27|9|2022

El Señor de los Alivios: Massa se quedó otra vez con el anuncio de Ganancias

27 de mayo de 2022

27 de mayo de 2022

También participó Guzmán, pero el titular de Diputados se llevó la foto principal. Ni presión ni extorsión. La decisión, "del Presidente". American style.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, volvió a quedarse con el rédito de un aumento -a 280.792 pesos, esta vez- del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias y la exclusión del aguinaldo del alcance de ese gravamen, una medida del Gobierno que impacta de manera favorable en una porción -la de mayores ingresos- de la clase media, el sector con el que se jacta de tener el mejor diálogo en la coalición peronista.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Después de presionar al ministro de Economía, Martín Guzmán, para que adelantara esa medida, incluso bajo amenaza de impulsarla por su cuenta en el Congreso, Massa fue el protagonista estelar de un anuncio que iba a compartir con el jefe de Hacienda y con el presidente Alberto Fernández. Guzmán abrió la conferencia con detalles técnicos, pero la cerró Massa, que apareció, además, respaldado por la cúpula de la CGT: entraron en cuadro los cosecretarios generales de la central obrera, Héctor Daer, Pablo Moyano y Carlos Acuña, que participaron de una reunión previa con el Presidente y le dieron soporte sindical a la jugada. Daer destacó la "posición del compañero Massa", "no de ahora, de siempre". 

 

Massa se preocupó por negar todo lo que hizo en las últimas semanas. Aseguró que no "presionó" ni "extorsionó" ni "apretó" a Guzmán para que tomara las medidas que terminó tomando. "No se trata de que gana uno u otro; acá ganaron los trabajadores. Debatir y discutir soluciones depara resolver soluciones; no es malo ni pelea", abundó. De todos modos, dijo varias veces que la decisión de atender sus reclamos fue "del presidente de la Nación", o sea, no del ministro de Economía.

 

No es la primera vez que Massa, que tiene aspiraciones presidenciales aunque las pisa por el momento a la espera de mayores certezas en el tablero electoral del oficialismo, lleva agua para su molino con el impuesto que grava los salarios. Es su caballito de batalla, con el que se presenta ante el electorado, además de como el Señor Clase Media, como el Seños de los Alivios.

 

Justamente, las aspiraciones presidenciales de Massa explican la pulseada que el tigrense viene manteniendo con Guzmán, como explicó Letra P

 

American way

Se conoce: los Estados Unidos son la debilidad del exintendente de Tigre. Este viernes, para el anuncio de los cambios en el impuesto a las Ganancias, a Massa le armaron una escenografía que remite a las tradiciones estadounidenses de las conferencias de prensa: Massa habló desde las escalinatas de la Casa Rosada que dan a la calle Rivadavia, como suelen hacerlo representantes del Congreso norteamericano en las escaleras del Capitolio.

 

La puesta en escena acaso no tenga razones tan pintorescas y tenga más que ver con marcar diferencias. Massa ya no es jefe de Gabinete, cargo que ocupó durante la primera presidencia de Cristina Fernández, sino el presidente de la Cámara de Diputados.