22|6|2022

El kirchnerismo presentó un proyecto para crear un salario básico universal

10 de mayo de 2022

10 de mayo de 2022

Los movimientos sociales avanzan para generar una "prestación monetaria mensual no contributiva". Respaldo de La Cámpora y ¿nueva grieta oficialista?.

En el marco de la interna que atraviesa el Frente de Todos, diputados de ese espacio político presentaron este martes un proyecto de ley para establecer un Salario Básico Universal (SBU) que garantice la protección social de todos los trabajadores y "elimine la indigencia".

 

La presentación de la iniciativa estuvo a cargo del diputado Itai Hagman, su par Natalia Zaracho, Leonardo Grosso y Federico Fagioli. Dichas bancas son cercanas al dirigente social de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), Juan Grabois, mientras que Grosso es uno de los hombres del Movimiento Evita. Además, el acto contó con la presencia del presidente del bloque oficialista, Germán Martínez, y la presidenta de Unidad Ciudadana en el Senado, Juliana Di Tullio.

 

Según Hagman, el proyecto busca “eliminar la indigencia y valorizar las tareas que el mercado laboral no valora” y detalló que podría abarcar a casi nueve millones de personas. En este sentido, el proyecto establece que el salario universal funcionaría como una “prestación monetaria mensual no contributiva y de alcance nacional” destinada la masa laboral de “bajos ingresos”. "Será otorgado a las personas que se encuentren desocupadas; se desempeñen en la economía informal; se encuentren inscriptas en la categoría 'A' del Régimen Simplificado de Pequeños Contribuyentes o se encuentren inscriptas en el Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente", enumera la iniciativa.

 

La medida llega en momentos en los que el modelo económico del oficialismo sufre uno de sus peores momentos a raíz de las críticas del kirchnerismo al rumbo liderado por el ministro del área, Martín Guzmán. El viernes, desde Chaco, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner criticó la gestión de uno de los hombres de mayor confianza del Presidente y aseguró que el país vive un momento histórico en el cual hay “trabajadores en relación de dependencia pobres”. Es en este punto que surge dicha iniciativa ya que busca garantizar un ingreso fijo mensual sin la necesidad de realizar una contraprestación. En la previa, la misma no lograría el apoyo del propio Guzmán, quien reiteró durante los últimos días que la Casa Rosada debe enfrentar el desafío de reducir el gasto público para afrontar la crisis económica y el pago de la deuda externa al Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

De todas maneras, Martínez, el líder del oficialismo en la Cámara de Diputados, sostuvo que “las propuestas siempre enriquecen el debate” y que la misma se enmarca dentro del discurso del Presidente “sobre la producción y el trabajo”. "Por más que traten de encasillarnos, somos todos integrantes del FdT: venimos con trayectorias diferentes pero es importante que cada uno pueda hacer su aporte y escucharnos respetuosamente”, agregó.

 

Quien también se sumó a este debate es el ministro de Desarrollo de la Comunidad de Buenos Aires, Andrés Larroque, quien, a través de Twitter, celebró la presentación y manifestó que se ubica “en la dirección correcta” porque propone “garantizar un piso de derechos en el ingreso de los compatriotas que más dificultades atraviesan”. Durante los últimos días Larroque fue uno de los líderes de La Cámpora que más atacó al Presidente y a Guzmán, al asegurar, por ejemplo, que “lo que no puede pasar es que el jefe de la coalición sea el ministro de Economía”, una persona que, disparó, “nadie votó”.

 

A pesar de que el proyecto recién fue presentado este martes y que su futuro legislativo es una incógnita, especialmente a partir del rechazo que podrá generar en los sectores más duros de la oposición, suma un nuevo ladrillo a la pared que cada día separa más a la coalición gobernante.