03|8|2022

La UCR de Tucumán juega a pleno con Morales de cara a 2023

02 de junio de 2022

02 de junio de 2022

El radicalismo de la provincia más poblada del norte apuesta al jujeño en la puja presidenciable con Manes. El peso en la región. Renovación, un punto débil.

TUCUMÁN (Corresponsalía) La Convención Nacional de la Unión Cívica Radical (UCR) en La Plata, además de ungir a Gastón Manes como presidente de ese órgano partidario, sirvió para aclarar los tantos y ubicar en la lista de largada a dos precandidatos de peso que aspiran a llegar a la Presidencia en 2023: el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y el diputado y científico Facundo Manes. Desde ese día, en las provincias se instaló el debate en la dirigencia y en la militancia sobre a quién dar su apoyo. En Tucumán, todo indica que la dirigencia se inclinará por apoyar al gobernador jujeño y presidente del partido, de acuerdo a un sondeo de Letra P.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El pasado 22 de abril Morales estuvo en Tucumán para la asunción del diputado nacional y exintendente de Concepción Roberto Sánchez en la presidencia de la UCR local. Ese respaldo no es menor porque lo que pretenden ambos es recuperar al radicalismo tucumano por necesidades mutuas. El primero sabe que requiere de los votos partidarios tucumanos si tiene que competir en una interna en las primarias para definir la candidatura a la Casa Rosada; mientras que el segundo necesita del jujeño para cuando se dirima en la mesa nacional de Juntos por el Cambio (JxC) quién se quedará con la candidatura a la gobernación por la oposición en Tucumán. "Este es mi único objetivo, por eso renuncié a mi cargo de intendente para hacer la histórica elección de noviembre del año pasado que vamos a mejorar el año que viene", señaló Sánchez a Letra P.

 

Con todo, consultado sobre la disputa nacional que se viene entre Morales y Manes, el jefe del radicalismo tucumano no dio por cerrada la grilla. "Además de ellos entiendo que también hay más precandidatos, como el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, y el senador mendocino Alfredo Cornejo, entre otros", dijo. En su preferencia por Morales, dejó abierta una puerta a otros escenarios. "Gerardo es un hombre de partido. Si ve que Manes llega mejor posicionado al momento de  las definiciones es casi seguro que hasta lo ayudará para que prevalezca el consenso", especuló.

 

Con el foco puesto en la provincia, Sánchez consideró que de todos modos "falta aún mucho tiempo, más de un año, y antes hay muchas cosas para definir en el ámbito local. Por ejemplo, en los próximos días recién estaremos normalizando las juntas departamentales de las ciudades de Lules, La Cocha, Monteros, Tafí Viejo y Concepción".

 

Para el exdiputado y senador nacional tucumano José Cano, quien tiene un lugar en la mesa chica del radicalismo nacional, no hay dudas que la fórmula para que la oposición vuelva a ser gobierno en 2023 debe ser encabezada por Morales. "Estuvo en el Congreso, tiene experiencia de gestión y los números de la recuperación de Jujuy son incontrastables. Es un militante comprometido con el partido y es fuerte en el interior del país, sobre todo, en las provincias del norte", expresó. De todos modos, advirtió que esa fórmula debería complementarse con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aunque no descartó la candidatura a vicepresidenta representando al PRO de la exministra de Seguridad Patricia Bullrich. "Con cualquiera de esos binomios tendríamos posibilidades reales de llegar a la Casa Rosada", dijo en diálogo con Letra P.

 

Un dirigente de confianza del intendente de Yerba Buena, Mariano Campero, referente radical en un municipio en el que la oposición cosechó en las últimas elecciones un caudal de votos importante, aseveró que el jefe municipal volverá a jugar en equipo con Sánchez, como lo vienen haciendo desde hace dos años. Por ello, no descarta que le dará su apoyo a Morales. En esa misma dirección, los legisladores provinciales José Ascárate y José María Canelada, que compartieron con Cano algunas visitas de Morales a Tucumán, también forman parte del colectivo de dirigentes que quieren al jujeño en la Casa Rosada. Distinto es el caso del intendente radical de Bella Vista, Sebastián Salazar, que optó por el silencio y mantiene diferencias con la conducción de la UCR tucumana.

 

De todos modos, para un militante de mil batallas de la UCR tucumana con ascendencia en uno de los espacios que integra la conducción local, no alcanza con tener experiencia, estructura y el apoyo de la dirigencia. "No hay dudas de que Morales tiene espaldas para reunir en una foto a referentes radicales de todo tipo", sostuvo, pero opinó que esa cualidad no es condición suficiente para ser candidato a Presidente y abrió un interrogante acerca de las expectativas del electorado respecto de los comicios presidenciales del año próximo. "La sociedad pide referentes nuevos, que oxigenen la política y el gobernador jujeño no expresa precisamente una renovación. Manes sí es lo nuevo de la política argentina. Además, Jujuy no tiene peso electoral que gravite a nivel nacional. Si hacemos historia, vale recordar que en su momento un joven Raúl Alfonsín enfrentó nada menos que a Ricardo Balbín hasta que pudo llegar a la Presidencia en 1983".