28|1|2023

El pressing del intendentismo se hizo sentir en el roscódromo radical cordobés

23 de abril de 2022

23 de abril de 2022

En el inicio de la cumbre de la UCR en Villa Giardino reclamaron una silla en la mesa chica. Gambeta al personalismo y expectativa por la llegada de Morales.

CÓRDOBA (Corresponsalía) El pedido de una “oportuna reforma política” que equilibre la representación en la mesa en la que se toman las decisiones partidarias con la incorporación de dirigentes municipales y comunales fue uno de los planteos que, tal como se preveía, apareció este viernes en la primera jornada del encuentro de la UCR cordobesa en Villa Giardino. Allí, el radicalismo mediterráneo comenzó a encaminar el consenso con el objetivo puesto en una serie de definiciones partidarias que se pondrán en juego en la interna de Juntos por el Cambio (JxC) de cara a las elecciones del año próximo.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El cónclave que contó con una gran participación de dirigentes de toda la provincia comenzó este viernes y se extenderá hasta la tarde de este sábado, cuando el titular nacional del partido, Gerardo Morales, haga uso de la palabra ante correligionarios y correligionarias del centro del país.

 

La bienvenida estuvo a cargo del intendente de Villa Giardino, Omar Ferreyra, la titular de la Juventud Radical provincial, Constanza Córdoba Acosta, y del presidente del Comité Central de Córdoba, Marcos Carasso. Luego, la dirigencia boinablanca comenzó a trabajar sobre diferentes ejes temáticos (Salud Pública y Privada, Educación, Empleo, Desarrollo Productivo, Seguridad y Justicia) que derivaron en el debate político que cerró la agenda del primer día del encuentro. Allí se reafirmó la idea de un partido opositor a la administración del gobernador Juan Schiaretti que se dispone a disputarle el poder a Hacemos por Córdoba, revitalizando a JxC como la herramienta necesaria para tal fin. "De ninguna manera un acercamiento nacional con Schiaretti puede interferir en la provincia, del mismo modo que no hay posibilidades de erosionar JxC en el proceso hacia 2023", sintetizó uno de los referentes radicales a Letra P sobre el cierre del debate que se extendió hasta pasadas las 22.

 

El titular del Comité provincial, Marcos Carasso, en la apertura del encuentro anual en Villa Giardino

Con la presencia de las principales figuras provinciales, las exposiciones coincidieron en la necesidad de “no repetir” la división que en 2019 permitió la reelección de Schiaretti, haciendo hincapié en la unidad del partido para poder dar una doble batalla, en la interna de la alianza y en la pelea por la gobernación. “Lo importante es pensar una agenda de gobierno”, destacó uno de los referentes consultados por Letra P que, como la mayoría de quienes asistieron, esquivó las definiciones sobre nombres propios.

 

Con fuertes críticas a la administración peronista, el encuentro puso una mayor atención en lo concerniente a los armados locales que a la realidad nacional, que tendrá un mayor desarrollo en la jornada de este sábado a partir de la participación del director de la consultora Poliarquía, Eduardo Fidanza, y del propio Morales. En ese marco, los jefes y las jefas locales pusieron de manifiesto su pedido. “La experiencia de gobierno que hemos alcanzado a lo largo de todos estos años nos brinda el derecho a solicitar mayor participación en la toma de decisiones políticas de nuestro centenario partido”, dicen en la nota elevada al congreso en la que solicitan la incorporación de representantes del Foro de Intendentes en la mesa de decisiones del Comité Central de la provincia.

 

Más allá de la estructura del Foro que nuclea a la mayor cantidad de municipios y comunas conducidas por la UCR, otro de los documentos puestos en común considera que "la experiencia de gobierno y los triunfos electorales conseguidos dan la autoridad de reclamar una mayor participación en las decisiones políticas” y en los espacios en los que “se definan estrategias políticas y marcos de alianzas o frentes” y “las candidaturas a cargos electivos provinciales y nacionales”. Al  mismo tiempo, exigen formar parte “de los equipos que elaboren proyectos y programas de gobierno que se vayan a proponer como plataforma” y “de las estructuras de gobierno partidario, como un estamento, con voz y voto”.

 

Más allá de la coyuntura, un dato histórico pareciera darle la razón al reclamo: exceptuando la experiencia de Ramón Mestre (h) en 2019, desde 1983 ningún dirigente radical cordobés saltó de una intendencia a la fórmula para disputar el Ejecutivo provincial. Solo el caso del riocuartense Antonio Benigno Rins, que siendo intendente disputó la vicegobernación en 2007, podría mencionarse como una excepción. Con un detalle, acompañó en la fórmula a Luis Juez, que en aquella ocasión enfrentó a la UCR.

 

El reclamo del intendentismo también se da en el marco de un debate no saldado entre las jefaturas municipales y comunales, que ya ha recibido la negativa pública de buena parte de la dirigencia radical con representación parlamentaria: la posibilidad de habilitar una nueva reelección para quienes hayan cumplido dos mandatos o más. Aunque no ocupó parte central del debate, la controversia también fue expuesta en documentos y exposiciones.

 

En la previa del almuerzo, este sábado se pondrá en común el documento final que precederá a las palabras de Morales. El jujeño es el plato fuerte de un encuentro en el que un sector lo mira con cierto recelo por sus charlas con Schiaretti y por los elogios vertidos hacia el gobernador, pero también con cierta expectativa. En una entrevista concedida a La Voz, previa a su llegada a Córdoba, el presidente del radicalismo afirmó que Rodrigo de Loredo, que se sumará este sábado al debate, "tiene que ser el candidato de la Unión Cívica Radical” en la provincia en 2023.