapó en los últimos días de los detalles de la gestión, que conoce al dedillo el vicejefe de Gabinete y hombre de confianza del mandatario, Juan Manuel Olmos.

Antes jefe de asesores presidencial, Olmos también suele tener injerencia en la verisón final de los discursos presidenciales, al igual que Santiago Cafiero. De gira por Bangladesh y la India, el Canciller no estará el miércoles en el Congreso y le entregó el viernes a Fernández sus aportes para el mensaje. En Olivos, el Jefe de Estado trabajó el texto este martes también junto a la portavoz Gabriela Cerruti, después del acto en el que participó en Morón junto al gobernador Axel Kicillof.

Aunque en la previa se especulaba con que Fernández podía aprovechar la oportunidad para dar señales concretas sobre su eventual candidatura presidencial, frente a presiones de sectores del oficialismo que le reclaman una pronta definición, Cafiero adelantó este martes que no ocurrirá eso. “Estoy convencido de que el Presidente no va a usar un instituto tan importante para la democracia argentina como es la apertura de sesiones para hacer una cuestión electoral ni partidaria”, dijo el funcionario desde Bangladesh, en diálogo con radio Provincia.

Cafiero.jpg

La versión se había instalado con mayor fuerza a partir de la aparición, en las últimas horas, de carteles del espacio “A23” en las inmediaciones del Congreso. Los afiches llevan la leyenda “Alberto 2023. Por lo que hicimos y por lo que falta hacer”, en obvia alusión a la reelección presidencial.

Aun sin hablar de candidaturas, Fernández tomará el espíritu del eslogan de los afiches para su mensaje. Hará una fuerte reivindicación a su gestión, con el eje en materia de inversiones, renegociación de deuda, obra pública, construcción de viviendas, aumento de exportaciones, indicadores macroeconómicos positivos y también con menciones a un futuro que entiende como promisorio, con proyectos estratégicos para la Argentina, como la construcción del gasoducto Néstor Kirchner y las posibilidades de crecimiento a partir de la exploración de nuevas energías, como el hidrógeno verde, y de la explotación del litio. “Confío en que el discurso del Presidente va a ser esperanzador, con el que venzamos el desánimo”, dijo Cafiero.

La apertura de sesiones será, además, el evento que organizará el reencuentro público de Fernández con Cristina Fernández de Kirchner, que ya confirmó su asistencia. El Presidente y la vice compartieron por última vez un acto el 3 de junio de 2022, en la celebración por los 100 años de YPF. Después, se vieron en privado el 2 de septiembre, tras el intento de homicidio perpetrado contra la exmandataria. Desde entonces, la comunicación fue tensa, esporádica y se mantuvo vía Telegram.

Según pudo saber Letra P, Fernández tampoco tendría previsto hablar en su discurso sobre la “proscripción” de la vicepresidenta, que agita el cristinismo. El Presidente planteó en la reunión que se celebró el 16 de febrero en la sede nacional del Partido Justicialista (PJ) que hay que insistir sobre “la inocencia” de su excompañera de fórmula. En el documento final que se difundió aquella madrugada, el Frente de Todos llamó a “disponer las acciones necesarias para impedir la proscripción de la compañera vicepresidenta”. El miércoles, las cámaras transmitirán en vivo el estado de la relación del binomio presidencial, mientras el FdT navega en aguas turbulentas en la discusión por las candidaturas 2023.

En el Congreso se espera, además, la presencia los cuatro integrantes de la Corte Suprema de Justicia. Pese a la tensión que atraviesa la relación por el pedido de juicio político que impulsa el Gobierno, la Casa Rosada invitó formalmente a Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Carlos Rosenkrantz al evento. En el Ejecutivo creen que será difícil que los magistrados peguen el faltazo, cuando se dará inicio a un nuevo período de sesiones ordinarias del Congreso, el año en que la Argentina celebra 40 años de democracia.

el protocolo para el reencuentro de alberto fernandez y cristina kirchner
Axel Kicillof y Julio Alak, oradores en un curso de formación política

También te puede interesar